Aprende inglés para ver Juego de Tronos en VO

Paseaba distraído por el pueblo cuando un cartel me llamó la atención. Tanto, que tuve que pararme a hacerle una foto. Anunciaba la próxima apertura de una academia de idiomas, y la parte central llevaba esta frase: “Anímate y así podrás ver en versión original el final de Game of Thrones”.

¡Vaya! A eso le llamo yo un “claim” interesante… Siempre se dice, desde una perspectiva de marketing, que hay que centrarse en vender los beneficios más que las características. A las personas no se nos engancha por lo racional, si no por lo aspiracional. “Si utilizas este desodorante las mujeres caerán rendidas a tus pies”, que diría el otro.

En el aprendizaje no es diferente. Cuando nos decidimos a “comprar” un aprendizaje (y no necesariamente nos va a costar dinero, pero seguro que sí nos va a costar esfuerzo y dedicación) es importante tener un banderín de enganche, una visión (“el quinto elemento” al que me refiero en el modelo Skillopment) que nos ayude. Esa ayuda no es solo para dar el primer paso (p.j. “tomar la decisión de apuntarme a una academia”) sino sobre todo para lo que viene después: el esfuerzo, el no dispersarse, el aguantar los momentos más aburridos o incómodos… y sostener todo eso a largo plazo.

Ya he contado en alguna ocasión mi (muy corta) aventura aprendiendo chino. El día que dije “pues venga, a aprender chino”, lo rápido que busqué un método… y lo rápido que lo abandoné. Reflexionando a posteriori me di cuenta de que lo que me había faltado, sobre todo, era un “para qué” concreto e ilusionante. No había nada en mi vida que hiciese que “aprender chino” fuese casi un imperativo. No era un “must”, si acaso un “nice to have”. Y sin ello, la motivación desaparece rápidamente.

Yo no sé si “ver Juego de Tronos en versión original” me serviría a mí como enganche para aprender inglés. Pero me comentaba Jaime en twitter que para él “ver Star Trek y leer juegos de rol” fue lo que le llevó a lanzarse a ese camino. No sería el primero que aprendió inglés para poder entender las canciones de sus artistas favoritos.

El caso es que cada uno tenemos que buscar lo que nos llama a nosotros, aquella motivación que hace más doloroso el “no aprender” que el “aprender”. Si la encontramos, aprenderemos con el viento a favor; no sin esfuerzo, pero sí con un impulso impagable. Y si no somos capaces de encontrarlo, o si lo dejamos en un deseo difuso y voluntarioso… lo acabaremos pagando más pronto que tarde.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

2 comentarios en “Aprende inglés para ver Juego de Tronos en VO

  1. Buenos días Raúl:
    Me ha gustado tu reflexión. En el caso de los idiomas se evidencia muy bien su utilidad como medios para otros fines: ocio en versión original, aspiraciones profesionales, enterarse antes de las cosas (normalmente las cosas “pasan antes en inglés”), etc.
    Me has hecho recordar cuando hace ya 10 años viví la dulce recompensa de muchos años de estudiar inglés. En verano salió el último libro de Harry Potter y yo pude comprarlo y leerlo al día siguiente del lanzamiento. Muchos de mis amigos tuvieron que esperar a la traducción que no salió hasta las navidades.
    Un saludo,
    Cristina

  2. Tienes razón, Cristina, en que con los idiomas hay enganches más evidentes; y aun así, a mucha gente le cuesta encontrarlos (a lo sumo se queda en “me irá bien en mi carrera profesional” genérico). Cada día tengo más claro que aprender algo tiene que ir enlazado a una finalidad concreta, una aplicación práctica que sea la que “tire” de nosotros. Y que encontrar ese “algo” es parte fundamental del proceso…

    ¡Gracias por tu comentario!

Deja un comentario