Urgencias en festivos

El día de Navidad tuvimos que ir a urgencias. Nada grave, pero mi mujer llevaba ya dos días con dolores fuertes en la garganta y toses. Y basta que esté embarazada para que cualquier precaución sea poca, a ver si por un quítame allá una infección va a tener más problemas. Así que allí nos fuimos, a las urgencias del centro de salud de Aranda de Duero.

Evidentemente, no éramos los únicos (aunque tampoco era un desmadre de gente). Varios niños pequeños con toses de esas que parece que se les salen los pulmones y con carita de fiebre, algún adulto con pinta de cólico… pero lo cierto es que allí estaban: las enfermeras atendiendo las admisiones, los médicos atendiendo pacientes… Día de Navidad, y mientras otros disfrutamos de las celebraciones con familia y amigos, otros se ponen al pié del cañón para darnos servicio si lo necesitamos.

Y si te paras a pensar, hay muchos como ellos a los que les toca sacrificar la fiesta: policías, servicios de transporte, retenes de quitanieves, bomberos… E igual que a veces usamos los blogs para protestar cuando algo no nos parece bien, esta vez he creído que merecía la pena usarlo para reconocerles y agradecerles el sobresfuerzo que supone trabajar cuando los demás no lo hacen.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

10 comentarios en “Urgencias en festivos

  1. Pues gracias por la parte que me toca (mi mujer estuvo de guardia la noche del 24), y aprovecho para ciscarme en todos los que a las tres y media de la mañana fueron a urgencias a despertar al turno porque “les dolía la barriga” y las parejitas que se van a darse el lote al aparcamiento del centro de salud porque así, recién rematada la faena, entran por urgencias y piden la píldora del día despues (¿condón? ¿what’s that?). No es que me alegre de que compartieras sala con gente realmente enferma, pero imagina que te toca hacer media hora de cola detrás de estos elementos con tu mujer mala de verdad. Que pais.

    Por cierto, que sobreentiendo que no fue nada y me alegra que todo vaya bien. ¿Para cuando el feliz acontecimiento?

  2. Gracias, Remo. Si todo va bien, a principios de abril estará con nosotros él o ella.

    No, no fue nada; placas en la faringe, antibióticos “para embarazadas” y ya está.

    La verdad es que a mí siempre me da muchísimo apuro ir a Urgencias, pensando en que hay gente que “está peor” y que lo tuyo puede esperar hasta el día siguiente. El problema es que tampoco la atención primaria es muy ágil (intentamos pedir cita para el médico de cabecera y lo primero que me daban era para el lunes; cuatro días no era un plazo asumible) y te dejan a veces como única opción las Urgencias.

    Y luego oye, lo cierto es que tampoco uno es capaz de valorar el riesgo de algunas cosas; recuerdo cuando, después de pasar casi 24 horas con dolores (pensando “pues no me encuentro muy bien”, “esto será que he cogido frío”, “yo creo que nunca me había dolido ahí”) decidí ir a Urgencias… y me metieron al quirófano esa misma tarde para sacarme el apéndice :)

    Pero sí, hay gente que da por culo. Incívicos, que se suele decir. Pero esos lo son en Urgencias, en la cola del pan y donde haga falta.

  3. Pues tengo entendido que algunos se pegan por esas guardias (se pagan a precio de oro). Aún así, también desde aquí mis felicitaciones :)

    Y otra para los futuros re-padres ;-)

  4. Hasta ahora he tenido la suerte de hacer siempre fiesta en estas fechas, pues mi trabajo me lo permite. A pesar de ello, me ha alegrado mucho el post. Así que no podía dejar de darte felicitaciones dobles: por el post y por tu futur@ hij@ ;-)

  5. Nosotros también estuvimos en urgencias la tarde del día de Navidad (nada grave, la peque con tos, mocos y vómitos por las arcadas) y el trato fue muy bueno. Nos unimos al agradecimiento por los profesionales que cumplen también en estas fechas.

  6. Me pasó lo mismo que a ti, sólo que por la supuesta (espero) incompetencia de un médico me tiré 31, 1 y 2 en el hospital con mi mujer supuestamente en proceso de parto prematuro…

    … pero resulta que ha sido una falsa alarma

    ¿alguien conoce dónde tenemos el botón de rebobinar?

    salu2

  7. Muchas gracias porque soy enfermero y me toco trabajar las 24 horas el 25 de diciembre y el 6 de enero.

Deja un comentario