Cagarla en público

Decepción pública

Son las imágenes de la decepción. España perdió por un punto, en los últimos segundos, la final del Eurobasket ante Rusia. Una lástima, sobre todo por las expectativas que todos teníamos, pero “el fútbol es así” y en el deporte se gana y se pierde.

Todo se ha dicho ya sobre este partido, sobre la selección… pero a mí hay un apunte que me gustaría rescatar. Y son las imágenes de tremenda decepción entre los jugadores españoles al terminar el partido. La habían cagado, y lo sabían. Tan cerca que pudieron tocarlo con los dedos, y se lo dejaron escapar. Por errores propios, además. En esos momentos imagino que sólo tenían ganas de meterse en el vestuario a rumiar la derrota. Y sin embargo… ahí se quedaron. En la pista. Rodeados de gente. Rodeados de cámaras. Rodeados de micrófonos. Sabiendo que sus imágenes daban la vuelta al mundo. Y me dieron mucha pena…

Todos la cagamos a diario. En nuestro trabajo, en nuestra vida personal… hay días, momentos, en los que las cosas no salen como queremos. Y en esos momentos, lo que queremos es que nos trague la tierra, retirarnos apesadumbrados a un rincón, no hablar con nadie y que nadie nos hable. Lamernos las heridas, que es uno de los actos más íntimos y para los que más necesaria es la privacidad.

¿Os imagináis si, cuando tenemos uno de esos momentos, nos viniesen a enfocar con cámaras, a meternos la alcachofa en el morro, tuviésemos que atender a la prensa? ¿Os imagináis que al día siguiente nuestra cara de decepción y de amargura saliese en portada de todos los medios?

Si, ya sé, son profesionales, ganan mucha pasta, se benefician del cariño del público en las maduras y tienen que poner la cara en las duras. Pero no dejan de ser personas… y pasar un mal trago en la plaza pública, a la vista de todos, debe ser bastante difícil.



Desde 2004 comparto en este blog (¡ahora también en podcast y en youtube!) ideas, reflexiones y herramientas que te ayudan a tener una vida más efectiva y equilibrada. ¿Quieres saber más?

¡Empieza por aquí!

Y, si te suscribes, te enviaré gratis las 8 habilidades transversales esenciales para tu carrera profesional... ¡y para tu vida!

0 comentarios en “Cagarla en público”

  1. Viendo los medios creo que se esta haciendo una tragedia innecesaria de esto. Si llegas a una final la puedes ganar o perder (aunque suene a perogrullo). Tengo la sensación de que parece que pensamos que los rivales no juegan o no tienen posibilades o que solo estan para hacernos mas grandes. Tenemos una gran selección dentro y fuera del campo, y eso nos va dar la posibilidad de estar en muchas finales y no hacer las risa (como en el futbol) pero nadie lo gana todo siempre.
    Por lo demás… Aupa España¡

  2. Yo disfruto mucho con este equipo. Los juegos de atenas, el mundial, este eurobasket. No siempre se puede ganar. Me dio pena verlos en el podio pasandolo mal. Pena relativa, porque ser subcampeones es un logro, pero había la ilusión de ganar. La frase “tierra trágame” se pensó para ocasiones como esta ¿no?

Deja un comentario