Especialización y paquetización, ¿hora de caerse del guindo?

La semana pasada tuve un par de conversaciones que me hicieron reflexionar, no sin cierto pesar.

Por un lado, en la conversación con David López él puso mucho énfasis en diferenciarse mediante la especialización, “yo soy esto”. Y en buscar nichos y explotarlos.

Por otra parte, tomando una caña con un antiguo compañero, me contaba que estaba a punto de licenciar unos productos de formación “muy bien armados”. Estuve echando un vistazo y era el típico curso sobre comunicación, trabajo en equipo, etc, etc… con un lacito, una marca, una “metodología patentada”. “Al final, es lo que te está demandando el mercado, nadie quiere que les hagas cosas a medida si no que les vengas con un producto”.

Especialización. Paquetización. Así es como llegas al mercado.

Llevo años resistiéndome a esas ideas. Defendiendo que ser generalista es un valor. Defendiendo el enfoque personalizado y “artesano” por encima de la aplicación industrial y repetitiva de una metodología o un “producto”. Defendiendo que frente a los vendedores de “soluciones probadas” había hueco para la exploración honesta.

No es la primera vez que me asaltan estas dudas, y de hecho ha sido algo bastante recurrente a lo largo de los años. Pero esta vez, a estas alturas, estoy empezando a “sentirlo”. Quizás haya llegado el momento de rendirse, dejar atrás el idealismo y ponerse “práctico”.

Meh.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

6 comentarios en “Especialización y paquetización, ¿hora de caerse del guindo?

  1. Creo que tu enfoque es muy bueno, pero que tienes un problema de marketing: es más fácil “vender” productos como los que comentas y por eso parece mejor opción, pero creo que se encuentras una forma de transmitir las fortalezas de enfoque puede ir incluso mejor.

  2. Bueno, Raul, los dos enfoques tienen su razon de ser, según la estrategia de cada uno. Tu mirada es artesana, y puede serlo porque vas “por libre”, eres un profesional independiente y por lo visto, sin ambiciones de crecimiento. Tienes un planteamiento muy personal del trabajo profesional. Como yo. Pero si quieres crecer, escalar, y contratar personal (cosa que viene bien, tambien, para el empleo), según mi experiencia no queda más remedio que paquetizar, que crear servicios/productos con un grado razonable de “replicabilidad”. El dilema es sencillo, y voy a intentar resumirtelo en esta idea, que repito mucho: “una ‘empresa de autor’ no es una empresa”. Para “hacer empresa” hay que estandarizar, estabilizar, acotar el “Beta permanente”, hacer productos y pasar en cierto grado de lo artesano a lo industrial. Quizás por eso dejé de tener empresa, y vivo más feliz como profesional independiente, porque tener que meter cosas en moldes rigidos me agobiaba. Por ultimo te diría, en favor de la paquetización, que si no fuera por ella, sería complicado llegar a gente geográficamente distante con precios bajos. Gracias a que se paquetiza, es posible bajar mucho los precios, lo que hace la oferta más asequible a gente que no podría pagar un servicio artesano. Sé que “lo artesano” aporta un plus, pero es posible que para mucha gente sea más que suficiente en ciertos casos echar mano de un producto estándar.

  3. Ambos tenéis razón.

    Es evidente que la paquetización, la “marca” y todo eso tiene su sentido. Y como todo en esta vida, tendrá sus pros y sus contras.

    Quizás sea eso, una etapa de “pesimismo” con el enfoque artesano, no tanto porque no crea en ello si no porque me está costando “monetizarlo”. Quizás estoy viendo la paquetización como “el comodín del público”, con cierto matiz de fantasía escapista que luego no sería tal.

    Mmmm… gracias por hacerme re-reflexionar :)

  4. Me da la sensación que estás en un disyuntiva entre ambos, y tampoco creo que sea imprescindible decantarse por una opción y abandonar la otra.

    Puede ser deseable el enfoque artesano en tu estrategia, pero tampoco hay que obsesionarse. Si no encaja por el momento, se pueden paquetizar servicios de forma sencilla y vender eso.
    Personalmente, no me funcionó mal combinar servicios paquetizados con un proyecto más a medida. Y cuando la facturación lo permite, puedes ir dando peso a una u otra opción .

Deja un comentario