El doble de Bisbal

El doble de Bisbal

Durante las vacaciones, paseando por Noja, vi este cartel y no pude resistirme a fotografiarlo. Era el cartel anunciador de las fiestas de un pueblo cercano, para las que uno de los reclamos principales era la actuación… de “El doble de Bisbal”. Ismael Monteagudo, un chaval que lleva varios años (por lo que veo) recorriendo España haciendo conciertos-imitación a los del triunfador absoluto (aunque no ganara) de Operación Triunfo 1.

Me hizo pensar en esta estrategia de “ser el doble de”, en ser el “imitador”. Por un lado, una estrategia interesante en el corto plazo: si no fuera imitando a Bisbal, posiblemente este chico no hubiera podido dar todos esos conciertos ni atraería ninguna atención por sí mismo. Por lo tanto, actuar como “el doble de” le ha permitido ganar unas perrillas, lo cual no está mal.

Pero… ¿y el largo plazo? Durante todo este tiempo… ¿qué ha construido este chico para sí mismo? ¿En qué medida ha fortalecido su propia imagen? ¿Qué pasará el día que Bisbal se retire, o que caiga en desgracia? Ser “el doble de” implica hacer una apuesta muy fuerte a un único número, y ligar el propio devenir al del imitado.

Aunque quizás tampoco sea para tanto. Quizás este chico tenga su propia vida profesional en otro ámbito, y travestirse en Bisbal es simplemente un pasatiempo de veranos y fines de semana, y no aspire más que a aprovechar el tirón durante estos años jóvenes para pasárselo bien y tener unos ingresos extra.

Pero si trascendemos a este doble de Bisbal… ¿cuántos “dobles de” hay en el mundo? ¿cuántos que, en vez de crear su propio camino, formar su propio personaje… simplemente se conforman con imitar a otros?

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

5 comentarios en “El doble de Bisbal

  1. Existe otro punto de vista alternativo desde el que verlo, y es el clásico “corto plazo incremental” :).

    Es decir, si esta persona ha conseguido una serie de ingresos adicionales a corto, ahora le es posible reinvertirlos en reencaminar su “largo plazo”, diseñarlo de cero o como poco enfocarlo con otros recursos y experiencia.

    Es posible que forjarse uno mismo a largo plazo no sea más que forjarse a corto en pequeños pedazos … :p

    Un saludo !

  2. Buen enfoque, sí señor. Aunque creo que sí es interesante ir creando un “poso común” de experiencias que ayuden a los siguientes pasos… pero esas experiencias bien pueden ser menos visibles: p.j. conocer cómo funciona el “show-business”, darse a conocer entre la gente del mundillo, etc…

    En fin, que me ha gustado eso del “corto plazo incremental” :D

  3. Bueno, lo de clásico es en mi casa a la hora de comer.

    Es un término que me acabo de inventar ciertamente :).

    Pero si, como dices esa es justamente la idea. El día de mañana quizá no quieras ser futbolista por ejemplo, pero el hecho de haber aguantado aunque solo sea durante varias semanas la presión de 50.000 personas llamándote de todo sin duda te habrá aportado experiencias a valorar posteriormente.

    Y posiblemente no serías el mismo si no hubieses saltado al campo.

    Y con esto y un bizcocho lo dejo aquí, porque al final me enredo más de lo que explico.

    Un saludo de nuevo

  4. hola yo he visto actuar a este chaval en asturias y es bueno de verdad y encima muy buena gente por lo poco que hable con el.puede que no valla a vivir siempre de ello no lo se,pero el chaval le pone ganas y la gente cuando se acaba un trabajo biene otro lo digo por experiencia.gracias

Deja un comentario