Smartphones + notificaciones = la máquina del estrés

Una semana ya de uso de mi nuevo teléfono. Y primeras lecciones aprendidas. Que en realidad aprendí en los primeros cinco minutos de tenerlo activo: desactivar todas la notificaciones.

Nunca había tenido un “smartphone”. Mi anterior teléfono podía conectarse a internet, me permitía una navegación “ortopédica”, consultar el mail, o el twitter, o el facebook… pero todo de uno en uno y, sobre todo, cuando yo quería. Nada más encender el teléfono nuevo, empezaron a aparecer simbolitos en su parte superior: “tiene un nuevo mensaje en Gmail” “tiene dos nuevos mensajes en Yahoo” “tiene un mensaje directo en twitter”, “fulanito ha dicho no se qué en Facebook”… y cada vez que había algún evento nuevo, nueva notificación. Con sonido, con vibración, y con lucecita insistente avisándome de que “eh, te estoy diciendo que tienes cosas, y no las has mirado”. Debe ser eso que llaman las “notificaciones push” (o sea, que te las “empujan” a tu teléfono sin que tengas que ir tú a revisarlas).

No sé. Igual hay gente que de verdad necesita saber, al minuto, si tiene un correo nuevo (aunque me parece raro). Ya se me hace más raro pensar quién necesita saber, al minuto, si tiene un mensajito en twitter o en facebook. En todo caso, tengo claro que yo no soy uno de ellos. Ya reviso, sin que nadie me dé la brasa, todos mis “canales de entrada” dos-tres veces al día. Tiempo suficiente, creo yo, como para estar al loro. En todo caso, soy yo el que decide. No quiero que una luz, un icono, un zumbido me distraiga cada rato y el de enmedio, y me “obligue” (porque ¿quién es el listo que, viendo la lucecita, se resiste “a ver qué es”?) a despistarme de lo que estoy haciendo.

Así que, definitivamente, notificaciones fuera. Smartphone, tú serás muy listo, pero en mi atención mando yo.

Foto: zebble

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

3 comentarios en “Smartphones + notificaciones = la máquina del estrés

  1. Te recomiendo tweetdeck para Android y una configuración buena para conocer, mediante notificaciones, lo que realmente te interese.
    Sobre Gmail que no todo lo metas en el inbox y así no tienes que estar pendiente.
    Al menos si me llega algo se que es algo que vale la pena mirar, pero estoy contigo, dos o tres veces al día es suficiente.

  2. Yo lo que hago es desactivar el uso de datos. (Ajustes->Redes inalámbricas->Configuración APN) o bien con el widget para la pantalla de inicio (pulsar unos segundos en un sitio libre y añadir Control de energía).

    Y lo activo cuando quiero (para navegar, tarda sólo 5 segundos en activar de nuevo la conexión) y así me llega todo a la vez.

  3. Yo creo, no obstante, que las notificaciones push de emails, sobre todo cuando tu correo es para “clientes” no están del todo mal.
    Creo que dejas una buena sensación en el cliente si contestas su mail en un plazo de 5 minutos, aunque sea un simple “tan pronto pueda lo reviso” o similar. No sé. Maneras de verlo.

Deja un comentario