¿Funciona el spam cercano?

Todos tenemos claro, creo, qué es el spam. Mensajes que llegan a tu correo de forma indiscriminada, normalmente anunciándote cosas de lo más peregrinas (desde viagra online a premios en una ignota lotería, pasando por señores que han depositado para ti una enorme cantidad de dinero procedente de Nigeria). El remitente es desconocido, el asunto es ridículo… spam sin contemplaciones.

También hay un segundo nivel de spam. Personas/empresas con las que interactuaste en algún momento del pasado, y que por su propia iniciativa deciden que está bien meterte en sus “listas de distribución”, newsletters y demás. No hay ningún interés personal, eres nada más que una dirección de correo metida en un sistema automatizado que vomita mensajes periódicos. Y lo siento mucho, pero para mí esto es poco menos que lo anterior… y como tal lo trato. Botón de “spam” y si te he visto no me acuerdo (hubo un tiempo en el que me molestaba en escribir diciendo que “no me interesaba el contenido, por favor borradme”, pero visto el caso omiso que se suele hacer… opté por lo más cómodo para mí).

Pero el “spam cercano” al que me refiero hoy es otro. Se trata de esos mensajes “con varios destinatarios” (a veces ocultos, otras explícitos) que un amigo/conocido te hace llegar, normalmente para anunciarte algo o (más frecuentemente) para pedirte un favor.

Reconozco que a mí no me gustan. Me condicionan de forma negativa. De alguna forma, mi razonamiento es “si tú no has sido capaz de dedicar medio minuto a enviarme un mensaje personalizado, y me has tratado como un ‘elemento de tu agenda de contactos’… no esperes que yo dedique mucho tiempo a preocuparme por lo que me envías”. Sí, claro, ya sé que “es un rollo” tener que elaborar mensajes personalizados, cuando con simplemente darle a un botón puedes enviar el mismo mensaje a n destinatarios. Pero en el fondo, esta estrategia no es muy distinta que la del spam de la peor calaña. Y me pregunto si su tasa de respuesta será mucho más significativa.

¿Alternativa? Si quieres que alguien se tome un mínimo interés en ti, dedícale tiempo. Moléstate en escribir un par de líneas introductorias a cada mensaje, interesándote por la persona a la que te diriges, haciendo referencia a la relación que os une. A todos nos gusta que nos hagan sentir mínimamente especiales, y nos disgusta sentirnos “un elemento más” de una lista. Y además cada relación tiene un contexto distinto, no es el mismo acercamiento el que tienes con un “contacto de trabajo” que el de “un amigo de toda la vida”, ni es lo mismo alguien con quien te ves a menudo que alguien a quien hace siglos que no ves (y no digamos si es alguien de quien llevas pasando olímpicamente todo ese tiempo). No todo el mundo sabe lo mismo de ti, por lo que cada destinatario necesita que le cuentes las cosas con matices distintos.

Por supuesto, esto implica dedicar tiempo. Y cariño. A lo mejor no podemos llegar al mismo número de destinatarios. Pero tengo la sensación de que, aunque lleguemos a menos gente, la respuesta será mucho mejor.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

4 comentarios en “¿Funciona el spam cercano?

  1. Para mí, por decirlo fino, es una forma de perder prestigio. Este spam disfrazado de preocupación personal me parece falso como él solo. O me envías un correo a mí o, si lo haces a una lista, es spam.
    Tal y como está el mundo, hay que pedir permiso.

  2. Me pregunto a quien te refieres, jejeje. A mi me pasa lo mismo con algun amigo en comun que tenemos y es una pena, porque en general el contenido es interesante, pero el tratamiento ‘clinico’ lo estropea…

  3. Hola Raúl, interesante tema, creo que el uso del Internet se ha echo tan común en algunos círculos que se han desvirtuado ciertas cosas como lo son la escritura, es cierto que estas herramientas hacen la comunicación mas rápida pero yo me pregunto: ¿Que acaso ya vivimos con tanta prisa como para no dedicar tiempo a escribir un correo electrónico? según entiendo la diferencia entre el correo electrónico y el correo convencional era solamente la velocidad en la entrega o ¿no originalmente era así? acaso ¿también se trata de modificar palabras o como bien mencionas enviar un solo formato de correo para 30 destinatarios o mas? En lo personal yo no le doy seriedad a esos correos, si la persona que lo envió no tiene tiempo para por lo menos personalizar sus saludos y mucho menos despedirse, seguramente sera porque el tema del mismo no tiene importancia.
    Tarde menos de 5 minutos en hacer mi comentario, el mismo, no es ni muy largo ni muy corto pero me parece interesante que tuve 5 minutos para escribir con propiedad ¿Acaso soy algo especial? No lo creo, simplemente me gusta que al leerme me tomen en serio.
    Felicidades por el apunte creo que es un tema interesante al que no se le da la importancia necesaria por acostumbrarnos a vivir de prisa.

Deja un comentario