Una mañana en Peñaranda de Duero

Peñaranda de Duero

Hace un par de semanas dedicamos la mañana del sábado a visitar Peñaranda de Duero. Es algo (lo de hacer miniexcursiones por los alrededores) que queremos ir haciendo con más frecuencia. Y es que muchas veces parece que sólo en vacaciones se puede hacer “turismo”, cuando en realidad hay muchos sitios que merecen mucho la pena en un entorno muy cercano.

Peñaranda de Duero es un pueblo medieval, dominado por el castillo que está en lo alto de una peña. El castillo es realmente bonito, y su torre del homenaje recientemente restaurada alberga un “Centro de Interpretación” con una entretenida exposición que cuenta detalles tanto de la construcción como de la vida en estas fortalezas. Las vistas desde lo alto de la torre son espléndidas, ya que permiten vislumbrar el horizonte por los cuatro puntos cardinales. Yendo con el peque no da para entretenerse mucho con los detalles de la exposición, pero a primera vista daba la impresión de ser un repaso bastante completo, entretenido y bien montado.

Abajo, en el pueblo, destaca la plaza rodeada por la iglesia de Santa Ana y el Palacio de los Avellaneda, en la que se eleva el “rollo jurisdiccional” (ver documento en pdf). Nos tomamos un refresco bajo los soportales de la Posada Ducal (que tiene pinta además de ser un sitio la mar de chulo para alojarse), y realmente estando en la plaza parece que se transporte uno en el tiempo.

La mañana no nos dio para mucho más y nos dejamos algunas cosas por ver (no entramos al Palacio, ni vimos su afamada botica) pero sí lo suficiente como para descubrir un pueblo realmente atractivo y agradable, al que merecerá la pena volver con más calma.

Aquí hay algo más de información sobre Peñaranda de Duero. También podéis ver el set de fotos de Peñaranda de Duero que hicimos aquella mañana, o más fotos del pueblo en flickr.

Contenido relacionado:

  • No hay contenido relacionado
Continue Reading