Vacaciones de verdad

Este año, vacaciones con todas las letras. Ni trabacaciones ni puñetas. Los dos últimos años, las vacaciones de verano han sido más extrañas de lo que solía ser habitual. Donde antes había una desconexión total (al salir por la puerta de la oficina, todos los asuntos laborales se quedaban allí), estos dos últimos años ha habido temas de los que preocuparse: en 2006 con el cambio de trabajo, los blogs de eBay y de Cienladrillos recién puestos en marcha, la preventa de NH, la coordinación de El Blog Salmón y mi propia contribución como editor. En 2007 a todo lo anterior se sumaba el blog de Fox, los cinco blogs de NH… cosas que seguían funcionando aunque yo no estuviera, y que me “preocupaban” (¿estará yendo todo bien? ¿me llamará alguien por estos temas?), que me obligaban a llevarme la oficina portátil y que me impedían desconectar adecuadamente.

Este año no. Este año, una vez finiquitado el tema de Actibva, no hay nada concreto en el horizonte. No hay tareas que hacer, responsabilidades de las que estar pendiente. Desde luego, vacaciones sin ordenador. Si incluso me he planteado llevarme un móvil viejo, sin conexión a internet ni gaitas… pero bueno, me llevaré mi k780i para echar un ojillo relajado al correo, echar algún twitt deslabazado y publicar alguna cosilla en formato “foto comentada”.

Y a pasar unos días agradables con la familia, lejos del ordenador, y lejos de la rutina cotidiana. A dejar que los pensamientos fluyan y a llenarse de energías para un nuevo curso muy interesante.



Desde 2004 comparto en este blog (¡ahora también en podcast y en youtube!) ideas, reflexiones y herramientas que te ayudan a tener una vida más efectiva y equilibrada. ¿Quieres saber más?

¡Empieza por aquí!

Y, si te suscribes, te enviaré gratis las 8 habilidades transversales esenciales para tu carrera profesional... ¡y para tu vida!

6 comentarios en “Vacaciones de verdad”

Deja un comentario