Discreción ante todo

Sin duda, la discreción es un valor muy a tener en cuenta:

Nunca hables en sitios públicos de cuestiones profesionales. Siempre hay más gente de la que imaginas escuchando y siempre puede ser quien menos tiene que oírlo. No se me ha olvidado nunca.

Yuki