El arte de hacer presentaciones

Hoy adjunto una colección de presentaciones, elaboradas por Alberto de la Vega y Eduardo Simón de la Fuente (y a las que he llegado gracias a David Bartolomé), sobre presentaciones eficaces (valga la redundancia) al “estilo zen”. Un tema del que ya he hablado en anteriores ocasiones y que me parece fundamental para cualquiera que pretenda hablar en público; lo que me gusta de esta recopilación es que es muy clara en el mensaje, y está muy bien hecha en lo formal. Claro, lo interesante sería verles en directo (es lo que tienen las presentaciones eficaces; que están preparadas para ser una comunión de documento y discurso). Pero bueno, ahí van (las he puesto en inglés, pero también están disponibles en castellano):

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

16 comentarios en “El arte de hacer presentaciones

  1. Hola, Raúl

    Gracias por darnos a conocer estas presentaciones, como dices están muy bien hechas y transmiten con claridad el mensaje.

    Si te interesa el tema de las presentaciones, seguro que sacarás muchos consejos y prácticas útiles de mi blog: El Arte de Presentar. Espero que te sea de provecho a ti y a tus lectores.

    Gonzalo

  2. Hola Raúl,
    gracias por ayudar a extender el uso de las nuevas (y confiamos en que buenas) prácticas de presentación. Hago extensivo el agradecimiento a David por hacértelas llegar.
    En cuanto a lo de vernos en directo, todo se andará. En el corto plazo, es posible que podamos poner en circulación una grabación del seminario que ha dado origen a las presentaciones.
    Un saludo y una vez más muchas gracias.

  3. Eduardo, gracias a vosotros por preparar un material tan “redondo”. La verdad es que David me comentó que tenéis “saraos” próximos en Madrid y Valladolid, pero creo que no podré acercarme aunque seguro que disfrutaba!!

    Gonzalo, gracias por referenciar tu blog, no lo conocía! Me preguntaba si un tema tan “concreto” daría como para mantener un blog… pero ya he comprobado que sí :). Está claro que en internet no hay nicho pequeño!!!

  4. En mi opinión el que las ha hecho no predica con el ejemplo:

    usa 199 pantallazos (incluyendo videos) para decir cómo hacer una presentación.

    Vamos, que a mi este tio no me sirve de referencia.

  5. Hola Enrique.
    En primer lugar gracias por dar tu opinión, aunque sea negativa. Ya se sabe que no hay publicidad mala.
    En segundo lugar, una presentación (y me estoy refiriendo al soporte Powerpoint, Keynote, etc), por definición, no debería nunca sustentarse por si misma. La presentación eres TU. El soporte no es más que, como tu dices, una serie de pantallazos que refuerzan, que no repiten, el mensaje que estás transmitiendo. Quizás es por eso que no te resulta especialmente informativa por si misma. Esa es la intención.
    En tercer lugar, el número de diapositivas es francamente irrelevante en general (una diapositiva puede mostrarse apenas unos segundos o puede servir como soporte para una presentación de una hora) y en este caso en particular, al tratarse del soporte para un seminario de más de dos horas.
    En cualquier caso y para cerrar como empecé, gracias por el comentario.

  6. No se aplica fácilmente lo que dice al contexto formativo (de la enseñanza reglada), que tiene unas necesidades diferentes a las presentaciones en congresos, reuniones y demás. Para mí, la principal de ellas, que el fin último del PowerPoint no es apoyar tu presentación, sino generar un documento que puedas entregar a tus alumnos antes de la clase, que sea comprensible en sí mismo y con enjundia, para que durante las sesiones se dediquen a escucharte en vez de a copiar. Triste, pero cierto. Al menos en el ámbito de las ciencias sociales.

  7. Enrique, para gustos los colores. Pero para mí tu argumento es como decir que para un minuto de video hacen falta 60×24 fotogramas. Lo importante no es el material en el que se sustenta, sino la historia que se cuenta.

    Jorge, creo que discrepo. Es decir, un ppt es una manera tan buena como otra cualquiera (como un word, como un tocho de libro) de ofrecer una documentación en papel, de referencia. Pero eso es complementario del tiempo de exposición que (en mi opinión) debe ser usado para resaltar los aspectos más relevantes, ofrecer claves para destilar la esencia de la materia, generar debate… y para eso un PPT “de presentación” puede ayudar mucho.

  8. Ya sabes que estás invitado a venir el martes a Valladolid. Pongo como aliciente una invitación a comer y subo a un “conocer gente interesante” :-)

  9. Constantemente estoy buscando información sobre maneras cómo afrontar una presentación ante una audiencia, hay corrientes que sostienen que una presentación es el ponente y que el documento en power o keynote es un complemento que apuntala la presentación, yo estoy con éstos, la herramienta no debe confundirse con el medio. Buena entrada de difusión http://www.tsmgo.es/blog. Saludos,

  10. Deberías tener razón, y en el fondo la tienes. Pero es que los alumnos, muchos de ellos, son tan tozudos que o ven detrás tuyo que lo que cuentas está en un sitio a su alcance, o comienzan a copiar.

    Otra opción es generar dos PPT: uno completo y a partir del primero otro resumen, adecuado a los objetivos de “resaltar los aspectos más relevantes, ofrecer claves para destilar la esencia de la materia, generar debate…”. Y usar el resumen en clase dando el completo al alumno. Sí, creo que me suena bien, eso.

  11. ¡Qué presentaciones más chulas! Ahora comparto el enlace en twitter :)

    Estoy terminando el libro “Presentation Zen” y he de reconocer que no sé cómo no se suelen enseñar este tipo de cosas, porque son realmente importantes. Hace poco asistí a un congreso como ponente e intenté aplicar estas técnicas “zen” para no aburrir al personal. Lo malo es que el resto de gente normalmente leían los bullet points del PowerPoint…

  12. Hola Pablo,
    Has elegido un gran libro como iniciación. Garr es el culpable de que comenzásemos a avanzar por “la Senda Zen” y que por ende animemos a todo el mundo a seguir esa misma senda. Hay que acabar con los odiosos bullet points. confío en que tu actuación en el congreso fuese brillante, sobretodo en comparación con los bullet points de los demás.
    Un saludo.

  13. Y nosotros que tenemos que “sintetizar 300 folios” en un Powerpoint a inversores nos está doliendo ya el coco de que poner que les aclare el asunto y sea atractivo.

    Más dificil es que algunos inversores piden una presentación del proyecto en Flash o parecido, como un video, donde se nos vea (un lio).

    Salutes

Deja un comentario