Cuánto cuesta una cosa, cuánto vale y cuál es su precio

Tendemos a usarlos como sinónimos: ¿cuál es el precio? ¿cuánto vale? ¿cuánto cuesta? Pero no son lo mismo…

Recientemente han coincidido dos posts interesantes al respecto. Uno, éste de Andrés que se llama “el precio justo“. Otro, el video de LaComuna.tv donde desglosan su “presupuesto” por hacer un video.

Las cosas “cuestan”, tienen un coste: si sumas el precio que tienes que pagar por todos los materiales, los servicios contratados, la mano de obra, la imputación de gastos indirectos e incluso la estimación del beneficio esperado obtienes el “coste”, que se transforma en el “precio mínimo al que vas a vender”. Por que si vendes por debajo de eso, estarás perdiendo dinero.

Por otro lado tenemos el valor, que es algo tremendamente subjetivo que depende del comprador o, más concretamente, de la “utilidad marginal” que recibe a cambio de lo que compra (y en lo que intervienen muchos factores). Es una medida de “lo máximo a lo que estoy dispuesto a renunciar por comprar el bien”, y determinaría el “precio máximo al que voy a comprar”. Porque si compras por encima de eso, estás renunciando a algo que valoras más que lo que vas a obtener a cambio (estarás perdiendo “utilidad”).

Finalmente, el precio es la cifra a la que se realiza el intercambio. Lo normal es que se sitúe entre el coste y el valor. Mientras eso suceda, las dos partes quedarán satisfechas: el vendedor cubre su coste y algo más (incluso mucho más), y el comprador se desprende de una utilidad menor de la que recibe a cambio.

El problema viene, claro, cuando el valor percibido por el potencial comprador no llega a cubrir el coste. ¿Y entonces? Pues entonces… no hay trato, no tiene sentido, es antieconómico. Pero es un problema relativo, no se hace la transacción y ya está.

Pero el problema es mayor cuando el valor percibido en un momento luego se descubre como falso y te das cuenta de que has hecho una transacción pagando un precio desorbitado por algo que no valía lo que costaba.

O cuando los costes (y por lo tanto los precios mínimos) están inflados por que se le ha dado valor a cosas que no lo tenían, y ahora hay que buscar a otro “tonto” y convencerle de que pague un valor inexistente.

¿Que a qué viene todo esto? Pues a nada en concreto, a reflexión “económica” sobre proyectos que ves, sobre la “economía de lo gratis”, sobre si es sostenible plantear un negocio en el que nadie esté dispuesto a pagar lo que cuestan las cosas, sobre si nos estamos malacostumbrando a que sea así, sobre cuánto va a durar esa ficción, sobre quién paga lo que no queremos pagar los demás, sobre qué negocios tienen sentido y cuáles no, sobre hasta qué punto vivimos en una economía de mentira construida sobre valoraciones incorrectas…

En fin, paranoias :)

Contenido relacionado:

12 respuestas a “Cuánto cuesta una cosa, cuánto vale y cuál es su precio”

  1. Ata dice:

    ¡¿Paranoias?!, son el quid de la cuestión.

  2. Lucas dice:

    Bien explicado. De hecho es eso precisamente lo que hace que la economía planificada sea un fiasco (la imposibilidad del cálculo económico según palabras de Ludwig Von Mises)

  3. marcos dice:

    Me sorprende el negocio de FON ingresos de acuerdos, Foneras y usuarios que pagan por uso. Pero, ¿cuál es el valor? No está en la empresa, está en el servicio que ofrece al cliente para acceder a contenidos en Internet y que no dependen de FON. Es una cosa fantástica. Me tiene alucinado.
    Luego está Apple, vendiendo millones de hardware empaquetados en dos cosas: iPod y iPhone, más que computadores. Han construido esa necesidad en tres años. Es acojonante. Beneficios de 1.600 mill $. Y además iTunes con música y aplicaciones (me imagino a la gente dándose tortas por entrar a vender ahí).
    Creo que los tiempos que corren son para ofrecer servicios y experiencias a usuarios muy acomodados. Esa es una palanca para crecer.
    Creado a partir del último post de Varsavsky, de hoy, y de Applesfera sobre los resultados del Primer Trimestre del FY2009.
    Alucinado estoy.

  4. Hombre Sin Personalidad dice:

    “Es de necios confundir valor con precio”

  5. silta dice:

    Quizá te guste leer este informe de trendwatching sobre la tendencia a lo gratis:
    http://trendwatching.com/trends/freelove.htm

    Namaste,
    silta

  6. […] post de Raúl Hernández sobre los conceptos coste, valor y precio. No es el más académico que he leído, pero si es claro y contundente. Me ha interesado […]

  7. […] Existen diferencias entre lo que cuesta una cosa, lo que vale y su precio, según indica el Consultor Anónimo. […]

  8. […] no mucho hablaba yo de coste, de valor, y de precio. Y hace un poco más, hablaba de cómo calcular la tarifa para un proyecto de consultoría. Pues […]

  9. […] diese Beispiele klare Preisfixierungslagen seitens des Markts. Video | Youtube Mehr Information | Leben des Beraters In Blog Salmón | was ist das Angebot und die Forderung? Posted by Elsies Hephard at […]

  10. […] tendrán que ser los accionistas los que pongan dinero. En todo caso, sea quien sea el que paga, hay que ofrecerle un valor a cambio. Si no, “no hay […]

  11. […] vale esa diferencia? Difícil establecerlo en términos objetivos, porque el valor es algo completamente subjetivo y más cuando hay un conjunto de características intangibles más difíciles de medir. Pero por […]

  12. Alexandra dice:

    Graciaas por tus paranoias, ojala la gente dediacara + tiempo a la reflexión económica y el rendimiento que podemos sacar… entonces no habría tanta crisis!

Deja un comentario