Cuéntaselo a internet

Si no me equivoco, ayer miércoles 16 debería haber salido publicado este artículo mío en La Tribuna de Guadalajara. Un artículo corto, dirigido a un público que apenas sabe nada de internet (por lo que es posible que a los que lo leáis aquí os resulte muy básico) y hablando de forma muy sencilla de las posibilidades de la “internet 2.0”. El cómo ha llegado mi artículo hasta ese diario es una larga historia…

Aquí va el artículo:

Una afición, un deporte, una manualidad… todos tenemos una actividad, una pasión de la que disfrutamos. Normalmente lo compartimos con nuestros amigos, con nuestra familia, con los más cercanos. A veces, ni siquiera eso; son nuestros placeres solitarios, algo que no nos atrevemos a compartir con los demás por pudor, o porque no encontramos gente que nos entienda.

Pero hay una posibilidad más. ¿Por qué no contárselo a Internet?

Internet es una realidad desde hace ya más de diez años. Poco a poco, ha pasado de ser algo para “locos de los ordenadores” para convertirse en algo mucho más cotidiano. Entre los puestos de trabajo que utilizan un ordenador conectado a la red, y los miles de hogares que ya disponen de una conexión, Internet ha dejado de ser algo extraño para ser cada vez más de uso común.

Y la propia Internet ha cambiado. Hace 10 años se parecía mucho a un gran periódico: unos pocos publicaban contenido, y los usuarios nos limitábamos a consumirlo, sin demasiadas posibilidades de participar. Pero ahora, con lo que se ha denominado “Internet 2.0”, las cosas han evolucionado. Cada día nacen nuevas herramientas para que cualquier usuario (sin grandes conocimientos, y sin necesidad de gastar dinero) pueda participar de forma mucho más activa en Internet.

Ahora, podemos usar un blog para publicar nuestras historias. O un fotolog para colgar nuestras fotos. O colgar videos. O usar las llamadas “redes sociales” para mantenernos en contacto con gente de todo el mundo. Todo ello de forma sencilla y barata (o, directamente, gratuita). ¿Y qué conseguimos? Que lo que nosotros publiquemos (nuestros textos, nuestras fotos, nuestros videos) estén disponibles para verse desde cualquier rincón del mundo. Que se dice pronto.

“¿Para qué?”, dirá alguno. Pues por la misma razón que compartimos nuestras cosas con la gente de nuestro alrededor. Pero en vez de limitarnos a nuestro entorno físico, podemos llegar al otro lado del planeta y contactar con personas con gustos parecidos a los nuestros, gente a la que sería imposible conocer de otra forma, con los que es posible empezar una relación de amistad basada en esos intereses comunes.

“¿Y a quién va a interesar lo que yo ponga en Internet?”, seguirán los escépticos. Pues en primer lugar a nuestro entorno más cercano; igual que les interesa (o no) cuando se lo contamos en un bar, les puede interesar a través del ordenador. Pero además, gracias a las posibilidades de Internet, podemos encontrar gente a la que no podríamos conocer de ninguna otra forma y con la que podemos compartir, virtualmente, esa pasión. Y así, sentirnos comprendidos y disfrutar mucho más de ella, porque todo se disfruta más cuando se comparte.

Hay quien tiene una web sobre fotografía. O una web para colgar sus poesías. O una en la que hacer las críticas de las películas que va a ver. O una para compartir sus recetas de cocina, o para hablar de ese deporte minoritario que nadie practica en su pueblo, o para contar sus excursiones en bicicleta, o para narrar sus viajes, o para contar las actividades del coro al que pertenece, o… prácticamente cualquier cosa que se nos pueda ocurrir. Y todas ellas encuentran a través de Internet a otras personas con las que compartir esa afición.

Así que si tienes algo que compartir… ¿por qué no se lo cuentas a Internet?

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

2 comentarios en “Cuéntaselo a internet

  1. solo queria dejar esta poesia creada por mi que se titula

    tu mismo

    Cuando despiertas despues de un largo sueño te encuentras en un lugar oscuro y te das cuenta q este es el mundo donde vives , y cada ves q te ves a ti mismo en un espejo te encuentras con la sorpresa de q no eres la persona q verdad piensas , si no qeres peor

    Antes de criticar a una persona piensa bien aunque no lo creas tu puedes ser peor persona que el .

Deja un comentario