De nada sirve atesorar tus ideas

Leía el otro día una advertencia sobre publicación de contenidos en internet: “si es una idea no trivial, publícala en tu web“. La tesis es que publicar en servicios de terceros (lease twitter, medium o cualquier otra plataforma) supone arriesgarse a que esas ideas desaparezcan en algún momento, bien por una descontinuación del servicio, o bien enterradas por la propia dinámica de publicación.

Bah. Creer que por publicar en tu propia web tus ideas van a tener más visibilidad en el futuro es una ilusión. Es verdad que puedes estar más protegido (si tomas las precauciones adecuadas; copias de seguridad y esas cosas) frente a una hipotética caída del servicio. Pero en condiciones normales, tus publicaciones van a caer en el olvido igualmente.

De entrada, debemos asumir que a (casi) nadie le importa lo que publicas. Si les pasa a los sesudos estudiosos universitarios, imagina lo que puede pasar con tus posts y tus tuits.

Así que, en el mejor de los casos, cuando publicas algo lo ve un puñado de personas. Ese día, y quizás alguna más al día siguiente. Si por lo que sea tu publicación tiene un cierto efecto viral, tu “minuto de gloria” se extiende un poquito más. Y luego… la nada. Si tienes “suerte” (y lo pongo entre comillas, porque su relevancia es nula) un contenido posiciona en buscadores y atrae más visitas a lo largo del tiempo, la mayoría de las cuales ni se van a molestar en leer lo que pones. Analizar (con un poquito de rigor y sentido crítico) las estadísticas de tus contenidos no dejan lugar a muchas dudas: todas tus ideas, todos tus brillantes artículos… acaban siendo pasto del olvido, por muy “en tu web” que las hayas publicado. Nadie usa el buscador en tu web, nadie va a los archivos a repasar qué publicaste en agosto de 2009, nadie navega por las tags a ver “qué otras ideas brillantes tuvo este señor”.

Desengañate. Nadie va a a hacer una recopilación de tus mejores pensamientos, una antología de tus ideas; igual que tú no lo haces de los demás. . Así que tampoco te obsesiones con guardar tus contenidos como un tesorito, porque nadie va a venir a abrirlo.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

5 comentarios en “De nada sirve atesorar tus ideas

  1. Siempre he dicho que la mejor manera de guardar un vergonzoso secreto es en un artículo de tu blog personal porque nadie va a leerlo.
    Algunos guardamos nuestras ideicas, muchas veces refritos de otras muchas, como si tuvieran un gran valor para la posteridad.
    Creo que conviene ser mucho más desprendido con nuestros productos: compartiéndolos, prescindiendo de ellos, borrándolos y hasta olvidándolos.

  2. Raúl, yo publico para mi mismo y por aquello tan molesto y que tanto me gusta de decír “Ya te lo dije y te lo pasaste por el arco de cuchilleros” con fecha y hora :D

Deja un comentario