Robarle a un cojo

Para pensar… sobre lo posible, lo legal, y lo moral

Si el tendero es cojo… ¿se le pueden robar las manzanas a la carrera?

Pablo G., en un comentario en el blog de Enrique Dans

Me cansé hace ya tiempo de entrar en el cansino debate de la propiedad intelectual, la SGAE, el canon, las descargas, el P2P, la copia privada y demás. Es un debate complejo, en el que se tiende mucho a las simplificaciones y los extremismos, que hacen totalmente imposible un intercambio de opiniones mínimamente razonable.

Pero aunque la actuación de la SGAE y demás entidades de gestión de derechos no me gusta un pelo, y sea consciente de que los adelantos tecnológicos plantean un entorno diferente al que la sociedad, la industria y las leyes tendrán que adaptarse… tampoco me acaban de convencer los argumentos de “la otra parte”.

Especialmente los relacionados con el planteamiento de “como se puede hacer, se hace y punto” (como el caso del tendero cojo), en el que no parecen importar leyes, derechos o conceptos morales de lo que está bien o está mal. Ni tampoco el planteamiento de “la cultura es libre” (algo con lo que estoy de acuerdo filosóficamente… el problema es cuando, para beneficiarse de esa libertad de consumo cultural, se le pone la etiqueta de “cultura” a lo que en realidad son meros productos de ocio).

Como digo, un debate con muchos matices que se tienden a obviar con demasiada facilidad por todas las partes. Y, como consecuencia, uno de esos debates en los que me siento realmente incómodo, porque tiendo a comprender argumentos esgrimidos desde los dos lados… lo cual, a los amantes del “conmigo o contra mí”, les resulta incomprensible.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

5 comentarios en “Robarle a un cojo

  1. Sí, Ata ;) Yo más bien diría que las manzanas son invisibles… que es realmente lo que son, ya que el sonido no se ve, es como las ideas.

    Y como nunca va ser capaz de saber si le “roban” manzanas o no, suben el precio de los peladores, dando por hecho que todo pelador o cuchillo es para pelar manzanas, pero no manzanas compradas sino “robadas”. Incluso hay muchos tenderos (95%) que pierden más por el incremento de precio de los cuchillos que usa él, que por los posibles robos. Lo curioso es que por muchas manzanas que les roben, no se quedan sin manzanas, es un producto mágico que además de la invisibilidad, nunca escasea. Vuelven a aparecer manzanas. Dicho de otra forma, el robo no causa daño.
    Teniendo en cuenta eso, se puede dudar si robar al tendero puede estar mal o no (porque ese robo no le causa daño… aunque alguno piensa que sí, suponiendo que el que coge la manzana invisible jamás pagará a ese tendero por nada… mucho suponer es eso). Pero lo que es claro es que cobrar al que compra peladores presuponiendo que los va usar para manzanas robadas… eso sí está mal, seguro (mientras lo otro es discutible, la suposición de culpabilidad es algo claramente malo).

    Otra curiosidad es que el tendero se empeña en que tienes que ir a comprarle las manzanas a la tienda, y comprarlas en sacos de 10 kilos, nada de comprar una manzana o dos o escogerlas tú. Y no puedes pedirlas por teléfono…
    Muchos le dicen al tendero que los tiempo cambian, que si las vendiese de otra forma quizá le comprarían más… pero él se niega, prefiere el modelo de siempre y lo cómodo de un intermediario que coja dinero de los cuchillos. No sólo es ciego, es muy cabezón y muy comodón. Otros no son así.

    Además, todas las manzanas son diferentes, preparadas por su cocinero, y no sabes como son si no has probado una… eso te lleva a comprar a ciegas (como el tendero es ciego, ¿pues tú también, te fastidias?) o bien “robar” antes de comprar o esperar a que pase una muestra pública de esas manzanas, para catar un poco.

    Pero es que hay otras cosas muy curiosas, más incluso: el canon en los cuchillos no lo cobra el gobierno, sino entidades privadas (!) cuyas cuentas no son transparentes ¿cómo se paga a los tenderos? Pues teóricamente en función de estadísticas como el número de personas que pasan por su puesto. Pero los peladores no se usan para pelar manzanas españolas… es decir, se “compensa” a algunso tenderos españoles millonarios de los robos de manzanas extranjeras. Y ya la re-pera, resulta que por el hecho de preparar manzanas una vez podrá cobrar durante toda la vida, esos tenderos ya empiezan a tener unos privilegios que no son normales ¿no?. Pero es que además, los medios de producción de las manzanas son cada vez más y más baratos, pero se empeñan en cobrar lo mismo, y en sacos de 10 kilos.

    Y algo más: el 95% de artistas que pagan más de canon que lo que cobran resulta que les conviene que conozcan su forma peculiar de preparar las manzanas, es decir, como son manzanas mágicas que aunque se roben no desaparecen, pues no les importa regalarlas porque ganan más en un restaurante haciendo pasteles de manzana. Y saben que si no conocen su forma de preparar las manzanas nadie irá al restaurante.

    CONCLUSIÓN: Al final de todo esto, piensas que algunos tenderos lo son es unos privilegiados porque viven del trabajo de tenderos extranjeros, porque cobran muchos años trabajando poco, etc… y la mayoría de tenderos quien les está robando son los otros tenderos y los que cobran el canon de los peladores. Vale que aprovechando que nadie le ve alguno coge manzanas, sin causar daño… pero es que los del canon están viviendo literalmente a costa de los artistas y a costa de todos los españoles!!

  2. Más que como se puede hacer, se hace y punto, yo diría: como siempre se ha hecho, se hace y punto. La legislación permite la copia privada desde antes del P2P, desde antes que tu hicieras la primera fotocopia de un libro para estudiar en él, desde antes que alguien pensara en Internet…

    Es la industria la que se empeña en presentarse como un pobre tendero cojo al que le roban manzanas, cuando ni es cojo ni nadie le roba. El simplemente quiere obtener dinero de un negocio en el que no quiere invertir, quiere cobrar por comer manzanas, aunque las cultives tu.

  3. Hola Raúl:
    Gracias por la cita y el enlace…
    En cuanto al asunto estoy contigo en que es un tema complejo y, como dije en el blog de EDans, NO GUSTÁNDOME nada la SGAE y otros, creo, es una obviedad, que todo aquel que hace un trabajo (también los creativos) tiene derecho a unas legítimas expectativas de beneficio. Y éstas, básicamente, las debe fijar el “creador” y el que quiera que compre y el que no, pues no. Ese, muy simplificadamente, es el mercado y su libertad.
    Un cordial saludo.
    Pablo G.

  4. Canon digital: los favores hay que pagarlos

    Zapatero no ha dudado en utilizar a su favor a representantes del denominado mundo de la cultura, parece que con ello pretendía hacer creíble su mensaje con la compañía de quienes tienen por vocación hacer la vida más fácil a los demás.
    No obstante no parece que lo haya consiguiendo. La bandera de la libertad y del progreso que esgrime en sus reiteradas apariciones chocaban con la realidad de las cifras de la economía, con las sentencias de los tribunales defendiendo el derecho de los padres a la educación de sus hijos según sus convicciones, y con una política territorial que está abocada a la desaparición de las garantías que hacen que todos los españoles seamos iguales ante la ley.

    Zapatero necesitaba poner música y escenario a su grandiosa elocuencia; y lo hizo acompañado de quienes consideran que la cultura, la investigación y el deporte deben estar al servicio de una ideología que hoy tiene como principio mantenerse en el poder para seguir recibiendo las subvenciones propias de lo que está en decadencia.

    Zapatero no debería buscar su credibilidad en las bellas artes, sino en la realidad del día a día, en la economía. No obstante las cosas no van por los estudios económicos sino por los nuevos bufones de la nueva corte.

    El canon digital que ya estamos pagando, sin duda, es el pago a los esfuerzos de la comparsa. Pienso que ahora sí les podemos llamar con propiedad estómagos agradecidos.

    Carlos Menéndez
    http://www.creditomagazine.es

Deja un comentario