Lo que a mí me gusta en realidad es… vagabundear

Leyendo el comentario de Eduardo en el anterior post, se me ha venido a la memoria este auténtico mito: “El pupitre de atrás” cantado por Alaska en La Bola de Cristal (también está la versión cantada por Loquillo).

Lo que a mí me gusta en realidad es, es, es… es vagabundeaaaaar…

Contenido relacionado:

Continue Reading

Accidente aéreo de LEGO

Hoy estaba paseando por El Corte Inglés de Castellana (en Madrid) y me he encontrado con esto en el escaparate…

Lego accidente aéreo

Es lo que parece: un aeropuerto de LEGO en el que se muestra un avión accidentado partido por la mitad en medio de la pista, rodeado de policías, bomberos…

No sé si es que tengo yo la sensibilidad un poco alta o qué, pero me ha parecido de un gusto discutible y un tacto inexistente la forma de presentar la escena, teniendo en cuenta que este verano se produjo en Barajas una de las peores catástrofes aéreas en España. ¿A quién se le habrá ocurrido la genial idea? No sé, igual os parece una exageración por mi parte, pero creo que no es un detalle que hable muy bien de la marca “El Corte Inglés” (e, indirectamente aunque no tengan nada que ver con el asunto, tampoco de “LEGO”).

Contenido relacionado:

Continue Reading

Timelapse Madrid

Qué chulo. Este montaje de Timelapses.TV con la ciudad de Madrid como protagonista tiene momentos realmente espectaculares.

El Time Lapse es una técnica consistente en unir imágenes tomadas a intervalos de tiempo, consiguiendo un video que va “a saltos” (cuando el movimiento del objeto en la vida real es normal) o que permite ver movimientos que a simple vista son muy lentos (como las nubes evolucionando en el cielo). Y que genera efectos así de atractivos. Tengo que probar a ver si algún día me pongo a hacer uno…

Se lo he visto a Javier en sus “enlazes

Contenido relacionado:

Continue Reading

¿Prohibido fumar? ¡Me la suda!

prohibido fumar

Ésta foto está tomada el pasado domingo, en el intercambiador de Avenida de América en Madrid, mientras esperaba mi autobús para volver a Aranda. Para quien no lo conozca, el intercambiador es un complejo subterráneo donde confluyen varias líneas de metro, líneas de autobuses de cercanías y líneas de autobuses de largo recorrido. Recalco lo de “subterráneo”: hasta tres pisos por debajo del nivel del suelo. ¿Ventilación? No es mala (teniendo en cuenta el volumen de vehículos que circulan por ahí se puede respirar) pero es artificial. Es, en definitiva, un espacio cerrado en el que está prohibido fumar. Algo que se recuerda con indicadores en cada columna… y en cada papelera. Y ya veis. Alguien decidió que la señal de prohibido fumar era para todos menos para él, y tuvo los santos cojones de fumarse un cigarro y echar la ceniza y la colilla encima de la propia señalización.

Qué rabia. Qué gentuza. Ojo, no estoy diciendo “los fumadores son gentuza”, ni mucho menos. Éste en concreto sí lo era. Pero si por casualidad no fumase, sería gentuza igualmente: si tuviera un perro dejaría las cacas en las aceras; si tuviera un coche se saltaría los semáforos en rojo o iría a 100 km/h por la ciudad, o dando luces a 180 por carretera pegado al culo del de delante, o ciego de alcohol y drogas; es el que pone la música a todo trapo a las 5 de la mañana, el que entra a mear en tu portal, el que deja el condón usado en la playa, el que deja el bosque lleno de basura cuando va de merendola, el que…

Gentuza que no es capaz de respetar las mínimas normas de comportamiento y de convivencia social. Y no estamos hablando de convencionalismos sociales o de ser “políticamente correctos”. Se trata de respetar, aunque sea mínimamente, a los demás.

Contenido relacionado:

Continue Reading

¡Es una bruja!

Ya he recurrido alguna vez a este fragmento de “Los caballeros de la mesa cuadrada (y sus locos seguidores)“, película imprescindible de los Monty Python. Pero es que me encanta.

“¡Es una bruja!”. Me acuerdo de ello cada vez que alguien, basándose en sus prejuicios, es capaz de elaborar los argumentos más peregrinos (que ellos elevan a la categoría de “lógica aplastante”) para “demostrar” que, efectivamente, tienen razón.

Contenido relacionado:

Continue Reading

¡Hazlo tú!

Éste es un video del programa de Buenafuente en su etapa en Antena 3. En él aparece con David Mecha, la parodia que hizo Edu Soto al nadador David Meca (conocido por sus retos deportivos-espectáculo cuando menos peculiares).

La parodia del personaje consistía en presentarle como un tipo bastante “flipao” que abordaba retos ridículos como si fueran siempre la mayor hazaña del género humano. En este video, a partir del minuto 1:45, Buenafuente le dice: “Tengo entendido que vas a hacer la travesía más corta que se ha hecho jamás”. Y prosigue “con todo el respeto no parece una cosa muy difícil…” Y entonces es cuando replica David Mecha indignado con su soniquete… ¡HAZLO TÚ! ¡HAZLO TÚ!

El otro día, en la discusión sobre eventos blogosféricos, no pude evitar acordarme de este personaje tras las respuestas de Octavio (éste y éste) y Juan Luis (éste y éste). “¡Hazlo tú!”

Aunque doy por sentado que nadie lo entenderá así, y especialmente los aludidos, pero para evitar malos entendidos: ni estoy diciendo que Octavio o Juan Luis sean unos “flipaos”, ni que los retos que abordan son “ridículos”. Simplemente, que la reacción defensiva ante la crítica me recordó la parodia: cuando lo que hice fue expresar en voz alta una reflexión creo que cuando menos pertinente (y a tenor de los comentarios, compartida por unos cuantos), parte de la reacción (no toda: hubo argumentos muy cabales) fue “menos criticar y más hacer”.

Y eso es algo con lo que yo no estoy de acuerdo, ni en esta ocasión ni en ninguna: el mero hecho de hacer no debe eximir de la crítica (no vale recoger sólo los halagos y los aplausos; a esos no se les dice “menos aplaudir y más hacer”), y para hacer crítica tampoco es condición sinequanon el “haber hecho” (es como esos cineastas que descalifican a sus críticos diciendo que son unos “directores frustrados”, que “nunca se han puesto detrás de una cámara y no saben lo que es eso”… y así se evitan entrar en el contenido de la crítica).

Hoy mismo hablaba con una persona, que me decía que percibía cierto “apaleamiento” cuando se criticaban las iniciativas 2.0 de algunas empresas. Que quizás no era bueno, porque así se asustaba a las empresas (“y para esto no lo vuelvo a intentar”), y que quizás era mejor simplemente ignorar las malas prácticas, premiar las buenas y en todo caso aplaudir el mero hecho de intentarlo.

Pues qué queréis que os diga, no lo veo. Vale, el intentarlo merece un cierto reconocimiento. Pero cuando uno sale a la palestra, tiene que saber que va a haber críticas buenas, malas y regulares. Y las críticas malas hay que escucharlas igual que las buenas, valorarlas (no siendo que vayan a tener algo de razón; igual no la tienen, pero eso sólo se puede decidir una vez las has procesado) y procurar sacar algo positivo de ellas.

Contenido relacionado:

Continue Reading

En buena dirección

¡Viven! fue un libro (posteriormente llevado al cine) que recrea el accidente aéreo sufrido en 1972 en los Andes y la posterior odisea que permitió a 16 personas salir vivas semanas después por sus propios medios, cuando ya se les había dado por muertos.

En la película, hay una escena que me impactó. Sucede cuando dos de los supervivientes han iniciado el camino para buscar, por su propio pie, una salida. Después de ascender penosamente una montaña, Parrado (el personaje interpretado por Ethan Hawke en la película) llega a la cima y se queda extasiado mirando al horizonte. Se vuelve con una sonrisa en la cara y le dice a su compañero “ven, tienes que ver esto, es maravilloso”. Todo hace pensar que ha visto un pueblo, alguna traza de civilización. Sin embargo, cuando su compañero llega a la cima, lo que ve es una sucesión interminable de montañas, igual que la que acaban de superar, hasta donde se pierde la vista.

Piensa, lógicamente, que se ha vuelto loco. Pero Parrado le dice que no, que a pesar de lo que ven sus ojos, tiene el convencimiento profundo de que están en el buen camino, y que van a conseguir su objetivo. Unos días después, tras haber seguido su camino por un valle, los dos expedicionarios llegan a contactar con unos lugareños y consiguen poner en marcha la operación de rescate de sus compañeros.

Ese convencimiento total y absoluto de estar en el camino correcto, de saber que vas a conseguir tu objetivo aunque aparentemente todo está en contra, me resulta tremendamente inspirador y se parece bastante a las sensaciones que tengo últimamente.

Foto | Totoro!

Contenido relacionado:

Continue Reading

El universo gira alrededor del mundo

Qué bonito este “time-lapse” (video hecho a partir de fotografías tomadas a intervalos de tiempo) en el que se ve cómo la galaxia va girando alrededor del mundo… ya, ya sé que en realidad es la tierra la que da la vuelta (parece increible, ¿verdad?), pero el efecto es verdaderamente espectacular.

Lo he visto en Fotografía Microsiervos

Contenido relacionado:

  • No hay contenido relacionado
Continue Reading