Sobre el cierre de Soitu

Hoy a mediodía ha saltado la noticia del cierre de Soitu. ¿Qué es Soitu? Un periódico online, que nació hace casi dos años. A mí personalmente me gustaba, tanto por la selección de noticias (alejadas de los medios tradicionales) y por el enfoque fresco y “desenfadado” que le daban. Y me da pena que tengan que echar la persiana; según parece entenderse, no han conseguido tener beneficios nunca y el inversor principal (BBVA) ha decidido dejar de poner dinero.

Lo cual nos lleva, una vez más, al debate del valor aportado. Para empezar, Soitu era un medio gratuíto. No cobraba a sus usuarios. Y creo que no cobraba porque no podía cobrar, poca gente hubiese pagado una suscripción a cambio de esos contenidos (ahora saldrá mucha gente diciendo que sí, que ellos sí hubiesen pagado… yo lo dudo). Modelo “free”, entonces. Pero como dije hace un tiempo, alguien tiene que pagar en la economía de lo gratis, porque los locales no se pagan solos, los equipos tampoco, los profesionales tampoco. Si no son los usuarios tendrán que ser unos anunciantes a cambio de mostrar su publicidad. Y si no, tendrán que ser los accionistas los que pongan dinero. En todo caso, sea quien sea el que paga, hay que ofrecerle un valor a cambio. Si no, “no hay trato”.

Que Soitu tenga que cerrar no es más que la certificación de que no consiguió ofrecer valor suficiente a quien debía ofrecérselo, aquéllos en condiciones de generarles unos ingresos suficientes para compensar gastos. Ni a los usuarios (¿era un contenido tan sobresaliente como para que se pagase por ellos? ¿hay posibilidad, en la internet de hoy, de cobrar por contenidos?), ni a los anunciantes (¿consiguió llegar a tener un volumen de visitantes interesantes? ¿resulta rentable la publicidad a base de banners?), ni a su accionista (¿qué le aportaba Soitu a BBVA ahora o en el futuro?). Entonces, como ya sucedió en el caso de Mobuzz, el cierre es algo lógico. Y, si nos atenemos a la lógica económica, incluso bueno; los recursos que se estaban invirtiendo en esa iniciativa estarán mejor aprovechados en otro sitio, uno donde sí generen un valor suficiente como para que alguien quiera pagar por ello.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

10 comentarios en “Sobre el cierre de Soitu

  1. Hola

    Más claro el agua, mejor explicado imposible, opino igual, “estar paná es tonteria”.

    Por ciento, te veo de moda con la coletilla de “hay trato”, acabarás abriendo un blog con ese título ;D

  2. Yo creo que nunca se acercaron al mínimo de visitas que necesitaban. Cade vez más pienso que van a quedar unos pocos periódicos online.

  3. El modelo free debería expandirse en toda la cadena de valor, especialmente en los apartados que tienen costes fijos.
    No parece necesario tener una redacción, ni periodistas, ni nada “físico” para generar valor.
    El valor está en la calle, donde está la noticia, donde está la vida. Eso es lo que necesitaría el lector y por lo que se podría conectar.
    Reflexionemos sobre eso, tener al redactor en la calle con un montón de gadgets para documentar la noticia, donde surja. En cualquier lado.
    A ver qué decís.

  4. Muy bien explicado, y una lástima que no encontraran suficientes aptrocinadores para mantener tan digna web.

    Un saludo y un empujón en la recta final de los premios bitacoras.

  5. Valor del contenido, como bien dices es la clave. Claro que es posible cobrar por el contenido, pero quién lo puede hacer?, el que tiene calidad de contenido y además se le presupone esa calidad (wall street journal).

    Sinceramente no leía habitualmente Soitu, y por eso no valoraré la calidad de sus contenidos, pero un proyecto de este tipo no aporta suficiente valor “real” ni emocional (de marca) al lector como para pagar un plus, para conseguir que paguen hace falta inversión en columnistas, escritores, difusión,… Vamos que la teoría economica de Chris Anderson aunque con bases coherentes no es algo con lo que podamos generalizar, porque Google de momento sólo hay uno.

  6. Por cierto ahora leyendo el comentario de Marcos, la mi reflexión tendría una doble vertiente. El aportar contenidos gratuitos y ganar dinero si es posible, pero para ello como bien dice Marcos se debe asegurar unos ingresos y reducir costes fijos al mínimo (personal). Quién genera información entonces?, el usuario del portal o el ciudadano. Ejemplos como meneame o la información pueden dar pistas de como acometer el modelo free en cuanto a la oferta de contenidos, y no morir en el intento.

  7. “Hay trato” :D. Recuerdo un episodio de 30Rock donde la usaban (“it’s a dealbreaker, ladies”).

    Alfonso, estoy de acuerdo… hasta cierto punto. El modelo de “otros me dan los contenidos gratis” creo que tiene sus limitaciones, ya que pierdes gran parte del control editorial y, por lo tanto, de tu capacidad de darle un sentido y una homogeneidad a tus conteidos.

    Marcos, está claro que si te aprietan por el lado de los ingresos, tienes que buscarte la vida para hacer lo más posible con menos costes. Un local probablemente no es necesario. Pero personas sí, y a las personas hay que pagarlas. Y herramientas de comunicación, y también hay que pagarlas: quizás no sea un ordenador fijo, pero será un móvil, una línea de comunicación, un ordenador… claro, luego están quienes dicen “vale, tenemos redactores distribuídos… y ellos ponen el ordenador, la línea y todo lo demás”. Y eso, en última instancia, es maquillar la realidad.

    Javier, yo también creo que en algún momento habrá un ajuste de mercado. Hacer un periódico online cuesta dinero, y sólo si se consiguen ingresos se podrán sostener. Y una de dos, o hay un incremento generalizado de la tarta a repartir… o se disminuye el número de comensales.

    Davicine, gracias por el empujón. No tengo ninguna expectativa, ni ninguna ilusión por los premios; pero agradezco mucho a quienes os hayáis tomado la molestia de darme esos empujones.

Deja un comentario