La culpa de la crisis la tienes tú

Hala, a cubrirme de gloria otra vez. Pero es que entre todas las explicaciones a la crisis que vengo escuchando, echo en falta algo tan esencial como la autocrítica. La culpa es de los americanos, es del gobierno, es de Greenspan, es de los bancos, es del Banco Central, es de los especuladores, es de…

¿Y tú? ¿No tienes nada que ver?

Te digo a ti, al que compró un apartamentito sobre plano en una zona que se estaba revalorizando mucho porque “en un par de años lo vendo y me saco unos millones”. A ti, que cambias tu dinero de banco para poder acogerte a un depósito al 8% (cuando los tipos de interés oficiales están dos o tres puntos por debajo). A ti, que has comprado una vivienda financiada a más del 100% y a 50 años que se te lleva más de la mitad del sueldo. A ti, que metes tu dinero en bolsa “a ver si en un par de meses sube un 10%” o que vas corriendo a comprar la acción que has oído que “va a ser un pelotazo”, o que inviertes en un fondo esperando revalorizaciones de dos dígitos. A ti, que te has comprado un coche que no podías pagar apoyándote en el préstamo del banco, o te has ido de vacaciones al Caribe. A tí, que vives por encima de tus posibilidades apurando el límite de tu tarjeta de crédito.

A pequeña escala, muchos de los que ahora se llevan las manos a la cabeza han reproducido el comportamiento especulador que reprochamos al sector financiero. Entre todos, con nuestras decisiones (y nuestra avaricia) hemos ido alimentando a la economía financiera por encima de la economía real, y empujándola hacia unos límites que nunca deberían haberse superado. Ahora, cuando vienen mal dadas, nos hacemos los suecos: “eso han sido los bancos, que son unos avariciosos”, “eso son los especuladores en bolsa, que han invertido a crédito”, “eso han sido los constructores, que han inflado la burbuja”, “eso han sido los gobiernos, que no han controlado bien”, “eso han sido unos que han invertido sin controlar el riesgo”…

En realidad, aquí todos hemos despreciado los riesgos (de no poder pagar los créditos, de una evolución poco favorable de los activos subyacentes, de quedarnos sin trabajo, de enfermar, de…) atraidos por la rentabilidad y un ritmo de vida más alto de lo que nos podíamos permitir, obviando algunas precauciones elementales (como el no gastes más de lo que ganes, nadie da rentabilidad sin riesgo, ningún activo se revaloriza eternamente, etc.). Exactamente de lo mismo de lo que acusamos a los demás.

Por supuesto que todos (los bancos, los gobiernos, la sociedad en su conjunto) han sido cómplices necesarios, animándonos a todos a entrar en esta espiral de consumo, avaricia, deuda y desprecio por los riesgos, confiando en que podían estirar la cuerda más, y más, sin que se rompiese. Pero en última instancia, las decisiones no las toman ellos. Las tomamos nosotros.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

56 comentarios en “La culpa de la crisis la tienes tú

  1. Ahi le has dado…EStoy totalmente de acuerdo, siempre nos gusta echar los balones fuera y culpar a otros, aunque si que es cierto que como todos estamos regidos por el sistema financiero, nos dejamos llevar.

  2. Totalmente de acuerdo.
    Es el post que me habria gustado escribir, asi que me lo ahorro.

    ¿Como una pareja que ingresa 2.000 euros al mes se mete en un piso de 300.000 eurazos?
    Y no me refiero a un caso concreto, conozco varios en mi entorno, eso sin olvidar la de coches nuevos que hay por las calles…

    ;)

  3. Buff… yo es que llevo machacando a mis allegados sobre este tema desde el 2004.

    Tampoco me apetece ponerme en plan “yalodecíayoista”, porque, lamentablemente, me toca en parte pagar los daños.

    Así que lo único que voy a aportar es la frase que más pronuncio a diario: “el mundo está lleno de g*l*p*ll*s”.

  4. Efectivamente,y aunque la crisis es global,aqui en España yo creo que se acrecenta por la poca cultura financiera que tenemos.
    Cuando escucho a gente, que no sabe ni que es un tipo de interes, hablar que esta pensando en contratar hipotecas en yenes me pongo malo y pienso que tenemos lo que nos merecemos.

  5. Efectivamente Raúl, en ese sentido tuvimos una interesante comida el sábado en el V encuentro Rankia en el que precisamente defendía tu tesis, la culpa es de todos los que, llanamente, han vivido por encima de sus posibilidades, y digo han y no hemos, porque sólo una minoría como en el cuento de la cigarra y la hormiga hemos vivido siempre por debajo de nuestras posibilidades, pensando en lo que pueda venir, tanto a nivel económico macroeconómico, como hablando del ámbito puramente personal, si tienes 4 lleva un ritmo de vida de 3 y no al revés tirando del crédito y de la corriente especulativa malamente entendida.

    También, ya puestos comentar que hace unas pocas semanas corrió por los blogs con más tráfico el video de “Dónde está el dinero” del videoblog Negopolis, en el cual se insinúa que el dinero de la crisis está en Suiza en la cuenta de 4 listos, y nada más lejos de la realidad, esos miles de millones que se supone que se han esfumado con la crisis, en realidad NO están en suiza en la cuenta de algún listo (que bonito es echar la culpa a los demás) en realidad están diluidos en la sociedad,… tú que has comprado un cochazo (en vez de uno de gama inferior) a crédito, tú que en vez de irte a Benidorm has decidido veranear en el Caribe, tú que en vez de comprarte un plasma normalito has ido a por el de 42”, etc, etc… tú que has consumido siempre por encima de tus posibilidades despreciando el riesgo del crédito o apalancamiento financiero, tú y miles y millones de ‘tús’ habéis tenido la culpa principal de estar donde estamos.

    Y ahora que nos den de leches a los dos, Raúl.
    Un saludo.

  6. Más incluso. No eres tú el responsable, soy yo, todos y cada uno de nosotros. Porque aunque yo vivo de alquiler y llevo un par de años suplicando a la gente que no compre pisos, todos sabemos de casos en los que se ha pagado dinero en negro, de gente que defrauda, de chanchullos que no hemos denunciado e incluso los hemos reido como “picardía española”.

    País de ladrones, tenemos lo que nos merecemos. Nosotros, no solamente tú …..

  7. Estupendo Raúl, simplemente una estupenda reflexión, y de nuevo el tener los *ojones bien puestos para decir lo que muchos pensamos, y no decimos.

  8. Tienes parte de razón, la escasa cultura financiera de ese país (esto en culpa de cada uno que ya somos mayores, pero no sobraría que la economía apareciese en la educación formal). En todo caso, escaso consuelo para los que somos conservadores en temas financieros

  9. No digo que no tengas razón, que la tienes. Pero es como comparar la erosión que produce en la piedra una gota de lluvia con la que produce un diluvio.

    “Listos” que quisieron aprovechar la coyuntura económica hubo en todas partes. Cada uno en su escala intentó sacar tajada y en esa misma escala son responsables de la situación actual.

    No se puede comparar al super-mega-banquero chungo con el inversor/ahorrador medio.

    Lo que si me saca de mis casillas fueron todos los “enterados” que compraron pisos para especular a costa de personas que necesitaban una vivienda. A esos, a esos… que les den por c***.

  10. ChemaHoyos, precisamente, para no caer en “la culpa es del diluvio”, conviene reforzar que el diluvio lo forman gotitas, y que todo suma. Que evidentemente, habrá gente que se gestione bien o sean conservadores como dice Antonio, pero escasean… al menos de donde yo vengo. Y vemos derroche por todos lados.

  11. Cuanta razón tienes Raúl, todos intentamos tirar balones fuera que si suprimes, gobiernos, bancos, etc pero realmente como bien argumentas en tu post todos tenemos un poquito de culpa, algunos más que otros.

  12. ¡Madre mía!, lo que les faltaba a algunos…

    Más allá de los plasmas y los BMWs, comprarse una casa por 300.000 hace 3 años, en algún lugar de la provincia de Madrid no erá ningún “lujo superfluo”. Era lo que había.

    ¿Alquilar? pues seguro que con mejor información mucha gente lo hubiera hecho.

    Y tampoco se puede ir con la familia a cualqueir sitio (mirar lo que te dan en Madrid por 600 € de alquiler) en previsión de que unos años después tu empresa o la de tu pareja haga un ER.

    Creo que en el fondo de lo que unánimente planteáis hay un punto muy cierto e interesante, pero de ahí a culpar a mucha gente a la que le tocó “la suerte” de llegar al mercado inmobiliario en el peor momento. Eso es injusto y cruel.

    Lo dice uno que, afortunadamente, ya vive de alquiler. Pero que ha pasado 2 años viviendo por debajo de sus posibilidades, y tirando dinero al water por un tubo (intereses), por culpa del puñetero euribor y del precio de la vivienda.

    Admito el error/responsabilidad de comprar y no alquilar, pero, coño, la culpa de la crisis es demasido para mí.

  13. Esteban. Todos conocemos algún caso de los que comenta Raúl. Y todos, en mayor o menor medida, hemos contribuido a inflar el globo hasta hacerlo estallar. Como dices “todo suma”.

    Permitidme que generalice.

    Cuando vimos como se reflejaba en los medios y en nuestro entorno la idea de que era fácil obtener un beneficio alto y en relativamente poco tiempo, muy pocos se resistieron a la tentación. Hemos estado rodeados de cantos de sirena que nos atraían a la inversión irreflexiva y al consumo desaforado. Los bancos con sus campañas “adelante” y demás reclamos por el estilo eran los primeros interesados en continuar la dinámica.

    Ahora que todo ha saltado por los aires que cada palo aguante su vela, por supuesto. Pero el regusto que me deja el post de Raúl, sin que seguro fuera su intención, es aquella frase de “manolete, si no sabes torear pá que te metes”. Es como dar a entender que el capitalismo es sólo para gente del mundillo financiero y que el ciudadano medio la ha cagado intentando aprovechar los mismos caminos que los capitalistas tienen más que trillados.

    El error no está en las personas, está en el sistema.

  14. Ata:
    Comprarse un piso por 300.000 euros cuando ingresas 2.000 mensual era, es y sera una locura.
    Es mi opinion personal y es totalmente discutible, desde luego.
    Lo que pasa es que, como bien dices, nos hemos visto envueltos en una espiral consumista que hacia imposibel encontrar otra cosa por menos dinero, esto sumado a nuestra vieja creencia de “alquilar es tirar el dinero”, y de la envidia patria ¿por que no decirlo? nos lleva donde estamos.

    Yo no critico que alguien se compre un piso de 300 o 500 mil euros, haya cada cual, lo que critico es pedir 330.000 de hipoteca por una casa de 300.00 y de paso comprarnos un BMW, cuando ganas 2.000 mensuales, y conozco mas de un caso, te aseguro que no me invento nada…

  15. En España el sentido de la propiedad está exagerado, no como en el resto de Europa donde casi todos viven de alquiler.
    Por otra parte, recuerdo que cuando estudiaba, podía ver como amigos “currantes” no paraban de comprarse casa, cochazos, motos, etc. y sin tener trabajo fijo. Y todo ello mientras tu estabas en números rojos, en un sector tecnológico en crisis. Y digo yo, ¿alguien se ha acordado de la burbuja tecnológica? Se habla de crisis ahora, pero la crisis viene de mucho atrás, pero mientras la gente pensaba que podía consumir, (el banco se lo permitía), parecía que todo iba bien.
    Todo esto viene, sobre todo, por el tema del sector inmobiliario, donde podíamos encontrar dinero fácil con casas, no para vivir, sinó para invertir. Aquí se ha metido mucha gente a especular. Si hubiera estado en manos de los profesionales del sector, esto no hubiera pasado.
    ¿Os imaginais a un “pocero” invirtiendo en redes sociales o startups?

  16. Estoy de acuerdo, pero solo a grandes rasgos.

    Es verdad que cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero tambien que siempre habrá gente que por conocimiento o capacidad intente aprovecharse de los que menos saben o menos pueden. Y en eso, los bancos, a todas las escalas, saben algo…

    Lo gracioso es que igual que han engañado a los que viven apretados y sin trabajo fijo dándoles un hipotecón que nunca lo iban a poder pagar (aunque el que recibía el dinero sí lo pensara porque no tiene ni idea de ciclos económicos), también han engañado (y mucho) a los que mucho tenían

  17. 2Ismael
    jeje, no estaría mal:
    – Comparte este posible campo de golf con tus amigos
    – Secciones: Mis promociones, Mis fotos de coches
    – BIO: cuénta tus origenes humildes y cómo has tenido exito
    Busquedas de suelos rurales posiblemente urbanizables…
    Busquedas de políticos amigables…
    Uff, lo siento, me he explayado demasiado

  18. Yo como un pardillo he pensado siempre que todos los BMW’s y Audi’s y Bentley’s que habían proliferado por las calles españolas, en sustitución de los Ford Fiesta, de los Seat 127 y compañía, estaban ya pagados, oye, y a tocateja.
    Siempre me preguntaba eso del chotis, que cita hoy Manuel Alcántara en su columna, “de dónde sacan pa tanto como destacan”, pero con una malsana envidia y un deseo estrepitoso por conocer la alquimia de ese dinero y ponerme yo también al volante de esos cochazos.
    Así que me declaro pecador de pensamiento y de omisión. Y pardillo, de palabra y de obra.

  19. Raul, lo has “clavao”. si es que alguien tenía de una vez que ponernos los puntos sobre las íes.

    @Ismael si, si, hay hay negocio. Una red social de empresarios inmobiliarios para que compartan sus penas y se ayuden a superar la situación :) :)

  20. Como ya he comentado en twitter, creo que en el fondo hay algo de esto, pero no soy, normalmente, muy partidario de la generalización.

    Creo que ha habido muchos, algunos, ¿porcentaje?, que se han subido al carro por arriba, queriendo especular en bolsa, dar pelotazos, etc y por abajo, con el nuevo Seat León de turno, Passat o minis, y de pisos a 250.000 en unrbanización nueva, que es lo que mola, sin tener posibilidad de afrontar malos tiempos.

    Pero ha habido muchos otros que no han hecho nada de lo que indico arriba. Conozco en mi entorno ( familiar, amigos) cantidad de personas que han buscado el autoempleo, generar riqueza abriendo empresas, o simplemente han permanecido con lo que tenían, mejorándolo relativamente. Y a estos les está afectando una crisis que ellos no han provocado.

    Pero efectivamente, otros se “han pasado”. No me gusta eso de que “les han engañado”. Es también generalizar y en cierta medida muchos sabían que vivian por encima de sus posibilidades….

    Como dije en twitter, ole por las pelotas de publicar un post así, al que con matices, me sumo.

  21. Bueno, bueno; en primer lugar, gracias a todos por vuestras aportaciones. Me centro en algunas:

    #9 Antonio; es verdad, hay poca cultura financiera. Pero… ¿eso de quién es culpa? Cuando empecé a escribir para El Blog Salmón, mi idea era “Con lo importante que es la economía a todos los niveles de nuestra vida cotidiana, y el poquito caso que le hacemos”. Cada uno, individualmente. De nuevo, echamos balones fuera (“es que en la educación formal…”, “es que a los bancos les interesa para engañarnos…”, “es que…”), pero a la hora de dedicar una hora de nuestro tiempo preferimos Gran Hermano (que ni nos va ni nos viene) a algo que nos afecta muchísimo. Como dice Diego, ¿y la responsabilidad individual?

    El consuelo para el que ha sido conservador es que va a sufrir la crisis bastante menos que el que ha sido un viva la virgen. Que no es poco.

    #14 no, mi idea no iba por “excluir” al ciudadano de a pié del mundo financiero, aunque sí creo que hay muchos que se han metido sin saber y ahora que les llueven hostias por todos los lados culpan a cualquiera menos a sí mismos. Y el fondo de mi argumento es que aquí somos culpables todos; porque el comportamiento de los “grandes” que ha provocado todo esto (la avaricia por ganar más, el subestimar los riesgos, el “el que venga detrás que arrée”, etc.) es exactamente el mismo que ha mostrado la generalidad de la población, que de hecho ha sido la causa de que “los grandes” hayan hecho lo que han hecho (si no buscásemos arañar una decimita en los depósitos, los bancos no hubieran entrado en activos de alto riesgo para dárnosla; etc.). Así que no me vale el “qué malos son ellos, nosotros sólo somos unas pobres víctimas del sistema”. Porque al final, el sistema es la suma de los comportamientos individuales, no un ente abstracto.

    Y sí, los medios, los bancos, los gobiernos… han participado en ello. Pero en última instancia somos nosotros los que decidimos.

    #14 Ata, el famoso mercado inmobiliario. La decisión de “comprar en vez de alquilar” es una de las grandes responsabilidades. La de “comprar en el centro de Madrid en vez de más lejos”, también. La de comprar un piso “más grande” en vez de uno “más pequeño”, también. La de “comprar en Madrid” en vez de irse a trabajar en otro sitio, también. Al final, es una suma de responsabilidades. No vale pintar las decisiones que han tomado muchas personas como una especie de destino inevitable, “era lo único que podía hacer”. No, no es verdad. Para empezar, es responsabilidad individual ver cuál es el límite del endeudamiento, teniendo en cuenta posibles contingencias (que me quede sin trabajo, que el euribor deje de estar en mínimos históricos, etc.) y decir “lo máximo que puedo dedicar a un piso es ésto”. Y si no hay oferta a ese precio… pues no se compra. Este criterio básico se lo ha saltado a la torera un porcentaje muy importante de la población.

    #19 CBA, sí pero no. Es verdad, los bancos han jugado a eso. Y no “los bancos”, sino el señor que se sienta en el despacho de la sucursal, al que le ponían un bonus estupendo si aumentaba las cifras de pasivo de la entidad. Pero de nuevo pintar a la población como “unos pobrecitos tontos a los que se engaña y manipula” es lavarse las manos respecto a la responsabilidad individual. Cuando uno pone su firma en un papelito es el principal responsable de hacerlo.

    Si fuese optimista, me encantaría pensar que esta crisis puede ayudar a que todo el mundo aprendiese a darse cuenta de las consecuencias de sus decisiones, y a asumir que es el principal responsable de ellas para así tenerlo en cuenta en el futuro.

    Pero no lo soy. Con un poco de suerte, los “capos” del capitalismo arreglarán este desaguisado (con un poco de cinta aislante; no van a hacer ninguna reforma profunda, porque sería de un calado que no nos podemos imaginar), nos venderán que “ya está todo arreglado y que no hay nada de qué preocuparse” y volverán a poner en marcha la rueda de “a consumir, amigos, que aquí no ha pasado nada”. Y volveremos a estirar la cuerda hasta el límite, a ver cuánto tarda en volver a romperse.

  22. Bueno, sí, yo también soy “yalodecíayoista”, mal que me pese. Lo que me molesta es que mi economía familiar lleva en crisis desde que se formó y supongo que no por eso ahora me voy a librar, ¿no? ¿O como estoy más acostumbrado y no haber especulado con nada, ni haberme comprado un coche que no podía pagar ni ninguno de los ejemplos que citas, lo voy a notar menos?

  23. Vale, nos hemos solapado, supongo que me puedo aplicar esto: “El consuelo para el que ha sido conservador es que va a sufrir la crisis bastante menos que el que ha sido un viva la virgen. Que no es poco.”

    Pero no lo tengo tan claro.

  24. #25 Dioni, cuando hablo del comportamiento generalizado no me refiero únicamente al que cambió de casa o se pasa todo el día a ver qué rasca en la bolsa. También se incluye el que invierte su dinero en un fondo “que da una rentabilidad muy maja y sin riesgo”, el que pone su dinero en un depósito de alta rentabilidad, el que quiere que le den todos los servicios sin pagar comisiones, el que busca “lo más barato”… un montón de comportamientos normales, pero que tienen estas consecuencias.

    Aunque sea una disgresión, es como la gente que compra productos “made in china” porque “son muy baratos”, pero luego se sorprende de que las multinacionales se lleven las fábricas allí. O los que buscan arañar un euro en la factura del móvil, ir de oferta en oferta… pero luego se quejan de que no tienen una atención al cliente de “chapeau”.

    Pero sí, es verdad, esta crisis es un tsunami y afecta a todos, a los que más han hecho el cabra y a los que menos. Ahora bien, creo (y enlazo con probertoj) que el que fue precavido está en mejores condiciones: si te metiste en una hipoteca con el agua a la cintura en vez de con el agua al cuello, tienes más margen para resistir una subida de tipos. Si estás de alquiler en vez de con hipoteca, tienes más flexibilidad para cambiar. Si no compraste un apartamento en la playa “como inversión” probablemente sufras menos. Si tienes tu dinero en Letras del Tesoro en vez de estructurados de Banif tienes menos riesgo de quedarte sin nada. Si en vez de irte al Caribe te fuiste al pueblo y ahorraste la diferencia, ahora tendrás más margen para tirar. Etc.

  25. Antes se seguir debatiendo, os propongo un sencillo experimento.

    Salid a la calle, parad a los primeros que veáis, y hacedles estas 2 preguntas:

    – qué características tiene tu móvil?
    – cuáles son las condiciones de tu hipoteca?

    Y cuando acabéis, seguimos ;-)

  26. Diego te aseguro que yo te puedo dar más detalles de mi hipoteca que de mi móvil, pero sí, estoy de acuerdo en lo que dices porque yo también lo veo en mi entorno ;)

    Y estoy de acuerdo en todo lo que dices Raúl pero me gustaría hacer un matiz que considero muy importante:

    A ti, que has comprado una vivienda financiada a más del 100% y a 50 años que se te lleva más de la mitad del sueldo.

    Si cuando dices eso te refieres a una vivienda habitual, yo no sería tan categórico. Vivienda habitual y viaje al caribe no deberían estar en el mismo saco. Ambas cosas pueden ser una locura financiera, estamos de acuerdo. Pero el mercado de la vivienda ha estado tan y tan loco estos últimos años que muchas de esas locuras han sido incluso justificables.

    La vivienda es un bien de primera necesidad y como tal, se pueden pagar precios demasiado elevados por ella. Salvando las distancias pasa lo mismo que con los alimentos, pagas lo que hagan falta por tenerlos.

    Y sí, el alquiler ha sido una opción menospreciada por muchos pobres que iban de ricos, de acuerdo. Pero en muchos otros casos no ha sido así, y hace algunos años alquilar vivienda en algunas zonas a un precio “pagable” era imposible mientras que una hipoteca a largo plazo permitía vivir.

    ¿Qué luego han subido los tipos y mucha gente no ha podido afrontar las subidas? De acuerdo
    ¿Que todos conocemos a más de uno que no se ha parado ni a contar a cuánto le subiría la cuota con unos intereses más altos? De acuerdo también.

    Pero en España ha habido unos años en los que la oferta de vivienda tanto de compra como de alquiler ha sido muy escasa y ante eso los precios suben (soy un monstruo de la economía eh ? :D ). Y en ese escenario, la opción de que la gente sólo alquile no es posible, porque entonces sólo pueden pagar los precios de los alquileres 4 gatos.

    No es lo mismo comprar casa para vivir que para especular si bien estoy de acuerdo, insisto, en que el sentido de la autocrítica es nulo. Aunque eso también es normal, sin crisis financiera internacional aquí estaríamos más o menos igual, mismo paro, etc… si sale el propio presidente del gobierno y le echa toda la culpa a la crisis internacional, qué esperamos ??

    Saludos.

  27. valla, tienes un monton de comentarios en el post…., tienes mas exito de MAMPORRERO de la derecha que de consultor, todo un exito

  28. No entiendo muy bien la relación entre la gente que busca el mejor rendimiento para su dinero, en forma de deposito u otra forma, y la crisis económica. Principalmente no lo entiendo porque no estamos hablando de inversiones de riesgo en productos complicados, y entiendo que si el banco los ofrece será porque les sale rentable. De hecho tu mismo hablabas hace no hace tanto de los depositos con “regalo” y de como era mejor meter tu dinero en un deposito que te produjese un dinero equivalente al regalo.

  29. Ruisan, tal y como yo lo veo: si tú buscas la máxima rentabilidad para tu depósito, obligas a la entidad financiera a buscar más riesgo en sus operaciones de pasivo (préstamos).

    Veamos. Si las letras del tesoro están al 4%… ¿cómo una entidad puede dar el 6%? Pues porque está dando préstamos e hipotecas al 8%: el gana el 8%, te da a tí el 6% y se queda con el 2% de diferencia.

    ¿Qué pasa entonces si el banco de al lado da el 7%? Que los clientes se van allí. El banco A, para recuperar a sus clientes, se pone a dar depósitos al 8%. Pero si sigue dando los préstamos al 8%… él no gana nada. Así que se pone a dar préstamos al 10%.

    Pero claro, ¿quién paga un préstamo al 10%? Aquel que no puede conseguirlo al 8%. Es decir, aquel en una situación credicitia mala. Los “ninjas”, que les han dado en llamar; la única forma que tienen de obtener préstamos es pagar una prima de riesgo mayor.

    Es decir, los bancos se meten a dar préstamos “de riesgo” para obtener una mayor rentabilidad que poder trasladar luego (a parte de a sus cuentas de resultados, que también) a los clientes ávidos de rentabilidad. No lo hacen directamente, sino que “empaquetan” ese riesgo (como decía Leopoldo Abadía en su famoso video con Buenafuente) con otros activos menos arriesgados… para diversificar el riesgo. Y a ti te lo ofrecen como un “depósito sencillo, sin riesgo… pero al 8%” (cuando la realidad es que lo que no tiene riesgo son las Letras, que están al 4%; ese diferencial lo obtienes a cambio de correr un riesgo – por muy diversificado que esté, existe).

    El problema es que el riesgo se les fue de las manos. Pensaban que no pasaba nada, que la morosidad la tenían controlada, que al fin y al cabo los activos subyacentes siempre estaban ahí (y revalorizándose, total, son inmuebles, nunca bajan…). Pero los inmuebles bajan, los clientes “ninja” dejan de pagar los créditos, los bancos dejan de ingresar ese dinero… y ahora ven que tienen que pagar los intereses que a ti te habían prometido.

    Si los clientes no fuéramos (primera persona del plural; o sea, no me excluyo) tan “avariciosos” y quisiésemos estirar la cuerda (a ver si consigo un 1% más en los depósitos, total, “no tienen riesgo”… aunque sepamos que las letras están al 4%), las entidades no habrían tenido la presión para ir “demasiado lejos” en sus operaciones de pasivo. Obviamente alguna habría que lo hubiera hecho por su cuenta y riesgo para engrosar su cuenta de resultados. El problema es que entre todos montamos un escenario competitivo en el que, si no lo hacían, no es ya que no ganasen “más dinero”; es que veían como los clientes se les iban. Así que en vez de ser un comportamiento residual de algún banco “demasiado avaricioso”, se convirtió en un imperativo competitivo que todos han asumido en mayor o menor medida: o lo hacían, o estaban fuera del mercado.

    Ése es mi razonamiento.

  30. Los que se hayan visto impelidos por el ambiente de su entorno a hipotecarse hasta las cejas tienen un problema que no afecta a los “ninjas” de Leo: la garantía en Usamérica es sólo el inmueble afectado, pero en España es todo el patrimonio.

  31. muy acertado tu articulo, todos nos volcamos en detrimento de banqueros y gobierno, pero a lo mejor no vimos que tambien algunos de nosotros realizamos alguna de esas inversiones que hoy estan afectando el sistema.

  32. #35
    No estoy del todo de acuerdo contigo.
    Tienes exactamente el mismo riesgo tengas el depósito o no. Si tu dinero lo ingresas en una cuenta, al 0%, ya que no quieres cobrar intereses para no contribuir a la crisis o no tener riesgo o llamalo X, el banco va a seguir intentando buscar la máxima rentabilidad a ese dinero. Y ese dinero va a seguir siendo prestado a un NINJA.
    La única solución para evitar esto es tenerlo debajo del colchón.

    Un saludo,

  33. Totalmente de acuerdo y además satisfecho de que por fin se ponga a cada uno en su sitio. Especialmente al ladrillo y como diría Wyoming “Apadrina una inmobiliaria”. Sencillamente genial Raul!

  34. Quizá sea muy simplista pero parece que el error del Sistema Financiero, especialmente Internacional, ha sido el encadenamiento sucesivo, reiterado y acumulado de productos financieros sobre una base débil, sin consistencia, sin futuro y sin respaldo. La política y la gestión de riesgos en el Sistema Financiero es el corazón de éste.
    La falta de confianza y la escasísima liquidez entre las Entidades es la causa final del incremento del precio del dinero que repercute de forma brutal en el cliente final y no le deja margen de maniobra.
    La restricción de la concesión del crédito es necesaria para ajustar el Sistema y dejarle que coja aire y carrerilla.

    El resto no se aleja nada de una crisis habitual en la que lo que se pone de manifiesto es que evolucionamos y pasamos del seat seiscientos al 131 supermirafiori (como mola) y ahora al Audi. Siempre ha sido así y será así.

    No creo que el mercado de la vivienda sea determinante salvo por el hecho de que nuestro querido tejido industrial español estaba muy apalancado sobre él, es normal que ahora se ajuste.

    Lo que se percibe es un crecimiento del ahorro en el mercado español, derivado de la baja concesión de crédito, será la base sobre la que podemos empezar a construir la confianza, la necesaria liquidez, la estabilización de los tipos de interés y la progresiva concesión de créditos.
    Despacio, eso sí.

  35. Lo siento, no estoy de acuerdo.

    Veo dos culpables principales y no creo que uno de ellos sea el ciudadano de a pie:

    – si los bancos centrales no regalaran el dinero con tipos de interés reales negativos no se producirían burbujas como ha pasado en España. Está claro, si yo puedo pagar X de hipoteca mensual y los tipos bajan, me podré permitir un inmueble más caro, pero también mi vecino, consecuencia: subida de precios (oferta y demanda).

    – la mayoría de la gente no se compra pisos para especular.

    – los bancos (en españa) hasta ahora han tenido el negocio redondo: doy la hipoteca, si no paga es igual, como el activo se revaloriza lo vendo y recupero, o reestructuro la deuda (ampliando el plazo). ¿Quién es el que me hace un estudio de riesgos cuando voy a pedir un crédito?

    – en USA la situación se ha ido de madre por el modelo de negocio basado en originar y distribuir, y la cantidad de riesgos de información asimétrica que se generan (un clásico, igual que en las aseguradoras por cierto).

    – no veo nada malo en que los agentes del mercado traten de maximizar su beneficio fijado un nivel de riesgo asumible, otra cosa es que los mecanismos de medición y control hallan fallado: Raúl seamos serios con el tema de los clientes avariciosos…

  36. Graogram, ya he dicho que sin duda la historia tiene muchos “cómplices necesarios”. Pero insisto también en la necesidad de que cada uno gestione sus propios riesgos. No puedes pensar que, por el mero hecho de que el banco te conceda una hipoteca, quiere decir que la puedes pagar. ¿Es normal meterse en una hipoteca a 50 años, con tipos históricamente bajos, consumiendo el 50% de tus ingresos mensuales? Mal por el banco central que pone los tipos tan bajos (ah, ¿pero eso no era bueno para incentivar el consumo y la economía?), mal por el banco que te la concede, pero mal por ti por firmarla sin darte cuenta de dónde te estabas metiendo.

    La información asimétrica existe, pero no hay más ciego que el que no quiere ver: si alguien te ofrece un depósito al 8% con las letras en el 4%, no puedes pensar que “no tiene riesgo”. Si no lo tiene, ¿de dónde sale ese diferencial?

    “Maximizar el beneficio a riesgo asumible”. Perfecto. Los bancos han fallado en eso, sin duda. Y muchos ciudadanos también: ellos también han incurrido en riesgos no asumibles (y algunos bastante evidentes).

  37. Consultor, está claro que la situación de endeudamiento familiar que comentas es una imprudencia, en eso estoy totalmente de acuerdo. A nivel individual cada uno es (o debería ser) responsable de su propia situación si se ha metido en ella libremente.

    Sin embargo, no me parece justo culpar a la gente de una crisis global, no se puede pensar que nadie vaya a actuar de forma totalmente racional (tampoco todo el mundo tiene la misma cultura financiera), y además tratando de preservar el bien común. Dale a todo el mundo acceso a coches potentes y elimina las normas de tráfico a ver que pasa…

    Del tema de los depósitos, todavía no conozco ninguna entidad que dé permanentemente diferenciales del 4% sobre la tasa libre de riesgo, ahora, puntualmente para captar liquidez y clientes no veo el problema (claro, otra cuestión son fondos de inversión, etc…).

  38. Tiene más razón que un santo. Aún me acuerdo de un profesor mío de Economía y Empresa en la Universidad que nos animaba a sacar créditos para “compraros un coche potente o iros de vacaciones al Caribe”. ¡Y decía que eso era bueno para la economía! Evidentemente, yo no le hice ni caso y gracias a Dios tengo mis ahorrillos, mi cochecito (un Opel Corsa) y un trabajo más o menos estable. Cuando mi madre viuda se recupere del golpe de quedarse sola, me iré de casa con mi novio a vivir a un barrio modesto. Eso sí, sin deudas…¡y duermo a pierna suelta, oiga!;-)

  39. no es una cuestion de culpas querido amigo, es una cuestion de responsabilidad. Por otro lado siiiii que hay quienes tienen mas responsabilidad que otros en el curso de la historia mundial, no nos olvidemos de eso chicos, espero que sepan quienes son o donde estan

  40. Me parece muy acertada tu reflexión. Me gustaría aportar otra visión al problema, pero desde la misma perspectiva que has planteado. Me pregunto porqué en otros países el problema no ha sido/es tan acuciante, es decir, porqué la gente no ha pensado en aprovechar la situación de bonanza para especular y creo que porque tienen otra (mejor??) cultura y otra educación. Conozco el caso de Suiza de cerca y siempre me viene a la memoria lo que dijo Carlos Iglesias en una entrevista por la promoción de “Un franco 14 pesetas”, “La diferencia entre Suiza y España es que para un suizo lo mío es mío, pero lo de todos es aún más mio que lo mio” (esto en el buen sentido ciudadano claro :) ). Quizás las preguntas que nos deberíamos hacer son, quienes somos, de donde venimos y adonde vamos :), y como plantea Pérez Reverte, lo fundamental para cambiar esta situación, qué es la educación, no ha funcionado y lo que es peor no parece que exista una intención clara por parte de los responsables de que la situación cambie.

  41. Estoy leyendo los artículos de Vicenc Navarro en el diario Público
    http://blogs.publico.es/dominiopublico/category/vicenc-navarro/
    y no he podido evitar incluirlos aquí, porque creo que aclaran “un poco” las cuestiones que dejaba en el aire en mi anterior comentario “quienes somos, de donde venimos y a donde vamos”, comparando nuestra situación con la de otros países, como en el siguiente artículo.
    http://blogs.publico.es/dominiopublico/1063/la-situacion-de-la-clase-trabajadora/
    Voy a tomarme la licencia (lo hablamos hace tiempo Raul … no se si recuerdas :) ) de incluir un post de mi blog que creo que viene a colación sobre la conciencia histórica.
    http://tribuarapesh.blogspot.com/2009/08/la-conciencia-historica.html
    En el anterior comentario intenté dejar un link a un artículo muy popular de Pérez Reverte en el que describe crudamente la situación de la educación en nuestro país.
    http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_firma=5150&id_edicion=2687

  42. A ver. Que no. Que yo no he comprado ningun apartamentito, que no he puesto mi dinero en ningun deposito, que he comprado mi vivienda a 15 años y ya esta pagada, que no he metido mi dinero en bolsa ni he comprado acciones ni invertido en ningun fondo, que he comprado mi coche en tres años y ya esta pagado, y las vacaciones a la playa, de alquiler, y que solo tengo tarjeta de debito, para sacar del cajero. Y como yo, muchos, que no somos tontos. Nosotros no tenemos la culpa. Que no. A ver si te entra ya.

Deja un comentario