Cerrando la etapa de Actibva

Desde diciembre pasado he estado involucrado en el proyecto de Actibva. Hoy hemos puesto en producción una nueva funcionalidad, un “juego de bolsa” (ya sabéis: comprar acciones, vender acciones, y ver quién obtiene mejores rentabilidades), y con esto se completa (al margen de que haya que estabilizar la plataforma, ver si nos hemos dejado algo y corregir algún bug que se puedan haber escapado) el plan inicial de desarrollos previstos para este proyecto.

Y con ello, termina también mi involucración en el proyecto. Cuando hablé con Julio la idea inicial era impulsar esta primera fase de desarrollos y, después, plantearnos mi continuidad (con otras condiciones) en los meses posteriores (llamémosle fase de “mantenimiento”). Lo cierto es que ni siquiera hemos llegado a hablar de “condiciones”; hace unas semanas le comenté a Julio que no veía mi continuidad en el proyecto, y pusimos en marcha el proceso para hacer que mi salida tuviese el menor impacto posible; a partir de ahora, será Martín Fernández el que tome mi relevo.

El motivo principal es el mismo que me llevó a renunciar a mis labores de “responsable de servicios a empresas” en WSL hace unos meses. Una vez que los proyectos pasan la fase de definición (donde fundamentalmente se aportan las ideas, donde se conceptualiza) y entran en una fase de estabilidad (incluso antes, en la fase de desarrollo donde eres un malabarista), la labor del responsable del proyecto es menos estimulante: hay mucho de control, de rutina, de “peleítas”… Creo que por mis características, lo que puedo aportar en esta fase es mucho menos que en la primera. Algo que también ocurre a la inversa; lo que me puede aportar a mí el proyecto en esta fase también cambia. Así que mejor dejarlo aquí que prolongar la colaboración; parafraseándome, “antes de que la rutina me venza, a otra cosa”.

Creo que Actibva tiene un buen futuro por delante. Hemos trabajado duro para, en pocos meses, poner en marcha el barco. Sin duda, hay espacio para mejorar y para incorporar cosas nuevas; y sobre todo, para conseguir formar a su alrededor una comunidad sólida y estable. Estoy seguro de que sus responsables, tanto en BBVA como en WSL, conseguirán llevar este barco a buen puerto.

Yo, a partir de ahora, paso a “usuario raso”.



VDCTV008 – Evento Actibva

Como ya comentaba el otro día, aproveché el Evento Actibva para generar material para un nuevo episodio de mi videoblog. Aquí está el resultado. Como la descripción del evento Actibva ya la hice el otro día, no la repito.



En el evento Actibva: invertir en tiempos de incertidumbre

Esta tarde he estado en el evento que Actibva había convocado en la Bolsa de Madrid, bautizado “Invertir en tiempos de incertidumbre“. Y la verdad es que me ha dejado un buen sabor de boca.

A ver, vaya por delante que era una charla sobre el mundo financiero. Es decir, un tanto “densa”, vamos, que si no estabas un poco puesto en la materia podía haber aburrido al más pintado. Pero para el perfil de asistente creo que ha estado bien: a mí me ha retrotraído a mi etapa universitaria (me licencié en Administración y Dirección de Empresas… especialidad Finanzas).

El “mix” de la charla ha estado bien acotado. Antonio Sáiz Eslava ha hecho un repaso de la actual situación económica desde una perspectiva macro, en un tono creo que bastante didáctico, hablando sobre las principales características de la situación, sus causas y las expectativas que tienen para su evolución. Victoria Torras Muñoz ha dado un repaso a algunas recomendaciones de inversión basadas en el análisis técnico (pero en mercados muy amplios, nada de comprar acciones del Ibex: divisas, mercados internacionales, índices, etc.). Y Carmen Martín Manjón ha hecho un repaso de algunas alternativas de inversión quizás menos conocidas como son los warrants, las opciones y los futuros o los ETF’s.

De “postre”, hemos podido dar una vueltecita guiada por el edificio de la Bolsa, incluído el célebre “parquet” (por cierto, curiosa la inspiración masónica del edificio).

En fin, que creo que ha salido un evento bastante majete, espero que a la gente le haya gustado y que quieran repetir!

Actualización: publicado video del Evento Actibva



Invertir en tiempos de incertidumbre

Éste es el título de una charla-debate-coloquio que estamos organizando desde Actibva. Se celebrará el próximo jueves 19 de junio por la terde en el edificio de la Bolsa de Madrid, y es un evento gratuito (pero requiere inscripción previa, por temas de aforo y seguridad).

Creo que el planteamiento de la charla es adecuado para los tiempos que corren. Recuerdo que en el 98-99 no hubiera hecho falta esta charla. Con “compra Terra” estaba todo arreglado. Dicen los aficionados al mar que con malas condiciones es cuando se conoce al buen navegante, y sin duda ahora estamos viviendo una mala época económica en la que no viene mal tratar de buscar resquicios para encontrar la rentabilidad (o, cuanto menos, no perderla)

Pues eso, que si os apetece el tema, por allí nos vemos.



Presentacion BBVA

Presentacion de Actibva y Blogbook en Madrid

Actualización post-evento: bueno, pues como no podía ser de otra manera con tan buenos mimbres, el “sarao” estuvo estupendo. Mucha gente de las “habituales”, mucha gente a la que conocía “virtualmente” pero a la que nunca había saludado en persona, y algunos “desconocidos” a los que tuve ocasión de conocer. Charleta agradable, como siempre; algún “anzuelo” lanzado (que uno tiene que ir pensando en el futuro :) ), y mis 9 ejemplares del blogbook (bueno, 8, que uno se lo quedó Julio). ¡Salgo en un libro!.

La presentación en sí pues bueno, una presentación; siendo proyectos ya conocidos, no contaron nada nuevo. “Qué buenos somos, estamos encantados de habernos conocido”… al fin y al cabo, cuando se hace un evento es para eso, ¿no?. Eso sí, tuvieron la amabilidad de hacerlo cortito y al grano, que es algo que siempre se agradece.



Sarao a costa del BBVA

Esta tarde toca “sarao blogueril”. En la sede del BBVA se presentan una serie de iniciativas en las que ellos tienen “arte y parte”, y de las cuales yo también soy partícipe: como uno de los autores del Blogbook (¡por fin tendré mis ejemplares!) y como “parte liante” de Actibva. Con la blogosferaBBVA, que también aparecerá en el sarao, no tengo nada que ver :).

Me apetece bastante, la verdad. Va a haber mucha gente conocida y mucha gente por conocer. Espero que la parte de “autobombo” no sea demasiado aturullante y que podamos disfrutar un ratito de socializar, que es lo que apetece!

Si alguno está tambíen entre los invitados, nos vemos.



¿Es posible una comunidad independiente alrededor de una marca?

Planteaba esta interesante cuestión ayer Juan Luis en los comentarios sobre el lanzamiento de Actibva: “Creo que justamente el valor de una comunidad lo da la libertad y la imparcialidad. Y dudo que en un sitio de estas caracteristicas esto se pueda dar, por razones obvias.”

Entonces… ¿no es posible libertad e imparcialidad con una marca de por medio? Mi sensación es que sí, que sí es posible. No hablo de Actibva (aunque creo que hay buenos “mimbres”, pero el movimiento se demuestra andando), sino en genérico. ¿Por qué no va a ser posible? Lo que sí estoy de acuerdo es en que será más difícil, principalmente, por dos motivos.

El primero son los prejuicios. “Como hay marca, hay parcialidad, no hay independencia”. Hay mucha gente que tiene esta concepción previa, y entonces harán que la carga de la prueba recaiga sobre la propia marca. “Mientras no se demuestre lo contrario, es parcial”. Y quien tiene este prejuicio, tiende a ver signos de parcialidad por cualquier sitio: el propio Juan Luis lo manifestaba cuando decía que “los banners publicitarios son de la marca”. ¿Eso es un signo de parcialidad? A mí no me lo parece (si esos banners estuvieran en cualquier otra web… ¿sospecharíamos? ¿cualquier sitio con publicidad es sospechoso de manipular su contenido? Bueno, en realidad sí hay un sector que opina así…), pero para el que ya está convencido de ello es una prueba irrefutable. Y así con más cosas (p.j. si aparece una noticia relacionada con la marca… ¿no puede estar ahí por méritos propios? ¿está ahí únicamente por el oscuro deseo de manipular a los lectores?); quien está predispuesto a ver pruebas manifiestas de manipulación, las encuentra en cualquier detalle.

Y el segundo, obviamente, es la propia marca/empresa. Es muy difícil construir y financiar un sitio, y asumir la pérdida del control sobre él. No es la forma en la que tradicionalmente se han comportado las empresas, habituadas al “ordeno y mando” en sus procesos de relación con el usuario. ¿Cómo voy a estar pagando por un sitio en el que no aparece mi marca? ¿Cómo voy a estar pagando por un sitio en el que me critican? ¿Cómo voy a dejar que hablen bien de mis competidores en mi casa? Todas éstas, y alguna más, son preguntas que se hace alguien, más pronto o más tarde, dentro de la empresa; incluso cuando el proyecto se pone en marcha con la mejor de las voluntades y el espíritu más “deportivo” del mundo, cuando estas situaciones se dan en realidad es cuando hay que demostrar efectivamente que la apuesta por la independencia y la imparcialidad es seria.

Así que, volviendo a la pregunta original, ¿es posible crear una comunidad independiente alrededor de una marca? Mi respuesta sería que sí, si la empresa es capaz de dominar sus impulsos “primarios” (y creo que cada vez hay más gente en empresas que entiende que las cosas deben ser así, aunque eso no quita para que siga habiendo quienes lo vivan con mucho nerviosismo o simplemente no lo asuman). Por eso creo que debemos dejar a un lado los prejuicios y hacer las valoraciones sobre lo que vemos, sin adoptar un plus de susceptibilidad por el hecho de que haya una empresa detrás. De hecho, personalmente tiendo a confiar más en una iniciativa en la que claramente hay una empresa detrás (incluso descontándole un cierto sesgo corporativista) que en otras iniciativas “con apariencia de imparcialidad” en las que luego resulta que hay intereses ocultos. Me siento más engañado en el segundo caso que en el primero; al primero se le ve venir, al segundo… regular.



Bueno, entonces… ¿cómo se come lo de Actibva?

Sí, sí, lo sé. Quienes hayáis leído el post anterior sobre el lanzamiento de Actibva y leyéseis hace unos seis meses y pico éste otro, pensaréis que os habéis perdido algo. ¿No dijiste que dejabas de ser el responsable de servicios a empresas de WSL? ¿Cómo es que ahora resulta que has estado liderando el proyecto más grande del área de servicios a empresas de WSL? Soy consciente de la inconsistencia.

Pero volvamos al pasado… antes de verano tomo la decisión de que, por distintos motivos, no quiero seguir siendo el responsable de servicios a empresas de WSL. Lo comento con Julio, todo ok, y decidimos continuar hasta que haya alguien que me releve. Eso sucede en septiembre, llega Esteban, hago traspaso de papeles, y me voy, como quien dice, “a mi casa”.

La idea era disfrutar un poco el tiempo libre, ir tanteando posibilidades y replanteándome qué hacer en los próximos x años. Mientras tanto, ocupaba un poco mis días (y rellenaba en parte los bolsillos) blogueando más intensamente, en El Blog Salmón, Vaya Tele, el blog de Fox, el blog hipotecario, también me apunté al de Pymesyempresas… vamos, que con eso ocupaba medio día, sin presión ninguna, a modo de “periodo sabático” mientras esperaba a que en mi cabeza se acabase “apareciendo” mi futuro.

El caso es que un par de días antes de navidad me llamó Julio. Que había un proyecto (yo ya sabía que estaban “cocinándolo”, aunque no había estado en la fase de “preventa”) que había salido. Que teniendo en cuenta el volumen necesitaban un jefe de proyecto, y que habían pensado que igual (a pesar de los motivos que me llevaron a dejarlo meses antes) me encajaba. Conocía la casa, conocía al cliente (a la empresa y al interlocutor), conocía el rollo “2.0”… vamos, que a ellos también les venía bien, pese a mis “áreas de mejora” (que yo le expuse abiertamente tanto en el momento de marchar, igual que se las reiteré en este momento), contar conmigo porque ya tenían un trecho andado, en un proyecto con fechas bastante apretadas.

Le pedí un par de días para darle una respuesta. En ese contexto escribí mi post sobre la zona de confort. Por un lado, algo me decía que no era muy coherente aceptar hacer algo que era esencialmente lo mismo (gestionar la puesta en marcha de un proyecto con WSL) que era a lo que había renunciado (de forma bastante meditada) pocos meses antes. Por otro lado, también es cierto que se habían pasado esos meses sin que en mi cabeza se hubiese alumbrado, mágicamente, mi futuro. Y empecé a dudar, quizás había sido un “cobarde” o un “comodón” por haber renunciado a algo simplemente porque no me sentía del todo cómodo, quizás tenía que “salir de mi zona de confort” para aprender a dominar esas facetas en las que me sentía inseguro. Y bueno, también hay dinero de por medio, claro. Así que al final, entre unas cosas y otras, dije que sí.

Y en esas he andado estos casi cuatro últimos meses, gestionando el día a día de un proyecto bastante ambicioso para un gran cliente. Obviamente, siendo el ámbito en el que era y la necesidad de mantener una cierta discreción respecto al proyecto, no he sido muy explícito en cuanto a mi dedicación. Pero ahora que ya está en el aire, ya se puede contar. De momento, eso es en lo que he estado estos últimos meses, y en lo que probablemente siga durante otros cuantos más (hacemos una primera versión con unas funcionalidades, pero se van a desarrollar más en los próximos meses y aunque no está del todo cerrado lo lógico es que siga vinculado al proyecto).

¿Y después? Pues qué se yo. Volveré a donde estaba hace unos meses, a “buscarme a mí mismo”. Valoraré estos meses en global y volveré a hacerme la pregunta de si esto es lo que quiero o si es esto lo que mejor me encaja.

En realidad, esto de colaborar durante x meses en un proyecto, o ser “asesor/consultor” de alguna iniciativa, o incluso desarrollar algún proyecto propio, es lo que me gusta. Picotear aquí y allá. Conocer cosas distintas, gente distinta, sectores distintos… y antes de que la rutina me venza, a otra cosa. Por eso escribí lo de que me gusta la consultoría; llegar, dar mi veredicto, y salir antes de verme envuelto en las “incomodidades” del día a día.

El problema es que eso, como “carrera profesional”, es un poco etéreo. Suena bonito lo de enganchar proyectos, pero los proyectos no llegan solos. Y siendo un “llanero solitario”, no tienes la cobertura de una empresa (al menos psicológica; porque todos sabemos que las empresas dan muy poquita cobertura hoy en día, y que te puedes ver en la calle tan fácilmente o más estando en una empresa). Pero creo que, por mi carácter, por mis habilidades y mis debilidades, es lo que más me pega.

Como veis, la vida no es un camino que avanza siguiendo una linea recta siguiendo un camino. Ya lo dijo Machado:

Caminante son tus huellas
el camino nada más;
caminante no hay camino
se hace camino al andar.
[…]
¿Para que llamar caminos
A los surcos del azar…?



Actibva.com

Bueno, pues por fin se abrió el telón. Hoy se ha puesto online Actibva.com, la web de finanzas que impulsa el BBVA y que ha desarrollado Weblogs SL, y que es el proyecto “secreto” (aunque más que secreto, siempre dije que era “discreto”) que me ha tenido ocupado estos últimos meses.

Actibva es un espacio que pretende atraer a todos los interesados en el mundo del ahorro, la inversión y las finanzas. Además, intentando que sea “para todos los públicos”. Hemos tratado de integrar bastantes funcionalidades (un blog, unas guías, los estudios del BBVA, un agregador de noticias de prensa, un “meneame” de noticias para que los usuarios suban sus noticias… y más cosas que irán cayendo en los próximos meses) para dar una visión lo más abierta y completa posible a este mundo de las finanzas.

Obviamente, gestionar un proyecto de estas características no es fácil. Ya en principio es un proyecto complejo, que va mucho más allá de “hacer un blog”. Más funcionalidades a desarrollar, un diseño más difícil de encajar… A esto hay que añadirle un gran cliente como es BBVA, que también tiene sus condicionantes: la presión del tiempo, mucha gente aportando sus puntos de vista, las complejidades de tratar con varios departamentos y varios niveles organizativos que no siempre están alineados…

Pero bueno, llegó la fecha acordada y conseguimos ponerlo a andar. Ahora, claro, queda la parte más difícil; conseguir que guste y que “florezca” la comunidad entorno a Actibva, que es lo que hará que tenga gracia. Si no, mal negocio habremos hecho.

Turno de agradecimientos; a Julio por pensar en mí para llevar este proyecto, a José Antonio por ser un estupendo interlocutor, a Klaas, Javier, Inma y todo el equipo técnico por sus muchos esfuerzos para sacar adelante las cosas en tiempo y forma, a Veerle por haber conseguido encajar todo el diseño a pesar de las dificultades inherentes y añadidas, a Jesús y José por su contribución para dotar Actibva de contenidos interesantes… en fin, a todos los que han permitido que hayamos llegado hasta aquí… y lo que te rondaré morena.

PD .- “¿Cómo? ¿No habías dejado Weblogs SL? ¿Pero entonces, esto como se come….?” Sí, sí, lo sé, es una incoherencia “espacio-temporal” para quienes sigáis mi trayectoria en los últimos meses. Lo explico luego en otro post :)