La clave para la persistencia

La persistencia es uno de los elementos clave a la hora de conseguir cualquier objetivo. Lo normal es que las cosas no salgan a la primera, que nos encontremos el camino plagado de obstáculos. Y la capacidad para no rendirnos a las primeras de cambio, para volver a intentarlo, para buscar soluciones alternativas, es lo que muchas veces marca la diferencia entre “los que lo consiguen” y los que no.

Persistir es mantenerse firme o constante en algo. Y el otro día leí, en una entrevista que a priori no tenía nada que ver, una frase que me gustó mucho al respecto. Un fotógrafo contaba la historia de cómo consiguió, a base de insistir y de no aceptar un “no” por respuesta, su primer retrato importante (con Woody Allen, para más señas):

Creo que si realmente estás convencido de lo que haces, tendrás esa persistencia. Es realmente difícil ser persistente cuando estás haciendo algo que en realidad no quieres hacer.

No sé si la persistencia es una habilidad que se puede aprender (supongo que también). Pero, como dice el fotógrafo, yo también pienso que cuando uno está al 100% comprometido con lo que está haciendo, esa persistencia sale de forma natural.

Foto: uBookworm

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

7 comentarios en “La clave para la persistencia

  1. Hola Raúl,

    ¡Que razón tan grande tienen tus palabras! Lo importante en esta vida es hacer “algo” que realmente mueva nuestra forma de ser, yo creo que cada quien encuentra en algún momento esa pasión por hacer las cosas que nos invita a ser persistentes.

    Considero que todo en esta vida se puede aprender, justo hoy publiqué cómo pude perder 10 kilos en 4 meses como cambio en mi hábitos de conducta ( http://wp.me/pPuRl-d8 ), todo ha sido en base de persistencia, cuestión que aprendí en base a una necesidad.

    La naturalidad de las cosas se las damos en cuanto al interés que pongamos en ellas.

    De nueva cuenta felicidades por tu comentario.

    Un gran saludo desde México.

    Omar Carreño

  2. Importante el matiz: persistencia y constancia con los objetivos, que no con la forma de conseguirlos. Lo digo porque a veces confundimos (y hablo en primera persona), la persistencia de la que hablas, con la cabezonería.

    Saludos, alquimista.

  3. Completamente de acuerdo contigo.
    Yo lo he vivido también en primera persona con alguna experiencia personal.
    Ante todo tener claro el objetivo que persigues y a partir de ahí luchar por el.
    Pero es muy importante hacerlo con gusto.

  4. Persistencia…. para qué?

    Es el palo y la zanahoria del burro. Puedes llevar toda la vida entusiamado con algo, pero poco a poco perder el entusiasmo.. y con razón!!!

    Las motivaciones que tenemos en un momento de la vida, no tienen porque ser las mismas a lo largo de ella.

    Yo siempre he intentado desarrollar de forma brillante y con entusiasmo mi trabajo, pero después de 10 años, sabes qué? Que no vale la pena el esfuerzo.

    Tanto aprender, tanto buscar la innovación, hacer lo que nadie hace.. para qué? Para nada. Si a nadie le importa más que a ti, realmente no vale la pena el esfuerzo.

    Agota y no compensa.

  5. No estoy de acuerdo con el último comentario. Si te gusta verdaderamente tu trabajo siempre vas a valorar el esfuerzo realizado en él. Si no es que verdaderamente no te gusta. Es mi opinion.

  6. Es verdad que la persistencia sale más fácilmente si es algo que nos gusta. Pero también es cierto que entonces tiene menos mérito.
    Yo creo que la solución quizá sería navegar a favor de viento siempre que sea posible, pero aprender también a ser capaz de ir contra el viento cuando no haya más remedio.

Deja un comentario