[Vídeo] Mi primer vídeo en Youtube

A principios de año me preguntaba si “haría un videoblog en 2017“, y durante unos cuantos párrafos me dedicaba a pensar en voz alta. ¿Tiene sentido? ¿No tiene sentido?

Bueno, pues como suelo comentar mucho con Alfonso Romay, nadie tiene la respuesta. Hay unos grados de incertidumbre que siempre van a estar ahí, y que no se van a despejar nada más que probando. “Demasiada gente se queda bloqueada esperando a que alguien más sabio le muestre el camino, pero no hay camino”. Ya lo decía Machado, se hace camino al andar.

Así que ahí voy, con mi primer vídeo en Youtube.

¿Por qué ahora? Pues la cosa es que estaba preparando una versión online del curso “Aprende mejor”. Escribiendo el guión, etc. Y cuando intentaba visualizarme grabando los recursos en vídeo… uf, me costaba un mundo. Siempre me he sentido incómodo delante de la cámara. No me gusta cómo me veo, no me gusta cómo sueno, me siento bastante… ridículo. Y eso, claro, es una barrera importante si quieres producir un curso online.

En mi libro sobre aprendizaje eficaz dedico todo un capítulo a hablar sobre esa sensación de incomodidad del que está desarrollando una habilidad. Esos momentos iniciales donde te sientes torpe, vulnerable, plenamente consciente de tu incompetencia. Y lo difícil que es enfrentar esas sensaciones, aguantar el tirón y sobreponerse para empezar a mejorar. Difícil, desagradable… pero imprescindible. Así que decidí que, en vez de rehuir esa sensación (como posiblemente he hecho en el pasado), esta vez me iba a aplicar mi propia medicina. ¿Quieres desarrollar esta habilidad? Pues hala, de cabeza fuera de la zona de confort.

Otro de los puntos del libro hace mención a la importancia de “poner en marcha un proyecto práctico” en el que puedas aplicar esa habilidad que estás desarrollando. Por eso, en vez de hacer mis pinitos “en privado”, he decidido volcarlos en el canal de Youtube, un medio que me “obligue”, que tire de mí. Y al final, una parte importante de “superar la sensación de ridículo” tiene que ver con exponerse, con que otros te vean. Así que dos pájaros de un tiro.

La verdad es que, una vez tomada la decisión, luego el proceso está siendo menos “doloroso” de lo que pensaba. Sí, me sigo encontrando incómodo; y sí, tengo cierta aprensión respecto a “qué pensará la gente”. Pero es lo que tiene la zona de “inconfort”… mientras la conquistas.

PD.- ¿Cuáles son mis planes con el canal en Youtube? Pues tal y como lo visualizo, será un complemento al blog. Si me lees habitualmente ya sabes de qué palo voy, los temas que trato… aunque también imagino que poco a poco iré explorando contenidos más adaptados al vídeo… iremos viendo :)

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

4 comentarios en “[Vídeo] Mi primer vídeo en Youtube

  1. Enhorabuena por tu primer video. Muy honroso para un novato.

    Duda existencial: ¿cuánto tiempo te ha llevado armar el guión, la producción y postproducción necesaria de un video como éste?

  2. Enhorabuena, he pasado un buen rato oyéndote; los toques de humor ayudan mucho a no cerrar el vídeo antes de terminar.
    Por supuesto, hice “like”, me he suscrito y he activado las notificaciones para que me avise con cada nuevo vídeo.

  3. Pues a ver, Jaime… así a ojo de buen cubero:
    * En la preparación la verdad es que no mucho. Sí hice un esbozo de ideas que quería contar, no me veía cómodo escribiendo “palabra por palabra” el guión… pero luego a la hora de la grabación había momentos en los que sí echaba de menos tenerlo más mascado (algunas frases las tuve que grabar varias veces, porque me metía en jardines que con un guión más cerrado no pasaría)

    * En la producción: poco. ¿20 minutos igual entre todo? Un vídeo largo con el contenido principal (con algunos fragmentos en formato “empezar, equivocarme, volverlo a hacer” dentro de la misma toma), y luego otro para meter algún chascarrillo.

    * En la postproducción: ¿un par de horas? Aparte de que tuve un problema con la orientación de uno de los vídeos (lo que me obligó a reprocesarlo), luego es el momento de escucharlo todo, de ir “cortando-pegando”… exportar el vídeo, subirlo… crear la carátula…

Deja un comentario