¿Y si no me leyera nadie?

El otro día leía un artículo sobre los trolls en Soitu en el que se recogía, entre otros, la opinión de Alfonso “Yoriento” Alcántara, que en su argumento (provocador, pero con chicha) de que trolls y bloggers son dos caras de la misma moneda, en la medida en que comparten la “eterna necesidad de llamar la atención y sentirse reconocido dentro de un grupo”, decía lo siguiente (respecto a los bloggers):

Muchos dirán que no, que escriben porque les gusta o por motivos genéricos. Pero los que siguen es porque ven que cada vez son más leídos, aunque tengan poca audiencia

A raiz de esa frase, me dio por cuestionar mi propia experiencia. ¿Será cierto? Si voy camino de cinco años blogosféricos, ¿es sólo por esos motivos? ¿Hubiera sido diferente sin visitas?

Reconozco que yo he sido afortunado en ese sentido. En este tiempo mi blog ha ido creciendo de una forma tranquila pero constante. Desde muy al principio empecé a tener unas pocas visitas, algún comentario, algún enlace. Es verdad que también me lo “trabajé” (con cierta constancia escribiendo posts, aunque era algo natural porque era nuevo y apetecible; participando en conversaciones en otros blogs, de nuevo de forma natural; también me di de alta en alguno de los “directorios” que por aquellos tiempos existía), supongo que la temática del blog (por aquel tiempo no había tantos blogs “sobre la experiencia profesional”) y el nick también llamaban algo la atención y que, en definitiva, a algunos de los que venían les gustaba lo que leían lo suficiente como para hacerlo de forma habitual.

El caso es que la mecha no tardó en prender, y desde entonces ese proceso de retroalimentación ha funcionado de forma constante y gratificante: visitas, enlaces, comentarios, suscriptores, enlaces entrantes, conversaciones… han ido fluyendo.

Pero… ¿qué hubiera ocurrido si no hubiera sido así? ¿Y si, a pesar de mis “esfuerzos”, se hubiesen pasado las semanas sin prenderse esa mecha? ¿Y si después de dos o tres meses de dedicación al blog las visitas no hubiesen empezado a fluir, no tuviese ningún comentario, nadie me hubiese enlazado? Siendo realistas, creo que más pronto que tarde hubiese “tirado la toalla”. Sin el refuerzo positivo que supone saberse escuchado, no le habría encontrado gracia ninguna al invento y me hubiese olvidado de ello.

Siempre he dicho que mantener un blog tiene algo de exhibicionista, sin duda. Y de egocéntrico también. Sin esos componentes, te limitarías a tener un cuadernito guardado en el cajón para apuntar ideas para ti. Si lo haces público es porque aspiras (con mayor o menor grado de intensidad) a que otros vean lo que haces/piensas, y a que otros te digan cuánto les gusta lo que haces/piensas. A generar reacción. Y a partir de ahí, sí, a intercambiar conocimiento y a establecer relaciones. Pero si sólo fuese “gritar en el vacío” o predicar en el desierto… seguramente uno se hubiera aburrido hace ya mucho tiempo.

Así que, por la parte que os toca, gracias por hacer de esto algo tan satisfactorio.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

15 comentarios en “¿Y si no me leyera nadie?

  1. …y luego está el fenómeno de las bajas y altas (vaya!, como en la S.S.). Por ejemplo, yo estuve bastante tiempo desconectado de ‘Vida de un Consultor’, cuando me pasé a ‘DigitalyCia’…, y ahora el hijo pródigo regresa a casa. En realidad, tienes razón, se escribe sólo si se sabe que te leen; y quien diga lo contrario, que le de a la opción de blog Privado en su gestor.

  2. En realidad, gran parte de nuestro comportamiento se mueve gracias a las relaciones sociales, a las interacciones que tenemos con otras personas sin las cuales no haríamos muchas de las cosas que hacemos porque dejarían de gustarnos.

    La atención social es un “reforzador generalizado”, es el gran combustible psicologico que mueve nuestras vidas, también en la blogosfera, que no se agota. Pero como todo, los problemas vienen cuando se ha generado una gran dependencia hacia el refuerzo social.

    En fin, que eso que llamamos “atención” tiene una mala prensa absurda porque simplemente es un motivador permanente e inevitable que se esconde tras muchas caras: en el reconocimiento personal y profesional, en la atracción física, en el éxito social y en las relaciones personales, etc.

    Uno no escribe un blog sólo por la atención, pero sin la atención dejaría de hacerlo.

    Gracias, Raúl, por la cita. Parece que Delia Rodríguez quería la opinión de un psicólogo bloguero y me encontró a mí, que siempre estoy de guardia. ;-)

  3. Raúl, cuando abrí mi cuaderno electrónico hace unos meses tenía ya mis tacos de hojas escritas guardados en cajones varios (no uso cuadernos desde que terminé el colegio y extravié uno lleno de apuntes de clase). Como sabes, ayudan mucho a pensar.

    Me decidí a escribir en público sobre varias cosas que me interesaban pensando en sumarme a la “conversación”, en la medida de lo posible. También quería experimentar más de cerca el uso de las nuevas herramientas y medios de comunicación, así como mejorar mis hábitos y técnicas de escritura.

    Gracias a los que siempre estáis dispuestos a echar una mano, han ido cayendo algunas visitas, enlaces, comentarios o suscripciones. Además de la satisfacción que ello me ha generado, un efecto significativo ha sido el de despertar una especie de compromiso social, si se me entiende bien.

    Las personas que han llevado mi blog a su lector de feeds han generado una expectativa que intento satisfacer, lo que realimenta el proceso de seguir con el cuaderno público.

    No obstante, si las visitas y suscripciones no hubiesen aparecido, creo que seguiría escribiendo sin darle al “privado”. Total, es un buen archivo electrónico de datos e ideas que, además de a mí, quizá pueda servir a otra gente si las encuentran.

    Aún recuerdo la cantidad de papeles que había en los cajones de la casa de mis padres cuando tuvimos que desmontarla. Me dejaron pensativo. Sólo habían sido leídos por los que los redactaron y decidimos no leerlos porque no sabíamos cuál era su deseo.

  4. Raúl, sin duda muy buen artículo. Contiene una descripción detallada y bastante precisa de los procesos vividos, creo, por el blogero medio. Yo, personalmente, que vengo luchando con el ego hace tiempo y escribiendo generalidades sobre el tema intento día a día limar ciertas asperezas y continuar con el mismo entusiasmo de siempre.
    Un saludo.

  5. hola, te parecera mentira,pero cuando yo abri mi blog, solo fue por ordenar mis notas, ya que las perdia por otros lados, mis poemas y esas cosas, en mis mudanzas, se me extraviaban los cuadernos, y fue cuando decidi abrir mi blog, desconociendo la existencia de las redes sociales y ls bitacoras y todo eso, que para mi era totalmente desconocido, pero al paso de unas semanas vi como era leido por otras persoas en la red,y vi que gustba lo que escribia, y fue como me anime a seguir a mas, hasta la fecha, es verdad todo hubiera sido diferente si nadie me leyera, asi que tienes razon, saludos, mery

  6. Raul, coincido con vos en que hay algo de exhibicionista, autorreferente y egocéntrico en mantener un blog. No obstante, siento que también hay en la cuestión una suerte de reciprocidad informacional. A qué me refiero con esto: es tanto, pero tanto lo que uno recibe producto de la labor de otros, que uno no puede más que buscar formas de retribuirle a ese maremagnum que es el ciberespacio.

    Ser infomediario, recomendar enlaces a través de nuestros blogs, o via facebook o twitter, por ejemplo, es también asumir una actitud solidaria frente a la información. En un mundo cada vez más sometido a la infoxificación, cada uno de nosotros cree que puede brindarle algo a nuestras comunidades y por eso revertimos el sentido de responsabilididad de la información pasando de ser meros consumidores a productores de la misma. No se, al leer tu post, se me ocurrieron estos pensamientos
    un abrazo
    Andres

  7. Vivir es egocéntrico y exhibicionista… Toda acción social tiene algo de eso, un blog supone que además de exhibirte y centrarte en tus experiencias, las compartes y les dejas abiertas a la crítica o al elogio, que las trabajas y reflexionas antes de mostrarlas. Ese sanbenito del exhibicionismo egocéntrico es cansino. O todos los somos (con blog o no) o se está empleando mal. No se puede criticar que una acción de comunicación sea exhibicionista. Es absurdo. Guardemos las palabras para sus verdaderos significados y un exhibicionista es alguien sin pudor cuyo fin principal es escandalizar y llamar la atención histéricamente. Nada que ver con un blog.

    Saludos!

  8. Pues me aprovecho del pié de frase.
    Coincido en lo del punto exhibicionista, pero tampoco me parece preocupante que no me lean, al fin y al cabo, tengo la libretita en un cajón abierto a todo el mundo y la hubiera tenido de cualquier manera, además, aqui ahorro papel…
    Además, extrañamente, me interesan tanto las opiniones de quienes les gusta lo que escribo (hasta ahora nadie) que la de quienes discrepan totalmente (hasta ahora nadie…¡hmmm…! seguro que no me lee nadie jejeje) pero, a pesar de que hasta ahora nadie (perdón, tengo un seguidor a quien ademàs conozco personalmente que precisamente por ese motivo, todavía no ha dejado ningun post) ha aparecido formalmente por mi blog, sigo escribiendo, porque lo que realmente me interesa es simplemente eso… ¡MI EXPRESIÓN!
    Gracias y perdón por la extensión.

  9. Hola: Yo soy uno de los nuevos blogueros. El mío cumple hoy cuarenta días y hasta hora sólo me ha dado satisfacciones, así que me considero un afortunado. He aprendido un poco los rudimentos del medio (lo cual ya es un bien en sí mismo),tengo visitas, algunas de ellas con muchos minutos de permanencia, he sido visitado por personas de tres de los cinco continentes y procuro contestar a todas las personas que dejan un comentario para darles las gracias.
    Coincido con lo que han dicho prácticamente todos, pero yo, que he escrito dos novelas que no han merecido la atención de ningún editor hasta el punto de querer publicarlas, sé lo que es eso de escribir por la simple satisfacción de hacerlo y pasarle mis manuscritos digitales a los que me conocen.
    La satisfacción de un bloguero será diversa según la persona, pero creo que todos tenemos algo en común y es dejar “ahí” las cosas que nos preocupan o movilizan y aprender de los demás. En esta época en la que abunda la sobreinformación no está de más mantener nuestro particular punto de vista. Llamésmosle a esto como queramos.
    Saludos.

  10. Como todo en la vida necesita dedicación y a veces en estos tiempos que corren, el tiempo falta, falla o no llegamos. Desde luego los blogs necesitan dedicación, y sabeis, sobretodo, pienso que necesitan: … fluidez natural, hace falta creerse que estás hablando para alguien, hace falta ser uno mismo.

  11. Soy un padre primerizo. Mi retoño de blog tiene apenas dos semanas de vida. Sigo mirando las estadisticas cada poco para ver si le dan de comer lo suficiente. ¿Y cuanto es suficiente? No lo sé. Quiero más… Creo que habrá que seguir moviendose pero sobre todo creo que llegará el momento en que todo sea más natural, el blog fluya, lo post aparezcan cuando quieran ellos y será mucho más atractivo y tendrá más visitas. Te acabo de encontrar y ya te tengo en favoritos. Suerte

  12. Escribir en un blog es muy personal, y bueno, conozco el caso de una amiga que empezó a escribir en un blog para llamar la atención de una persona, y … lo consiguió, pero tiempo después se arrepintió de haber escrito en ese blog, ya que no solo medio internet la criticaba, sino el entorno donde vivía.

    Creo que debemos tener mucho cuidado con lo que escribimos y decimos, porque no hay que olvidar que un blog es público si así es como quieres sacar algo de probecho con la publicidad, pero, tiene sus consecuencias.

    Os dejo este enlace por si quereis conocer historias de otros emprendedores, de como ellos intentan ganarse la vida de otras maneras, no solo escribiendo en un blog.

    De verdad que a mi hay videos que me han motivado realmente..
    El sitio es http://www.emprendedortv.com
    (tengo que decir que no tengo ninguna vinculación con este sitio, tan solo estoy registrado porque encuentro allí videos e historias que me llaman mucho la atención)
    Tan solo quería compartirlo.

    Saludos a todos.

Deja un comentario