Concierto Bon Jovi




Espectacular el concierto en Barcelona

Actualización del día después

Bueno, cuando todavía no se han cumplido 24 horas del inicio del concierto, y nosotros ya nos hemos hecho los 575 kilómetros de vuelta a casa, me dispongo a hacer crónica del concierto de Bon Jovi en Barcelona, en el estadio olímpico, del 1 de junio.

Antes que nada, dos apreciaciones. No soy un asiduo a los conciertos, de hecho diría que éste es el primer “gran” concierto al que voy (una vez vi a Mike Olfield en el Helmántico de Salamanca… es lo más grande en lo que recuerdo haber estado). Así que mis apreciaciones no son las de un hombre curtido en mil batallas, quizás me dejo deslumbrar por la novedad.

Pero también vaya por delante que no soy para nada un “fan alocado” de Bon Jovi (de hecho, no he sido nunca muy “fan” de nada). Me gustan, y no dejan de ser unos “clásicos de nuestro tiempo” que están en el imaginario colectivo. Pero vamos, que no iba dispuesto a dejarme seducir por cualquier detalle de ellos (mi mujer igual sí, que son su grupo favorito de todos los tiempos, y Jon su ídolo de post-adolescente).

Ya por la mañana subimos a dejar el coche en Montjuic (para luego “escapar” rápidamente). Nos acercamos a curiosear por el Estadio (y a localizar nuestra entrada y demás)… y ya había gente haciendo cola. Yo lo flipo, hay que tener ganas (y más con el clima que hacía) de irse a pasar 10-12 horas en la puerta del estadio. Aunque claro, luego viendo lo que costó entrar al público de “general” (pese a llevar las puertas abiertas dos horas antes, empezó el concierto y todavía seguía entrando gente), no me extraña que los que quieran coger buen sitio (sea eso lo que sea; a mí lo de estar 5 horas de pié en el mismo sitio, apretujado, no me seduce) quisieran madrugar.

El caso es que cuando volvimos a eso de las seis y media de la tarde (el concierto empezaba a las 9), la cola era inmensa. Nosotros accedimos tranquilamente por nuestra puerta de tribuna (para las entradas de “sentados” había menos problema; menos gente, entradas numeradas, etc.), y estuvimos un par de horas aguantando pacientemente mientras tocaban un par de teloneros (Savia y No way out; no lo hicieron mal, aunque obviamente es como comparar a dios con un gitano).

A las 9 menos cuatro minutos, entraron en escena. Y de ahí en adelante, dos horas y media prácticamente ininterrumpidas (los dos minutos que se “hicieron de rogar” antes del bis). Que se dice pronto. Dos horas y media de música para unos tíos que deben estar rondando la cincuentena.

El repertorio, creo que no se puede pedir más. Se llama “Lost Highway Tour” en honor de su último disco. Yo pensaba que ése iba a ser el cuerpo central del concierto, pero no; apenas entraron cuatro canciones de este disco. El resto (hasta completar las dos horas y media), llena de grandes éxitos de ayer, de hoy y de siempre incluyendo Bad Medicine, Runaway, You give love a badname, Blaze of glory, It’s my life, Keep the faith, Always, Bed of roses… en fin, innumerables, coronados por el Living on a prayer que volvió loco al estadio. Una detrás de otra, encadenando éxito tras éxito en un escenario sobrio pero efectivo.

Y no se escondieron ni un poquito. Jon Bon Jovi estuvo al 100% de voz, sin reservarse ni un poquito (y eso que tiene una tesitura complicada). Descansó sólo una canción, en la que Richie Sambora tomó el micro. El resto del concierto no paró. Se movió, gesticuló, hizo sus sonrisitas y sus poses mil veces escenificadas pero igual de efectivas que el primer día. Richie Sambora también estuvo impecable a la guitarra, con su sonido tan característico. Tico Torres no paró de aporrear la batería ni un solo segundo (si quitamos la versión del I can’t help falling in love que hicieron a duo Richie y Jon), y David Brian… bueno, su trabajo pasa más desapercibido, pero estuvo igual de bien a los teclados y a los coros.

En fin, dos horas y media que se pasaron volando, puro empane. En el apartado del “debe”, quizás lo único que quepa reseñar es una cierta falta de diálogo con el público. Muy poquito “hablar” con el público, pocos gestos espontáneos (aunque qué espontaneidad se le puede pedir a esta gente después de 30 años), poco hacer cantar al público a capella o dirigir sus movimientos… ese tipo de cosas que ayudan a caldear (más si cabe) el ambiente.

Lo dicho, no soy un habitual de los conciertos. Pero en éste me lo pasé teta.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

13 comentarios en “Concierto Bon Jovi

  1. Soy habitual de tu blog y me ha hecho gracia que también fueses al concierte.

    Al igual que tú no soy aficionado a ir a conciertos pero mandaba la parienta que es fan-ática.

    Realmente tocaron muy muy bien, para tener la edad que tienen, pero también eché en falta lo que comentas: un poquito más de hablar al público y dejarnos participar. De todas formas muy profesionales, puntuales, dos horas de concierto, muchos temas clásicos, en general muy bien

    (Lo que estuvo mal fue la venta de recuerdos, nos quedamos sin poder comprar ni una triste camiseta)

  2. Esteban, mi mujer te ha crucificado por ese comentario. Ni media broma :)

    Juan, es curioso cómo ponemos a las chicas como excusa, eh… yo he de reconocer que me apetecía y que me lo pasé muy bien.

    ¿La venta de recuerdos era la cola esa inmensa que había en medio del estadio? Joder, pues sí que estuvo mal organizado, sí. Pero bueno, te hubieran clavado 50 euros por la camisetita, así que eso que os ahorrásteis. Yo creo que me voy a diseñar una yo mismo :)

  3. Hombre, si es broma :D Que a mi me encanta Bon Jovi, hasta el Cross Roads, después ya se ha alejado un poco de mis gustos más pasionales. Pero Runnaway sigue estando en mi lista de iTunes titulada “powah” :)

  4. También me llevó mi chica. Tampoco soy seguidor del grupo, pero tocaron todas las que me sabía. Empezamos la tarde sentados y en un momento estampida, justo cuando empezó a tocar Bon Jovi, salimos corriendo y acabamos pegando botes abajo, en mitad del mogollón.
    Disfrute como un enano, pero todavía no me he recuperado.
    Have a nice day!

  5. Yo si q soy muy fan de BON JOVI desde q tenia 13 años.Ya los habia visto en Madrid,pero en Barna alucine!!!Disfrute como hacia mucho tiempo,soy asidua a conciertos y he vistos muchos y muy buenos,pero este los supero.Mis chicos se portaron muy muy bien,lo unico malo,esperar otros 5 años!!!

  6. heyy yo estuve en ese concierto jiijijjiij que pasada bonjovi.A mi el que me dio mucha gracia fue el gordito ke subia haciendo rapel en el escenario.mi pregunta eso…SE QUEDÓ AHI ARRIBA TODO EL CONCIERTO Y LUEGO BAJÓ?? JEEJJEJE

  7. Realmente yo si soy fan de BON JOVI desde que empecé a escuchar música y mis sucesoras hermanas lo son incluso más que yo de escuchar lo que yo escuchaba. Por tanto nos arrastramos unas a otras, incluso a nuestros chicos. Estube en Madrid en 2003 y ahora en Barcelona y ambos conciertos para mí fueron una pasada. El de Madrid por ser mi primer concierto de Bon Jovi y el de Barcelona porque no pudo ser mejor, además yo estaba en el Circle, la parte reservada a los que nos gastamos algunos eurillos más y para mi realmente mereció la pena.
    Con todo esto deciros que si al que no es fan le gustó, imaginaos lo que nos gustó a los fans.
    Por otro lado yo llevaba a mi novio, que es un negao y se llevó todos los días anteriores diciendo… “cante pagao, mal cantao” somos de Sevilla y aquí para cada cosa hay un refrán, después del concierto no lo volvió a decir y aceptó que estubimos en un pedazo de concierto.

    Por cierto el gordito bajó cuando terminó el concierto!!! jajaja, yo lo vi.

  8. me lo pasé tan,tan,tan,tan,taratantan, tan tan bien que no me enteré de lo que pasó en el escenario.Flipé con todas las canciones,y epecialmente con Tico Torres aporreando la bateria.

  9. por cierto, con bad medicine se salió pero para mi gusto faltó lay your hands on me.Ahhhh seguro que se pone a hablar con el publico y nos quejamos de que habla mucho y canta poco,nosotros pagamos por oir un concierto y no un discurso

Deja un comentario