Siete reflexiones y una caldera estropeada

Escribo esto con tres capas de ropa encima. El viernes por la noche la caldera de casa empezó a dejar de funcionar correctamente (al principio; se encendía pero se apagaba al cabo de unos segundos), y del todo por la mañana (ya ni se encendía). Han pasado tres noches de frío castellano y aquí estoy, … Seguir leyendo