Un trabajo «sorprendentemente bueno»

La semana pasada me v� atrapado en una ola de trabajo intenso que me impidi� prestar atenci�n a casi ninguna otra cosa. No me las voy a dar de superm�n, s� que hay gente que vive en una ola as� de forma permanente, pero reconozco que no es mi caso: suelo disponer de tiempo suficiente para al menos escribir un post de vez en cuando, aunque sea de madrugada. Pero la semana pasada no pudo ser.

El caso es que, inmerso en esa ola, me «cagu� en el cliente» varias veces (obviamente, en voz bajita y cuando s�lo estaba yo frente a mi ordenador), m�s que nada porque esta ola era perfectamente evitable si se hubiesen cumplido por su parte los «tempos» acordados. Y si encima tenemos en cuenta mi situaci�n de interinidad… pues cenar en la oficina y volver de madrugada se lleva con menos �nimos a�n.

Pero hete aqu� que, presentado el trabajo al cliente, he recibido magn�ficas cr�ticas. «Sorprendentemente bueno», «esto es lo que nos hac�a falta», «no puedo por menos que felicitaros». Y all� que se van todos mis malos humores… qu� le vamos a hacer, soy de esos «tontolabas» a quienes con una palmadita en la espalda le dejan m�s ancho que largo. Cosas del ego, supongo. Pero oye, cuando un cliente tiene raz�n, hay que d�rsela… :)

En todo caso, no creo que sea demasiado bueno ser tan sensible a los halagos. Uno tiene que tratar de ser objetivo con uno mismo (vaya, qu� cosa m�s dif�cil, �no?) y confiar en el criterio de los dem�s, s� (siempre descontando las posibles intenciones que puedan existir detr�s), pero no abandonar nunca la autoreflexi�n mesurada: que las cosas no suelen ser blancas ni negras, y ni uno es tan bueno cuando todo son alharajas alharacas ni tan malo cuando todo son palos.

PD.- Un amigo repelente me indica que alharajas no existe, que he debido mezclar alharacas y lisonjas. Si es que uno no puede ser bueno en todo… :P



Desde 2004 comparto en este blog (¡ahora también en podcast y en youtube!) ideas, reflexiones y herramientas que te ayudan a tener una vida más efectiva y equilibrada. ¿Quieres saber más?

¡Empieza por aquí!

Y, si te suscribes, te enviaré gratis las 8 habilidades transversales esenciales para tu carrera profesional... ¡y para tu vida!

0 comentarios en “Un trabajo «sorprendentemente bueno»”

  1. La percepci�n de lo que es bueno o malo siempre tiene un punto de subjetividad.

    Pero se puede ser bueno y conformarse, o se puede aspirar a ser excelente, que implica no conformarse nunca con lo que se tiene, y pensar que todo se puede mejorar.

    De todas formas siempre se agradecen las palmaditas en la espalda cuando se ha hecho un esfuerzo importante y ha dado resultados.

Deja un comentario