Trabajo y aburrimiento

Relax

Traduzco (libremente y con mis recursos, que son los que son) de este fragmento (desconozco la fuente) que cita Tim Ferriss:

Trabajo a cambio de dinero. Es algo común a la mayoría de la gente hoy en día. Para ellos, el trabajo es un medio y no un fin en sí mismo. Por eso tampoco se preocupan de elegir demasiado sus trabajos, con tal de que paguen bien. Pero también hay, aunque sean pocas, personas que preferirían morir que trabajar sin satisfacción en el trabajo. Son quisquillosos, difíciles de satisfacer y no valoran demasiado las distintas formas de compensación si su actividad no es, por sí misma, la mejor de las compensaciones. Los artistas y los hombres dados a la reflexión pertenecen a este grupo, pero también aquellos hombres amantes del ocio que pasan su vida a la búsqueda de algo, viajando, inmersos en aventuras y amoríos. Todos estos aceptan el trabajo y las penurias, incluso el trabajo más difícil, sólo si lleva aparejado disfrute. Si no, prefieren darse a la pereza, incluso si eso trae consigo empobrecimiento, deshonor o peligro. No temen al aburrimiento tanto como a trabajar sin disfrutar; de hecho, necesitan grandes dosis de aburrimiento si quieren tener éxito. Para pensadores y espíritus sensibles, el aburrimiento es esa calma que precede a los buenos vientos y a un feliz viaje. Tienen que soportarlo y esperar a que haga su efecto. Precisamente esto es lo que los espíritus más vulgares no pueden conseguir de ninguna manera. Evitar el aburrimiento a toda costa es vulgar, tanto como trabajar sin disfrutar.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

15 comentarios en “Trabajo y aburrimiento

  1. “Todos estos aceptan el trabajo y las penurias, incluso el trabajo más difícil, sólo si lleva aparejado disfrute”.

    Los hombres dados a la reflexión son así ? xD.

    Mmm no se, no se, así leyendo del tirón el texto veo cosas un poco raras, aunque quizá sea percepción mía.

    Un saludo

  2. Javier, como ya he dicho no soy traductor así que puede que la traducción haya quedado un poco ortopédica. En todo caso, el texto original es:

    “All of these desire work and misery if only it is associated with pleasure, and the hardest, most difficult work if neccesary”

    “Artists and contemplative men of all kinds belong to this rare breed”

  3. ¿Ah, no te cuadra la idea? Pues a mí me mola :D

    La idea de que tiene que haber espacio para la desconexión, para divagar, incluso para la pura molicie… para que surja la creatividad… y que no pasa nada por “no hacer nada”, y que no necesariamente hay que estar “haciendo algo” (aunque no te guste)…

    En fin, igual es que así me siento indulgente conmigo mismo :D

  4. Interesante, pero que los que trabajan por el placer de lo que hacen son los menos y es que trabajar para ser feliz no es lo mismo que ser feliz trabajando.

    Yo me divierto con lo que hago, a menudo, pero si tuviese la capacidad y el valor a lo mejor me dedicaría a otra cosa.

  5. Yo siempre digo que trabajo para vivir, no vivo para trabajar. Para mi el trabajo está muy por detrás en prioridades que otras cosas, nunca por trabajo dejaré de lado la familia, los amigos, mis hobbies. Pero por esa misma razón de prioridades, nunca trabajaré, mientras pueda claro está, en algo que no me llene, que me haga sentir completo, disfrute y aprenda día a día… Son 8 horas (o más si cuento desplazamientos) al día que dedicamos a ello, paso más tiempo con eso que con mis otras cosas más “prioritarias”, por lo que, no tiene sentido, para mi: “trabajar, simple y llanamente para ganar dinero”..

  6. Está claro que dependiendo de si nuestro trabajo nos aburre o no, estaremos más satisfechos o menos.
    La mayoría de la gente trabaja para vivir, pero no es tan descabellado que haya personas que aman tanto su trabajo que viven para trabajar.
    Para leer sobre temas relacionados con empleo: http://empleo.universiablogs.net

  7. Carol, el tema es que hay gente que acepta ese “me desconecto durante x horas para hacer un trabajo que no me gusta en absoluto pero con la pasta me vale”, y otros que no. Y eso no quiere decir que “vivan para trabajar”, seguramente disfrutan tanto o más de la vida que los otros. Por eso precisamente no están dispuestos a sacrificar “sólo por dinero” una parte importante de ella, le EXIGEN al trabajo que les satisfaga.

  8. Alguna vez he oído eso de “encuentra un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar el resto de tu vida”. En general creo que la gente no está ciertamente en esta situación, no es mayoría la gente que es feliz con su trabajo.

    Otra cuestión que se ve por ahí a veces con distintos planteamientos: “si fuese tu último día de vida, o si te dieran unos meses, o un año de vida… ¿seguirías haciendo lo que haces?. Si no, ¿qué harías?” En el famoso discurso de Steve Jobs en Stanford (se puede ver en Youtube), dice algo así: él vio que ya llevaba demasiados días seguidos insatisfecho y decidió cambiar).

    Seguir lo que a uno le gusta, cumplir los sueños, la pasión de nuestra vida… qué lujo y qué poco costaría seguramente en muchos casos. ¿Cuestión de riesgo, de decisión, de olvidarse por un momento de lo que piensan los demás?

    Yo creo que soy más bien de las “personas que preferirían morir que trabajar sin satisfacción en el trabajo”. En mi situación particular, esa insatisfacción (a veces se da, a mi pesar) la trato de contrarrestar reinventando el propio trabajo, buscando ocasiones para que se haga realmente interesante, con oportunidades para aprender, para generar a su vez nuevas oportunidades, para conocer gente nueva… En definitiva, cuando el aire empieza a ser menos fresco, creo que lo mejor es ¡abrir ventanas, y rápido!

Deja un comentario