Los bancos, los créditos y el Gobierno

Bueno, pues venga, a completar mi semana neoliberal y neocon. Hoy, los bancos y los créditos.

En los últimos días asistimos en España a una pugna entre el Gobierno que presiona a los bancos para que den más créditos (que ayudarían a reactivar la economía española… aunque sea a corto plazo) y los bancos que dicen que ellos encantados, pero que prestarán a quien ellos quieran que para eso es su dinero, y que es una irresponsabilidad dar créditos a diestro y siniestro.

Ya lo adelanto, voy con los bancos.

Veamos, los bancos no son un instrumento de la política monetaria del Gobierno, ni son una ONG. Son un agente económico independiente, negocios que buscan su máxima rentabilidad. Toman un dinero prestado a un tipo de interés (y si no te gustan sus condiciones, no les des el dinero y te lo guardas debajo del colchón), y lo prestan a otro tipo de interés más alto (y si no te gusta, pues vive con el dinero que tengas en vez de adelantar el dinero que ganarás, presuntamente, en el futuro). El tipo de interés que fijan para sus operaciones es el que quieren, no está regulado: lo que sí existe es competencia entre ellos (y surgen las carreras por dar depósitos más caros, o por dar hipotecas más baratas), que es lo que viene a estabilizar un tipo de interés “de mercado” (porque si alguno se sale de madre, perderá clientes).

La crisis financiera de 2008 surge cuando algunas entidades, atraídas por el “caramelo” de las altas rentabilidades, invirtieron en activos “peligrosos” (las hipotecas subprime) incurriendo en un riesgo excesivo. Ellas pensaban que lo controlaban, pero se les fue la mano. En principio, tampoco debería haber habido mayor problema: el que invirtió mal, que se fastidie y asuma las pérdidas, fin de la historia.

El problema, aparte de las pérdidas (más o menos cuantiosas), se transformó en un problema de liquidez. Los bancos necesitaban el dinero fresco que pensaban ganar para pagar, a su vez, sus deudas. Al no recibirlo, se encontraban con que no podían pagar. Tenían falta de liquidez. La forma de arreglarlo era pidiendo dinero a otros bancos… pero claro, los otros bancos se mosquean, “a ver si éstos luego no van a poder devolverme” y les suben los tipos de interés. “Si quieres te dejo dinero, pero me pagas más intereses”. Aun así, muchos bancos decidieron que mejor no prestar a nadie.

Esta situación tuvo un efecto triple:
a) Como no tenemos mucha liquidez, dejamos de dar créditos. Nos gustaría, pero no tenemos “suelto”. Muchas empresas, que dependen de ese crédito para financiar sus operaciones (necesitan dinero para pagar sus deudas mientras que ellos cobran las suyas) de repente se ven sin ese recurso… y empiezan a retrasar sus propios pagos, a no poder hacer frente a ellos… mientras que a su vez ven que quienes les debían dinero no les pagan.
b) Como los tipos de interés de mercado suben, el euribor (que no es más que un reflejo de esos tipos, nada más) también sube y encarece las hipotecas.
c) Algunas entidades van tan justas de liquidez que corren el riesgo de no poder devolver los depósitos de sus clientes. Y eso sería el acabose, porque significaría que la gente no podría recuperar sus ahorros… muy mal rollo.

Ante esta situación, los Gobiernos hicieron cuatro cosas principalmente:
a) Actuar como prestamista de los bancos: como entre vosotros no os dejáis dinero, voy a abrir yo líneas de crédito para inyectar liquidez al sistema. Me lo tenéis que devolver, por supuesto, pero de momento solucionamos la papeleta a corto plazo.
b) Bajar los tipos de interés oficiales: no sólo os presto dinero, sino que además lo hago a un tipo de interés más reducido que el de mercado. Aunque con un cierto tiempo de decalaje, eso se traslada a los tipos de interés de los préstamos entre los bancos (porque si las Administraciones me prestan a X, no te voy a pedir dinero a ti a X+2%) y acaba repercutiendo en el euribor, aflojando la presión sobre los hipotecados.
c) Ampliar el límite de aseguramiento de los depósitos de los usuarios con el famoso “Fondo de garantía”: no creemos que suceda eso de que los bancos no os puedan pagar los depósitos. Pero si sucede, no os preocupéis que el Estado os respaldará. Al final, el objetivo era tranquilizar a la opinión pública y evitar que, víctimas del pánico, se lanzasen en masa a retirar sus depósitos (situación para la que, ni en condiciones normales, ningún banco está preparado: no tienen tu dinero allí esperándote, sino que lo utilizan para prestarlo a otros, etc…)
d) Inyectar aún más liquidez a los bancos comprándoles activos. Vale, yo os doy para que tengáis dinero “suelto”, pero a cambio nos tenéis que dar esos activos.

Prestemos atención. Entre todas estas medidas, en ningún sitio el gobierno ha dado dinero “por la cara” a los bancos. Se lo han prestado (a cambio de que lo devuelvan en el futuro) o se lo han cambiado por otras cosas. En ningún caso “se les han cubierto sus pérdidas”, “les dan nuestro dinero a los bancos”, “cuando los bancos pierden pagamos todos, pero cuando ganan se lo quedan ellos”, etc. Que son cosas que he oído con cierta frecuencia en estos tiempos (incluídas personas presuntamente preparadas), y simplemente no es verdad. El objetivo era que los bancos pudieran recuperar la situación de liquidez que necesitan para hacer negocios, y evitar el riesgo de que esa falta de liquidez pudiese tranformarse en impagos.

Bueno, pues después de estas actuaciones, se supone que los bancos pueden estar jodidos (porque las malas inversiones que hicieron se las tienen que comer, son pérdidas o menos beneficios para ellos) pero tienen liquidez. En teoría, tienen dinerito fresco para seguir prestando, pagando sus deudas… y seguir haciendo su actividad habitual de intermediación.

Pero hete aquí que, entre tanto, la situación de la economía real se ha deteriorado. En parte por la crisis de crédito, y en parte (en mi opinión, en España de forma muy notable; por eso estamos sensiblemente peor que otros países de nuestro entorno, a los que la crisis de crédito también ha afectado pero no tenían “el extra” del problema estructural) por el propio agotamiento del modelo económico. Las empresas no es ya que tengan problemas de financiación; es que tienen problemas para vender. Y no sólo porque sus compradores “no tengan dinero”, sino porque aunque lo tengan no quieren comprar, visto cómo está el panorama. Y si las empresas no venden, los empleos se destruyen: quien está en el paro no va a dedicarse a gastar alegremente, y quien todavía tiene trabajo prefiere guardar “por si acaso”.

En este contexto, los bancos que ya tienen “dinerito fresco” dicen… coño, ahora no lo presto. Porque si lo presto, corro el riesgo de que no me lo devuelvan. ¿Cómo le voy a prestar dinero a esta empresa, si veo que se está yendo al hoyo? ¿Cómo le voy a prestar dinero a este individuo, si creo que su puesto de trabajo peligra? Normal. Es su dinero (recordemos; nadie les ha regalado dinero de las cuentas públicas), y ellos deciden el riesgo que quieren asumir (que es más bien poco, y más después de haber patinado con los “subprime” y de haber encajado las pérdidas).

El Gobierno se encabrona. Dice que “los bancos tienen que prestar” y que “se les acaba la paciencia”. Coño, qué fácil es decirle a los demás lo que tienen que hacer con su propio dinero. Los bancos, lógicamente, se resisten: que preste el Gobierno su propio dinero si quiere; o que asuman el riesgo de los impagos; que ellos no tienen por qué hacerlo.

Detrás de esto, al final, está la creencia del Gobierno de que “si inundamos el mercado de crédito, el consumo se reactivará, las empresas volverán a funcionar, contratarán a gente y todo volverá a ser como antes”. Algo que yo pienso que es falso; el sector inmobiliario y constructor no va a ser como era antes, el sector industrial seguirá erosionándose en el contexto de globalización, etc, etc. La crisis de crédito es coyuntural, pero la crisis gorda es la estructural. Los bancos, me da la impresión, piensan como yo. Por eso no prestan dinero, porque saben que no es verdad que “todo volverá a ser como antes”, y que en los próximos años va a ser difícil recuperar una buena parte de lo que presten ahora.

Luego están los que opinan que “los bancos son los culpables de la crisis, ahora que apechuguen”. De nuevo, bajo la concepción de que aquí el único problema ha sido financiero (en el que los bancos sí han tenido un protagonismo claro) y que tienen una especie de “deuda moral” con la sociedad. Pero lo cierto es que los bancos ya están apechugando, comiéndose las pérdidas derivadas de su exposición a activos tóxicos (unos más, y otros menos; cada uno en función de lo aplicado que fuera en la gestión de sus riesgos), y en buena lógica hasta ahí llega su responsabilidad: lo de las “deudas morales” es muy subjetivo y no entra en ningún balance.

Obligarles ahora por decreto a dar créditos de los que saben que no van a recuperar una parte es completamente ajeno al estado de derecho, un paso peligroso para la seguridad jurídica necesaria para la actividad económica. Hacerlo indirectamente mediante la presión (señalándoles con el dedo para que el público en general se les eche encima) no es, evidentemente, mucho mejor. Pero lo peor de todo es que, aunque acabaran claudicando e inundando el mercado de créditos… no estaríamos nada más que poniendo un parche a corto plazo, gestando una nueva crisis subprime (gente que no devuelve sus créditos fue la base de todo el problema) y sin arreglar los problemas de fondo.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

27 comentarios en “Los bancos, los créditos y el Gobierno

  1. En cosas estoy de acuerdo, pero en otras no. La compra de activos inmobiliarios, por más que me lo repitan no me creo que ha sido a precios de mercado, si fuese a precios de mercado no lo tendría que haber comprado el estado, los activos inmobiliarios ahora no valen prácticamente nada y se les ha dado mucho dinero a cambio de esos activos así que el libre mercado ya no es cierto.
    Ahora que los bancos no tienen que asumir el riesgo de los ciudadanos es cierto, las líneas de crédito ICO se tenían que articular de forma que o bien las otorgue un banco Nacional (uy,m casi digo nacionalización) o que el Estado avale el riesgo, aunque en ese caso habría que determinar quién es el encargado y responsable de los análisis de riesgo previos a la concesión.
    Por nuestros problemas estructurales, que estoy de acuerdo contigo en que son los realmente graves, el volumen de estos años es en realidad una burbuja sobre la realidad de nuestra economía, creo que tenemos “más dinero de lo que nos corresponde tener” y por tanto, una vez que esa situación se regularice sobrarán bancos ya que habrá menos dinero que gestionar.

  2. Hablamos de los bancos y estoy completamente de acuerdo contigo.
    Sin embargo – y qué gran “sin embargo”, ¿No es razonable pensar que detrás del mercado está la mano negra de la política, que hay muchos intereses, favores, etc que pueden y hacen cambiar la situación de mercado y forzar a los bancos a mantener una situación que (de acuerdo totalmente con lo que dices) no va sino a agravar la crisis?
    Y tengo una pregunta: ¿Cuál es el papel de las cajas de ahorro en todo este lío? Porque aquí el componente político es aún más claro…

  3. HsP, sí. Estoy convencido de que acabarán llegando a un entente cordial. Sebastián juega al poli malo, Pepiño hace de poli bueno, tiran de la cuerda… y al final llegarán a un acuerdo (del que la mayor parte será sin luces ni taquígrafos), los bancos dirán que “abren el grifo”, el Gobierno dirá que “vale, así me gusta”, y hala, como dicen en el rugby, “patada a seguir” y dentro de x años ya se comerá alguien el marrón. Y cuando vean que esto tampoco funciona… pues a buscar al siguiente cabeza de turco. Todo menos asumir que quizás, sólo quizás, no se están haciendo las cosas bien.

    Dondado, no estoy muy seguro del carácter de los activos entregados. No creo que hayan sido esencialmente inmobiliarios, imagino que habrá habido mucho de deudas a largo plazo, etc. En cuanto al mercado, el problema es que está artificialmente parado porque quienes, a priori, podrían comprar esos activos no tienen la liquidez. Por eso ha sido necesario que haya sido el Estado quien haya gestionado la liquidez (y no necesariamente pagando un sobreprecio por ello, aunque es algo que no tengo datos para afirmar).

    El problema del ICO es que el volumen que puede poner en circulación es pequeño en comparación con lo que el sistema financiero, en condiciones normales, pondría. Pero claro, eso tampoco es justificación para exigir a los bancos nada.

    Has aportado un argumento que, para mí, es definitivo: gran parte de nuestra riqueza es humo, no existe, y esta crisis va a ser una “bofetada de realidad”. Claro que habrá quien, en el camino, haya “pillado cacho” a costa de otros (cambiando riqueza “real” por “ilusión de riqueza”). Pero en conjunto vamos a perder una parte significativa de lo que creíamos que teníamos. Y éste es el verdadero drama.

  4. Por añadir algo más, y anticipando alguna crítica que llegará. Va sobre la famosa frase de “se socializan las pérdidas y se privatizan los beneficios”. Lo primero creo que los has explicado bien: no se ha regalado nada. Y de lo segundo, recrdemos que el 30% de los beneficios de los bancos se nacionaliza vía Impuesto de Sociedades.

    Por lo demás, un post bastante claro para explicar que no parece una buena idea apagar el incendio echando gasolina. Si el sistema financiero español se ha salvado por ahora de un exceso de morosidad, no tiene mucho sentido elevarlo artificialmente regalando créditos que no van a ser pagados. Y como si un banco pierde dinero, termina aportando menos al estado por la misma vía del impuesto, no parece que nos interese que eso ocurra. Como decías el otro día, “SI es tiempo de grandes beneficios”. Es lo mejor para que el Estado recaude y pague el paro de los 3,4 (y subiendo) millones de parados.

  5. Hola, Raúl.

    Un post excelente y muy clarito que, en una gran parte, coincide con lo que exponía ayer en mi blog: http://pacobarranco.blogspot.com/2009/02/la-banca-el-sector-financiero-tiene-la.html

    Básicamente, mi tesis es: los Bancos (unos más que otros) son en parte culpables de la actual situación; pero, ni son los únicos culpables, ni los más culpables.

    Y no sé si son teorías “neocon” o “neopro”, pero lo cierto es que los Bancos NO pueden arriesgarse a no poder responder ante sus depositantes y ahorradores. Eso los llevaría a una quiebra segura y, obviamente, ninguno está dispuesto a arriesgarse. ¿Préstamos porque si? NO, ¿préstamos con garantías? SI como siempre.

    Salu2
    Paco Barranco

  6. Coincido contigo en que el Gobierno está jugando al pim pam pum para endilgarle a alguien la culpa de la situación. Primero fueron los avariciosos promotores (que tienen su enorme parte de culpa y responsabilidad) y ahora les toca a los insaciables bancos (que también la tienen sin duda)
    De su propia responsabilidad como reguladores y supervisores no dicen ni mu (porque bien que aplaudían cuando el PIB crecía durante 15 años y eramos de la Champions segun Zapatero y dabamos clase de crecimiento a Alemania con Aznar) Y tampoco dirán nunca nada de la cuarta pata de esta historia, que somos los ciudadanos (en un porcentaje alto muy irresponsables en la asunción de deudas enormes y a plazos inasumibles) A nosotros no nos echarán la bronca, hay elecciones cada poco tiempo y no conviene cabrear al personal.
    Vaya por delante que trabajo en una entidad financiera y algo, aunque no mucho, sé de regulación bancaria. Cuando oigo decir que esta crisis es fruto de la desregulación solo lo puede decir alguien que no sabe de lo que habla. Regulación bancaria hay hasta límites casi surrealistas, es más, dudo de que haya otro sector con tantas normas, locales e internacionales. Aqui hay leyes de cajas autonómicas, circulares del Banco de España, directivas europeas, transposición de Basilea I y II,… Otra cosa no habrá, pero normas para aburrir.
    ¿Cual ha sido el problema entonces? Pues que quien tenía que hacer cumplir esas normas ha mirado para otro lado. Aqui y en todos los países. Los supervisores no han tenido el valor de frenar el tsunami que se ha ido montando a base de duplicar (casi triplicar) en 10 años el importe de crédito. Había presiones políticas para seguir “creciendo” aunque fuera relativamente falso.
    Esto es como tener un código de circulación que dice que no puedes ir a más de 120 por la autopista, pero si lo haces y no pasa nada, pues todo el mundo irá a 200. Tiene que haber guardias civiles, radares, multas, retiradas de carnet y entonces la ley servirá de algo.
    Analicemos los 2 sectores más golpeados, de momento, el inmobiliario y el automovil, ¿por qué? porque su venta era a crédito en un % altísimo. Se pagaba el precio que fuera (irracional en muchos casos) contra rentas futuras y en el caso de la vivienda con una expectativa de plusvalía que bordea el esquema de Ponzi.
    Una cosa más, que llevamos año y medio escuchando hay crisis de liquidez. Sí pero también y lo que es más grave, hay una crisis de solvencia, fruto de la sobrevaloración de activos. Si uno se coge el balance de Bank of America, Santander, HSBC, Caja Duero, la que sea, y cuadra los pasivos y obligaciones (con clientes, en mercado interbancario o emisiones de deuda) con el valor real (actual que dirían los americanos) de sus activos (préstamo con garantía hipotecaria) sencillamente tiene una diferencia que supera con creces los fondos propios de esas entidades(entidades bancarias muy poco capitalizadas, los ratios de Basilea son muy manipulables si nadie te llama al orden) A eso en cristiano se le llama situación de quiebra.
    En este país hay segun cifras del Banco de España unos 300.000 millone de euros en crédito promotor. Eso vienen siendo unos 50 billones de pesetas. Y el gobierno (ojo, este y el anterior que tambien miró para otro lado) hace como si hubieran aparecido de la noche a la mañana. ¡Uy que sorpresa!
    Y lo mejor de todo es el argumento de que hay que dar más crédito. ¡Pero si el exceso de crédito es una de las causas fundamentales de la situación actual! Esto es como darle agua a alguien que se está ahogando. Y además, los Bancos no lo están haciendo mal ahora al ser exigentes en la concesión de riesgos, lo hicieron mal todos estos años regalando un dinero que por cierto no es suyo si no de sus depositantes y acreedores.
    Lo que hay que hacer (si no es tarde) es invertir y desarrollar sectores nuevos con gran valor añadido, educar al país y tener paciencia. Que el país comprenda que se acabaron las teles de plasma, las vacaciones a lo grande y los Audis Q7.
    Vamos digo yo. Pero tenemos una clase política que sinceramente es lo peor de esta sociedad. Que negro se ve todo a veces.

  7. Igual que ayer, estoy esencialmente de acuerdo con el post. La estructura de la economía real es la causa de la crisis, y el colapso financiero ha venido a empeorar las cosas.

    Pero hay matices. Hay elementos que no se han comentado y que me parecen fundamentales. Los gobiernos no sólo se han limitado a inyectar liquidez a los bancos vía fondos prestados y que éstos tendrán que devolver en un futuro. En muchos casos esos préstamos eran de tal calibre que iban acompañados de “y controlo tu consejo de administración”. Es decir, hemos asistido a la nacionalización “de facto” de algunos bancos. Y eso ha ocurrido en países tan poco sospechosos de tener derivas comunistas como el Reino Unido o los propios Estados Unidos. Así pues, estamos ante tres nuevo elementos que hay tener en cuenta:
    1. La nacionalización de la banca nunca fue una opción para el capitalismo. ¿Por qué ahora lo es? Creo que se trata de una gran hipocresía. Igual que en su día no fuimos partidarios de salvar a compañías en apuros (si están en apuros es que no han hecho bien las cosas) ¿por qué sí se ha hecho con los bancos? ¿Por qué hemos dejado que el mercado haga sus ajustes (necesarios y a veces brutales) en otros sectores (construcción, automación, minería), pero no el sistema financiero? ¿Por qué la gente puede quedarse sin trabajo pero no sin ahorros o sin plan de pensiones? ¿Y el fondo de garantía? Creo que en esto los bancos sí han jugado con ventaja. Con una ventaja que es casi de corte mafioso: o me ayudas o nos vamos todos al garete.
    2. Los fondos inyectados por los gobiernos en los sistemas financieros estaban dirigidos a inyectar liquidez en las economías reales y no a tapar los agujeros negros que los bancos se habían originado a sí mismos, prestando lo que no debían a quien no debían. O al menos eso nos dijeron. Lo que ocurrió no fue eso. Semanas atrás, hemos asistido a situaciones tan kafkianas como la de ver un Euribor que no bajaba a pesar de que el BCE había bajado los tipos de interés. ¿Por qué? Porque el interbancario estaba seco. Seguía seco. La liquidez no llegaba. Y sigue sin llegar o si lo hace, es con cuenta gotas. Las empresas y sobre todo las pymes necesitan financiar sus circulantes para mantener sus modelos de negocio. Esas líneas de crédito son el aceite que engrasa esos motores. Y lo cierto es que renovar esas líneas es más complicado que nunca, mucho más difícil de lo que la situación actual justifica.
    3. Por último la información y la transparencia: ¿alguien sabe a cuánto asciende el “agujero negro” del sistema financiero? En la empresa (sector metalúrgico) para la que trabajo, ante la más mínima duda, problema, error o contigencia, las normas contables nos obligan a provisionar, informar y dar todo tipo de explicaciones a todos los grupos de interés: accionistas, auditores, clientes, proveedores, entidades financieras, administraciones públicas y empleados. ¿Por qué no ocurre esto con los bancos? ¿Dónde están los auditores de los bancos? ¿Qué nivel de control interno tienen? ¿Qué información no están dando? ¿Sus estados financieros reflejan unaa imagen fiel?

    Agradecería opiniones, porque yo, al menos, tengo muchas dudas

  8. Sólo puedo añadir: no os da la impresión de que todo el mundo está corriendo en una “huida hacia delante” y que acabaremos dándonos una ostia tremenda cuando perdamos fuelle??

    Me recuerda esas escenas de pánico en las películas, cuando se produce una desbandada y pisotean a los caídos…

  9. Dejar constancia de una cosa, trabajo en una sucursal de una entidad financiera, muy cercana a polígonos industriales y en los cuatro meses que llevo en la zona no HE TENIDO QE DENEGAR ninguna financiación, las empresas no las piden…. y los particulares menos aún.

    Los medios de comunicación han metido en la cabeza de la gente el NO por adelantado y ni siquiera preguntan.

    También pienso que las entidades españolas están jugando al poker del mentiroso, las artiñamas contables son seguras porque no es normal la cifra de beneficios que se publicitan en España y las del resto de banca internacional.

  10. Hola, antes que nada felicitarte por la entrada, me parece que consigue explicar fácil y objetivamente el tema de la crisis…

    Ojalá el capitalismo tenga los dias contados…no tiene cabida su espiral de crecimiento exponencial hasta el infinito y mas allá…en un mundo de recursos limitados.

    Saludos.

  11. Humm, veo algunos errores de concepto…Veamos, los bancos SI que son un instrumento de la política monetaria del Gobierno y del país, también de la región y del mundo, pues se involucran en dicha política desde el mismo momento en que colaboran en las campañas de los políticos que ganan y pierden elecciones y aunque no son una ONG “per se”, si que les gusta involucrarse en campañas de ese tipo para ponerse la máscara de buenos y responsables con la sociedad.

    Entonces NO son agentes económico independiente, como algunos piensan auqneu si estoy de acuerdo en que para todos los negocios si que buscan su máxima rentabilidad a costa de lo que sea, incluso a costa de engañar a la gente, porque darle un crédito hipotecario a alguien que presenta alto riesgo para poder pagarlo, se llama “engañar” y aunque los que soliciatron los créditos tienen la mitad de la responsabilidad, la decisión siempre cayó en los bancos, por lo que para mi si son los culpables de lo que pasa ahora.

    Hay que conocer bien cómo funciona un banco, con quien se relaciona y que tipo de intereses maneja, para realmente conocer el grado de implicación y de influencia que tienen en la sociedad. Todo lo que han hecho, y que la gente no sabe, automáticamente les da un carácter vinculante con todo lo que sucede ahora y esto implica responsabilidad frente a las consecuencias.

    Es fácil decir ahora que no tienen la culpa y que son independientes y tal… pero ese cuento sólo va para los que ignoran la verdadera trama bancaria (que no todos conocen por lo que veo) y sus vínculos con la economía y todos sus entes protagonistas, incluidas las políticas del gobierno.
    SM

  12. Hola Raúl,

    Excelente post.

    Yo también “iría con los bancos”, pero con matices:

    1. ¿El dinero es suyo? No del todo, en el fondo el dinero es de sus clientes, y han demostrado que no han sabido utilizarlo muy bien. Así que un cierto control externo parece justificado.

    2. El Gobierno no debería haber utilizado la vía de los bancos si no podía controlar el destino del dinero. Porque el dinero del Estado no es de los Bancos, es nuestro. Yo no estoy muy seguro de que la gente esté de acuerdo con que los bancos utilicen ese dinero para limpiarse, a lo mejor habría que haber dejado que alguno se cayera por el camino. Yo desde luego habría preferido un ICO directamente a mi circulante y estaría muuuucho más tranquilo. Ahora me toca pegarme para no “bajar a segunda” (pero, ¿no estábamos en la Champion’s?)

    3. En cuanto a los créditos hipotecarios, de la famosa “burbuja” inmobiliaria no sólo se han beneficiado los propietarios, como se dice. Se ha beneficiado mucha, pero que mucha gente. Por ejemplo, yo vivo en Mallorca, y cuántos proyectos empresariales y cuántos puestos de trabajo no habrán salido adelante gracias a las plusvalías de los bienes raíces. Pues bien, gracias a todas esas operaciones, los bancos se han hinchado. Y ahora, ¿ponen pegas?

    Y eso no es lo peor, lo peor es que tienes razón. Pero maldita sea la macroeconomía cuando no se llega a fin de mes…

    Un saludo muy cordial,

    Jaime

  13. Buenas,

    El dinero se fabrica en unos sitios llamados Bancos Centrales o Casas de la Moneda.

    Esa materia prima no es suya, solo los beneficios de esta.

    La política monetaria es potestad de Gobiernos, federaciones, uniones monetarias, etc…,

    Las buenas prácticas las vigilan o deberian vigilarlas los Bancos Nacionales.

    ¿Hasta aquí nada incierto verdad?

    Y si no que se lo pregunten a los señores Conde y Ruiz Mateos, que si te pueden agenciar un banco si quieren.

    Lo que ocurre es hasta hace cuatro días te metian los créditos hasta en las cajas de galletas, se ponian pesados oigan, .. y un creditito para ese viejo coche de 5 añoss, barato barato oigan.

    Que pena de tanta volubilidad.
    ____________________________________________

    Me pregunto lo siguiente:

    ¿Porqué no se crea aquí una figura parecida la la francesa?

    Hablo del intermediador de créditos, una figura supuestamente independiente

    Que DECIDA por unos parámetros socio-económicos que créditos se pueden conceder

    Basados en la aportación pública monetaria para aumentar el crédito necesario en las familias y empresas, sobre todo Pymes.

    Una observación:

    En HOLANDA ahora mismo hay aproximadamente un 2,5 % de paro.

    Podían tomar ejemplo, aquí hay indemnizaciones por despido altas por la razón de que los salarios son muy bajos.

    En HOLANDA el salario mínimo está por encima de los 1.200 EUROS, y la indemnización es mas baja, al igual que el impuesto de sociedades. Y todo en un estado del los llamados de “bienestar”.

    Esa transformación financiera, permitiría al tener la gran masa “pueblo” o sea nosotros más capacidad de compra, por tanto más consumo y por ende más ventas/actividad empresarial.

    Lo que sumado a un menor impuesto de sociedades hace más competitividad, y el currante más motivado

    en su trabajo, y más dispuesto a “especializarse” pues el “para lo que pagan” estamos artos de escucharlo.

    También se debería de revisar sistema de cotizaciones, que sea más progresivo, y ahora que a suprimido el IMPUESTO DE PATRIMONIO, compensarlo vía IRPF.

    Si NO da siempre la impresión de que pagan los de siempre.

    Añadido por supuesto a una reforma del sistema productivo y sus sectores, como Irlanda en su día se “especializo en tecnología electrónica e Informática”.

    Y finalmente, acometida la reestructuración del sistema productivo, vigilar más estrechamente las actividades financieras, para que no pase lo de Merryl Lynch, que se repartieron millonadas antes de cascar la empresa y pedir al Estado pasta.

    ¿Hay voluntad política de hacer lo que se debe..?

  14. Hola, consultores, buen hilo.

    La Banca, como Poder Fáctico que es, forma parte importante de la estructura de cualquier Estado, con fuerte interrelación y “feedback”con cualquier Poder Ejecutivo del momento, tanto en un Estado como bajo el prisma Global.

    Cualquier sistema político, puede ser Eficiente, pero solo si HACE LO QUE TIENE QUE HACER por el Bien Común.
    Socialismo, Capitalismo, Satrapías de cualquier tipo, que mas dá.
    Si se permiten Excesivas Licencias y Prebendas, con las que estimular su Egoísmo Idiota, acabarán implosionando, arrastrando consigo demasiadas cosas.

    O bien mudarán de sistema, de Capitalismo a Socialismo, a Dictadura, a Loquesea, o a la inversa, acaba no solucionando nada definitivamente.

    La única solución, es marcar unas Reglas de Juego juiciosas, con relación a la Sociedad e incluso al Planeta Tierra y lograr que los poderes fácticos no se las salten a la torera.

    Gran parte de las Administraciones actualmente en crisis, tenían por objeto el dinamizar “sus intereses” de cualquier manera, han sido acomodaticios y fatalmente permisivos con ciertos Poderes Fácticos, uno de los cuales, destacado, es el Sistema Financiero.

    En plata, hablo de:
    Excesos de Liquidez, nulidad del Tribunal de Cuentas, ultracorrupción en Gastos Electorales, Desarmes Arancelarios, Endeudamientos Demenciales, Especulación desorbitada, Gasto Público infumable, desactivación de Controles Bancarios. Y tantas otras actuaciones de “pan para hoy y hambre para ….. el que venga detrás”.

    A nivel mundial, Greenspan, sería el Villano, mientras que el Camdessus de hoy día sería el Sensato.
    Dejo aparte las llamadas Izquierdas y las Dictaduras, pues aunque pueden tener un inicio ilusionante, a largo plazo son poco viables, como ya está mas que visto.

    Considero que el sistema político ideal del futuro está por descubrir, pero debería ser rigurosamente democrático.
    Por cierto, he visto un buen número de “buenos usos democráticos” en el Ideario del Partido “Ciudadanos”. Albert Boadella, ya no está en él, pero me parece que debe ser un buen teórico, aparte de intelectual satírico.

    Considero que ese es uno de los sitios donde ya otros han estado bregando en buscar soluciones, por lo que me permito no listarlas aquí. Nuestro Trabajo es saberlas localizar, y en su caso, promover.

    Después de un buen Análisis, las SOLUCIONES son lo que mas nos debe ocupar como Consultores.

    Saludos y al tajo.

  15. Pues sabe que te digo ,que haber si se atragantan con los ladrillos con los billetes o con las bombas que van a caer cuando la gente no tenga nada que perder.España se va al garete ahora no tiene remedio,pero la culpa ha sido de los bancos por dejar de dar creditos hace tres años ,y dejaron de prestar porque el señor zp,les aviso que el ladrillo se iba a terminar.y el eurivor subiria segun el banco central.El banco esta para prestar dinero,pero lo indignante es que ellos fueron quienes pusieron el precio a las propiedades con sus tasadores,y ellos son los que al no dar creditos efectivamente no hay demanda,y si no hay demanda es muy chulo decir que se devalua la propiedad,con lo cual no se generan beneficios y si no se generan, no hay consumo y si no hay consumo las tiendas cierran,y si despiden hay morosos y si hay morosos se atragantaran con los bienes,y por mucho que baje el precio,si todos somos morosos no nos daran creditos..Que fuerte,son todos ustedes muy inteligentes que dios os bendigaaaaaaaa.google..(cuando volveran los bancos a conceder hipotecas)hay escribi lo que pasaria,antes de ver a toro pasado.

  16. Es mas,dicen qe no quieren pisos,claro que los quierennnnnnpero quitarselos por lo que les queda de deuda a las familias porque no les pueden pagar,y luego se lo venden al siguiente por menos o le dan en alquiler.Mas vale que no les hicieran tanto daño sicologico.Dicen que no prestan y a mi me pasa,aunque les pueda devolver si vendo, pero como dicen que no voy a venderrrrr claro esta,porque ellos no prestannn,pues no me dan liquidez.y en cambio le prestan a un jugador de futbollll,ese si va a producir que fueeeeerte.EJEMPLO SI UN HIJO PIDE A SUS PADRES DINERO PORQUE SABE QUE TIENEN,ELLOS PARA NO DEJARLE INVIERTEN EN ALGO ESE DINERO pues YA NO TIENEN,YA NO QUEDAN MAL..PUES ESO ESTA HACIENDO EL BANCO.LOS BANCOS ESTAN PARA PRESTAR.Y SI NO SAQUEMOS EL DINERO TODO EL QUE LO TENGA.OSUREROS. ESTAN USANDO ESE DINERO DEL CONTRIBUYENTE PARA EMBARGAR PROPIEDADES,ELLOS GANANN,NO SE DAN CUENTA USTEDES?

  17. Hace un par de noches, en el programa de TV “G-20”, el “duro” Hristo Mejide, presentó a Botin como a la persona que realmente manda en España.
    Quizá él sepa algo que yo solo intuyo.

  18. abran los ojos.Si el banco es una empresa privada y se ve que la destruccion de este pais se inicio hace tres años cuando dejaron de dar hipotecas cuando la gente necesitaba vender por la subida del euribor,y no podia vender el banco se lo embarga seguro.y por mucho que pensemos de donde procede la crisi es sencillamente porque no quedan veneficios cuando se venden y si no quedan veneficios no hay consumo y si no se consume se destroza todo, no solo la construccion.Pero y por muchos empleos que consigamos no abra nomina que pague el piso que debemos al banco y que este nos quito,ni para comer,¿como tendremos una vivienda digna si seremos morosos para toda la vida?y ademas estaremos pagando intereses de la casa que el banco me embargo.abran los ojos ,salgamos a la calle contra los bancos.

  19. abran los ojos.Si el banco es una empresa privada y se ve que la destruccion de este pais se inicio hace tres años cuando dejaron de dar hipotecas cuando la gente necesitaba vender por la subida del euribor,y no podia vender el banco se lo embarga seguro.y por mucho que pensemos de donde procede la crisi es sencillamente porque no quedan veneficios cuando se venden y si no quedan veneficios no hay consumo y si no se consume se destroza todo, no solo la construccion.Pero y por muchos empleos que consigamos no abra nomina que pague el piso que debemos al banco y que este nos quito,ni para comer,¿como tendremos una vivienda digna si seremos morosos para toda la vida?y ademas estaremos pagando intereses de la casa que el banco me embargo.abran los ojos ,salgamos a la calle contra los bancos.

Deja un comentario