Lo vuestro es de todos; lo mío no se toca

Curioso como en pocos días coinciden en el tiempo distintas circunstancias que te llevan a elaborar una idea. La última de ellas ha sido este post en el blog de Enrique Dans en el que experimenta un plugin para importar los comentarios de Meneame al blog en el que se encuentra la noticia original [Nota: si no has entendido demasiado de la frase, no te preocupes: cosas de frikis]. La paradoja es que el primer comentario importado es: “Quiero decir… si yo estoy comentando una entrada en menéame no quiere decir que quiera aperecer en los comentarios del blog que ha generado dicha entrada/noticia. He decidido aparecer en meneame, no en ese otro sitio”

O sea, que nos parece bien que Meneame recoja la información procedente del blog original para nutrirse. Pero luego nos parece mal que los comentarios que se hacen en menéame los coja a su vez dicho blog. Está bien tomar el contenido de otros, pero el mío no lo toques.

Otro ejemplo (veréis que bien voy a hilar esto) lo tenemos en las televisiones, como bien apunta la Chica de la Tele en este twitter referido al primer caso: cuando los llama “vasilitos” se refiere a Paolo Vasile, máximo directivo de Telecinco. Esta cadena ha denunciado tanto a Youtube como a La Sexta por usar sus contenidos… y mientras tanto, emite programas como “El coleccionista de imágenes” basados precisamente… en los contenidos de otros. O sea, yo puedo jugar con los contenidos de los demás, pero si los demás juegan, denuncio.

En este mismo blog vimos el otro día argumentos que defendían los feeds incompletos porque “mis contenidos no los doy gratis” o para evitar “agregadores que se dedican a copiar contenidos desde los feeds”. Mientras tanto (y aquí mi argumento da un giro un tanto demagógico, lo sé), nos parece lo más normal del mundo que las canciones de cualquier artista o cualquier película o cualquier software se puedan bajar cómodamente desde redes P2P (“la cultura es libre”, o “que se busquen otro modelo de negocio”, decimos), y nos soliviantamos cuando la industria intenta poner algún tipo de traba.

Al final da la sensación de que todos estamos muy cómodos con la idea de que el contenido de los demás sea accesible al 100%, con la cultura del “todo gratis”… pero que nos “escuece” un poco más cuando es lo nuestro lo que está en juego.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

12 comentarios en “Lo vuestro es de todos; lo mío no se toca

  1. Enrique Dans (y cualquiera) puede decidir si quiere que sus noticias sean meneadas o no.

    Yo como usuario de Menéame debería tener la misma opción de decidir si quiero que mis comentarios aparezcan en su blog o no. Es así de simple. :)

  2. Mis comentarios de Meneame los puedes copiar cuando quieras, no me importa. Es más, cualquier comentario que hago en Internet suelo permitir la copia, aunque los hago con otros seudónimos.

  3. Jorge, imaginemos que el plugin no existe. Yo voy al meneame, copio los comentarios que me parecen más interesantes y los pongo como actualización en mi blog: “En meneame, fulanito ha dicho esto; menganito aquello y zutanito esto otro”. ¿Te parecería correcto o no?

    Si la respuesta es sí: ¿cuál es la diferencia conceptual entre hacerlo de forma automatizada, con el plugin, y hacerlo a mano?

    Si la respuesta es no: ¿te parecería entonces adecuado que un grupo musical pudiese decir “no quiero que mis canciones se copien”, pusiese protección anticopia y persiguiese por todos los medios el intercambio de ficheros?

    Ése es el punto que quería sacar a la luz. ¿Por qué cuando son nuestros contenidos debemos tener “opción de decidir” pero cuando son los contenidos de otros… nos parece mal que decidan y actúen en consecuencia?

  4. Bueno, hay un matiz que hacer, aparte de las consideraciones que haces vistas desde una perspectiva llamémosle estrictamente sociológica.

    La mayoría de la gente que escribe blogs lo hace con licencias Creative Commons (es decir, que no sé por qué se quejan). Un fenómeno que se da también con vídeos que la gente sube a sitios para compartir: lo hacen generalmente para que sean libremente distribuidos.

    Es decir, que aunque pueda ser cínico, cuando una cadena coge imágenes del mundo red, si se toma la molestia de comprobar la licencia, no está infringiendo la voluntad de nadie (debiéramos comprobar los casos en que se restringe para aquéllos que impiden el uso comercial). Por el contrario, los contenidos de una tele están todos protegidos por copyright, que nos guste o no, es la ley. Y la ley es bastante clara.

    La cuestión es si, al final, el criterio que adoptamos es que el creador pueda decidir la fórmula en la que explota su contenido libremente y eso sea realmente aplicable. Lo que conduce a que la reforma de la propiedad intelectual es urgente para tener reglas claras de lo que es ánimo de lucro, lo que no, lo que es derecho de cita y su límite y si puede establecerse un sistema legal de reclamaciones que proteja a quien no quiera que su contenido sea explotado de una manera.

    Si esto último es imposible, es decir, que asumimos que todo el contenido es reutilizable y compartible sin abonar derechos al creador, entonces tendremos que reflejarlo en las leyes, pues el caos actual no conduce a nada. Esto es tarea de legisladores, pero no creo que la red sea justa gritándole a los que defienden un concepto que la ley recoge y lo hacen por la vía judicial (Telecinco vs La Sexta, por poner un ejemplo).

  5. Gonzalo, veamos: “la mayoría de gente que escribe blogs lo hace con licencias Creative Commons”. ¿Seguro? La mayoría no dice nada al respecto (yo mismo no lo hago, me parece, aunque debería indicarlo en algún sitio), y en ese caso “por defecto” es copyright (si no me equivoco). Pero sí, efectivamente, si alguien coge algo compartido con CC y lo usa de acuerdo a esa licencia, nadie debería protestar. Pero tampoco me vale la generalización de “todo lo del mundo red es CC y hago con ello lo que quiero”. Lo mínimo (porque si no estamos ya hablando de libre dominio, o como sea el concepto) es la atribución. Y eso es algo que normalmente la gente se pasa por el forro.

    Bien es verdad que cuando uno sube sus videos a Youtube (o así era en su momento) dice a) que es el titular de los derechos del video (cosa que en muchos casos no es verdad) y b) que cede a Youtube los derechos sobre el mismo. O sea, que a efectos de su uso, las cadenas con poner “Youtube” vale (porque se supone que efectivamente son los que tienen el derecho, cedido por el usuario que sube el contenido).

    El caso de Telecinco, por ejemplo, a mí me resulta cuando menos hipócrita. Acepto que T5 haga uso de su legítimo derecho aferrándose a las leyes; otra cosa es que crea que actuar con cierta laxitud les favorecería más que les perjudicaría (cuestiones de visibilidad, promoción, viralidad, etc…) y que el planteamiento (sobre todo en el caso de Youtube) no está bien hecho (creo que Youtube ofrece cauces más que razonables para proteger la propiedad intelectual de quien lo pida; pero no se puede pretender que lo haga de oficio). Pero además soy de los que piensa que no está bien ir de “casto y puro” cuando ellos mismos hacen cosas iguales o parecidas.

    Aun así, estoy de acuerdo punto por punto en la necesidad de la reforma de las leyes adaptándolas a las circunstancias actuales: bien sea en un sentido restrictivo, o bien sea en un sentido permisivo. Pero lo que hay ahora no vale para casi nada.

  6. Apuntalo lo que ya menciona consultor en la replica a las primeras líneas del comentario de Gonzalo Martin: pensamos que las CC son de común uso y que la mayoría de los blog están licenciados con ellas; y en realidad, son muchos menos de los que uno se piensa y lo que cuenta es “incluir la peganita” -así de simple-, no sólo pensar que el blogger es cool y permitirá la reproducción de sus artículos. El derecho de cita en todo caso es diferente, y la ya devaluada “crestomatía”.

  7. Interesante reflexión. Me viene a la memoria los, cada vez más abundantes, casos de libros que se están escribiendo en estos días nutridos a partir de los contenidos que se pueden encontrar en la blogosfera. En la mayor parte de ocasiones esos libros después se editan a través de editoriales que cobran por ellos, autores incluidos.

    O sea, yo me alimento de contenido gratuito, pero cuando yo publico, cobro por ello ;)

  8. Efectivamente, tienes razón: no la mayoría parece dudoso. Más bien la mayoría no dice nada. Y, por defecto, está protegido.

    Eso nos lleva a que las leyes están completamente obsoletas. Que Telecinco sea hipócrita es seguramente cierto, como todo el sistema y todos los defensores del copyright tal y como está concebido: tenías que ver las broncas que tienen con las sociedades gestoras de derechos.

    Pero todo eso no quita el hecho de que es inevitable que telecinco o alguien ponga al sistema contra la pared y demande. Porque, ¿qué sentido tiene hacer cosas que las leyes no permiten aunque la realidad lo desborde? O dejamos de hacerlo, o se cambia la ley. Nuestro sistema se basa, al menos teóricamente, en el imperio de la ley. Y esto es más importante que telecinco o nosotros tomados de uno en uno.

    LA hipocresía es general: los usuarios que suben a Youtube no leen, aunque lo marquen, el acuerdo de servicio. YouTube se escuda en que lo marca y se lava las manos. Los que lo leen, son conscientes de que mienten y no sé si son conscientes de que dice que son responsables directos. Mientras, Youtube no factura un duro por los videos de gran hermano (y este es el drama de la monetización para google, no es que no puedan inventar sistemas, es que mientras tengan demandas no pueden mostrar que tienen ánimo de lucro), pero Telecinco tampoco!!.

    Curiosamente, y frente a lo que piensan muchos, las herramientas de YouTube son el triunfo del copyright. La diferencia está en que hay empresas, y es legítimo, que piensan que pueden explotar ellos solos sus contenidos sin que nadie los ponga en la red y tener que ser ellos los que se encarguen de decirlo. Esta es una postura que se la llevará el tiempo por delante, pero en todo caso los sitios de compartir video no pueden hacer dinero con ello porque si no, incumplirían la ley.

    Y lo más gracioso: el resto de servicios no están demandados y tienen videos de telecinco. Aquí se va buscando saber dónde está la ley. Sea cual sea el resultado, transformará todo. Si es negativo para Google/Ytube, porque la opinión pública querrá cambiar las leyes. Si lo es para Telecinco, porque se derribará un modelo de negocio que se basa en el control total del contenido por definición.

    Son desagradables y tienen mala prensa. Ellos son así. Son arrogantes con su antena y su fuerza. Están acostumbrados a imponer su punto de vista a las productoras y a todo el mundo. Yo creo que pueden defender su razón sin ser tan antipáticos, no veo rentable soliviantar a sus usuarios reales y potenciales, pero ellos sabrán como construyen su comunicación. Pero eso no quitan que tengan todo el derecho del mundo a ir a la justicia a defender en lo que creen y que, a la vista de la impunidad real con la que se sube un contenido protegido por derechos, a que exista clarificación en la jurisprudencia.

  9. muy interesante el tuit “This person has protected their updates.” :)

    yo estoy de acuerdo con el usuario de meneame (y no me parece válido el ejemplo de coger los comentarios para citarlos, una cosa es la cita y otra que automáticamente se reproduzca un contenido en otro sitio) y lo del plugin ese me parece el colmo, el empujón final del “criterio” de meneame por el precipicio, si es que no estaba ya en caida libre. vamos, que ponga lo que ponga Enrique allá va, como había ya pocos usuarios impacientes por ser el primero que lo mandara…

    y me parece un precedente peligroso, porque como empecemos a poner plugins que copien contenido de unos sitios en otros, so pretexto de ser contextuales, navegar se va a convertir en el día de la marmota.

  10. Interesante debate, pero me temo que por error creemos que todo esta sujeto a propiedad intelectual y no es así. Puede que haya comentarios que sí merezcan el reconocimiento de tal propiedad, pero me temo que no es así normalmente.

    Otra cosa serán las limitaciones que consigo pueda traer la legislación de protección de datos de carácter personal.

    Me temo que por mucho que a Enrique Dans le pese su blog está sometido a la LOPD. Lo mismo digo para Meneame. Al final el traslado de los comentarios de un sitio a otro es lo que se denomina una “cesión de datos”, que mucho me temo en este caso necesita de consentimiento del comentarista.

    Un paseo por los artículos de infracciones y sanciones de la LOPD lo mismo les quita las ganas de autorizar el uso del plugin o de seguir usándolo.

    Aunque mucha gente escriba como anónimo o con un seudónimo o con nombres y apellidos falsos todavía existirán algunos comentaristas que escriben con nombre y apellidos reales y propios, así que o el plugin discrimina entre usuarios anónimos o seudoanónimos y los que no lo son, o mejor tanto Meneame como Enrique Dans y otros usuarios del plugin buscan una solución a este problema mediante políticas de privacidad específicas.

    Salu2

Deja un comentario