Cómo hemos cambiado

Hace unos cuantos meses (un montón) Javier Leiva me propuso un meme: mostrar dos fotografías de uno mismo con unos cuantos años de diferencia. Me hizo gracia la idea, y de hecho me comprometí a seguirlo… más adelante.

Y este más adelante ha sido hoy, como podía haber sido otro día. Éste es mi “cómo hemos cambiado”

Antes y después

La primera foto data del verano del 95, con 19 años. Acababa de terminar mi primer curso universitario y había vuelto a casa justo a tiempo para irme con el resto de mi familia y el coro en el que por aquel entonces cantábamos (sí, qué pasa) a una actuación en Pedraza, si no me equivoco.

La segunda es de septiembre del 2007, es la que uso desde hace unos meses en mi perfil “público”. La sacamos una tarde buenísima en Aranda, en el parque al lado del Duero, que estuvimos mi mujer y el peque sacando fotos y haciendo el ganso mientras disfrutábamos del último sol de la tarde.

Cómo hemos cambiado. En lo físico, a la vista está: engordé, me dejé barba, llevo un peinado bastante más discreto :), me salieron las canas… aunque otros rasgos permanecen.

Pero no son los cambios físicos los que importan, aunque son los que más se ven. Muchas cosas han pasado en mi vida desde entonces. Supongo que, al final, de eso se trata: de vivir experiencias, y de evolucionar.

Y vosotros… ¿os animáis a enseñar cómo ha pasado el tiempo, y cómo habéis cambiado?

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

11 comentarios en “Cómo hemos cambiado

  1. Madre mía Raúl!!!!!!!! por el amor de dos!!!!!!!!!

    Tú tendrás ambas fotos muy asumidas y no te chocará tanto, pero la diferencia es realmente increible !!!

    Saludos.

  2. Muy buen apunte, Raúl. No sé si yo me animaré en algún momento. La idea es buena y el impacto de las fotos también.

    La verdad es que entre las dos, como bien apuntas, hay un trecho y que seguro seríamos capaces de apuntar cosas bien dsitintas de ambas.

    Un abrazo, valiente. A ver si en el próximo B&B podemos vernos y seguir comparando con ambas.

Deja un comentario