Cómo tratar con un moroso

El otro día me pedían por email mi opinión sobre un asunto. Una persona que, como freelance, había empezado a trabajar con un cliente. Y que estaba encontrándose con que el cliente le estaba “dando largas” a la hora de pagar sus facturas.

Un tema desagradable, la verdad. En el que no tengo mucha (ni ninguna) experiencia. Realmente no hace tanto que era “asalariado” (con empresas en las que nunca hubo ni un solo problema de pago) y mi vida como “freelance” no es muy larga, y casi toda ella (por no decir toda) ha sido trabajando para un único cliente con el que no he tenido ningún problema de pago. Así que no tengo experiencia de campo sobre el tema, lo único que puedo pensar es “lo que yo haría”.

Los problemas financieros siempre están ahí para todas las empresas. Yo siempre he sido partidario de mantener una cierta flexibilidad y no ser demasiado “intransigente”. Lógicamente, los límites de esa flexibilidad los marca también la propia necesidad (si dependo de ello para llegar a fin de mes… no puedo ser tan flexible), la experiencia anterior con la misma gente (si llevan pagando bien x meses, no me voy a poner como un basilisco a las primeras de cambio), la sinceridad/seriedad de ellos (aunque los mejores timadores son siempre los que más apariencia de credibilidad tienen)…

Una vez agotado el margen de flexibilidad, creo que acabaría dando un puñetazo en la mesa: “oye, yo en estas condiciones no quiero seguir trabajando para vosotros, no me parece ni medio serio. Si lo arregláis esta semana no hay problema, pero si no yo dejo de trabajar y ya hablaré con el abogado para reclamar las cantidades pendientes de pago y lo que proceda”. Y si con la eso no reaccionan, pues desde luego dejas de trabajar con ellos (que no se puede dejar que le continúen tomando el pelo a uno), y en cuanto a la reclamación de cantidades pendientes pues eso, que a buscar un abogado. Lamentablemente, las cantidades pequeñas son una puñeta (porque se gasta uno más en el proceso de recuperarlas que la propia cantidad) y casi es mejor darlas por perdidas que meterse en más berenjenales. Luego ya otras opciones (del tipo “hablo mal de ellos” o “contrato unos rusos para darles un susto” :P) siempre van a estar ahí, pero yo soy más partidario del “aquí paz y después gloria” que de seguir reconcomiéndome por unos euros…

De todas formas, reconozco que para mi forma de ser, este tipo de “chalaneos” es algo que me incomoda una barbaridad. Me gusta la gente que es cumplidora, y punto. Y si no es cumplidora, al menos que vaya de frente y sea totalmente transparente conmigo (soy realmente comprensivo con las dificultades ajenas… al menos durante un tiempo). Pero el jueguecito del “ahora cumplo, ahora no cumplo, eso no es lo que habíamos dicho, uy es que no sabes lo que me ha pasado…” como que no.

Contenido relacionado:

10 respuestas a “Cómo tratar con un moroso”

  1. hombrelobo dice:

    No hay cosa que odie más que empresas chapuceras que se aprovechan de esto.

    Creo que he vivido fuera demasiado tiempo, no estoy acostumbrado a que la gente pague a 90 o 180 días … incluso 30 días me parece mucho, pero cuando ves empresas que abusan incluso de esos tiempos, ya no hablaría de chalaneo, sino de simple abuso y corrupción.

    Y solo hay una solución: intransigencia. Un día tarde y cortas todo lo que puedas cortar.

  2. trabajé casi 5 años por libre, y nunca me importó que me dijeran que me pagaran a 30/60/90/180 dias. Lo importante para mi era poner una fecha de pago y que esa se cumpliese.
    Lo de que hoy no está el jefe/contable/interventor, pasate mañana me ponia de los nervios.
    Cuando el porcentaje de mi tiempo de trabajo que dedicaba a la gestión del cobro empezó a dispararse, acepte una oferta por cuenta ajena.
    Es mi único mal recuerdo de trabajar por libre, y que conste que era una minoría los clientes que tenía que pagaban mal.

  3. jordi ruiz dice:

    Lamentablemente, muchas de estas empresas tienen como costumbre trabajar de esa manera, ir enganchando a unos y otros con pequeñas cantidades. Es una forma de ir tirando con una financiación muy barata :), como bien comentas “…las cantidades pequeñas son una puñeta (porque se gasta uno más en el proceso de recuperarlas que la propia cantidad) y casi es mejor darlas por perdidas que meterse en más berenjenales…” de esto precisamente han hecho una filosofia de trabajo.

    saludos

  4. JA dice:

    Sobrepasado el nivel de tolerancia, por tiempo, cantidad o lo que sea, y teniendo en cuenta lo que se del tema opino:
    1-Preaviso de acción (a veces)
    2-Te vas con un buen abogado a ver al moroso cara a cara. (esto es muy eficaz).

    3- Si no paga pues: Acción judicial, registro de morosos, etc.

    Salutes.

  5. […] unos meses alguien me pedía mi opinión sobre cómo tratar a un moroso. Y yo le respondía desde mi inexperiencia. Racionalmente, sigo pensando lo mismo: paciencia, […]

  6. Juan Luis dice:

    Yo por suerte solo he tenido un amago de este tipo, que se solucionó rapido pero la verdad es que si te quieren coger, te cogen.
    Hice lo que dice hombrelobo, cortar sin mas. Pagaron rapido, aunque no siempre se puede hacer.

    Ahora mismo, yo no trabajo ya con nadie, salvo de absoluta confianza, que no pague un % por adelantado. Perderé clientes (si es que lo son), pero dormiré mas tranquilo.

    Y empiezo a pedir por escrito formas de pago, para evitar eso tan comun de “pagamos a 60 dias, o con un pagaré a 90 dias”, que acaban siendo varias semanas mas siempre.

    Hay mucho caradura, pero tambien es cierto que esto es al final una maquinaria, y lo comodo es que si no te pagan, tu dejes colgado a tus proveedores.

    Parte de la culpa, como no, la tiene el gobierno. No es admisible que la administracion, que es quien tendria que dar ejemplo (y que no es flexible a la hora de cobrar impuestos) pague cuando le de la gana.

    Por desgracia en España esto que te ha pasado y los plazos irreales es de lo mas comun, y creo que se deberia de hacer algo al respecto.

    Yo ahora que estoy trabajando para empresas de fuera de España es cuando lo noto. Ni una vez he tenido que solicitar un pago. Maximo 15 dias de fecha de factura, y porque son transferencias internacionales.

  7. Arque dice:

    Pues apenas, que inicio mi actividad como freelance y ya tuve un moroso, en mi segunda semana de trabajo, que a un mes no me ha pagado, El dinero? No me duele tanto… lo que si me harta es como muy bien dices uno trata de ser puntual y profesional, mientras algunos, ya con el trabajo en mano te dicen: “Regresa tal o cual dia…” Me senti identificado en tu pensar. Creo que estas actitudes son injustas pero demasiado comunes. Buen sitio! Mucha suerte ;)

  8. GEORGINA dice:

    En diez años solo he tenido un caso y lo que hice, despues de haber agotado mi paciencia y de darme cuenta de que pecaba de inocente pues no tenian intencion de pagar fue enviarles un buofax que me costó 25 euros diciendoles que antes de proceder judicialmente mis abogadois me habian recomendado informarles por escrito que requeria el pago del montante en un plazo especifico- de momento no me lo han pagado todo pero si la mitad asi que de tener NADA o tener la mitad….. creo que es mejor la mitad. Todavia estoy en mitad del proceso y mi pregunta es… me espero hasta despues de verano para asegurarme de que han tenido mala fe o paso de todo y sigo con mi plan B y luego plan C. El plan B es decirles que o pagan o me en contacto con sus clientes y decirles que tienen una deuda conmigo, llamar a su banco y decirles lo mismo.

    El plan C, decirle a mi abogado que en lugar de pagarle una cuota, le doy un porcentaje de lo que rescate.

    En fin, estoy debatiendome en ello.

  9. humberto dice:

    Bueno lo que dire que moroso es tener paciencia y la buena estrategia es asustar con un abogado una simple carta imformando su incumplimiento de pago y la cual tendria que pagar honorarios al abogado es muy buena estrategia y si da resultado es bueno imformarse cuales son los derechos del moroso porque tambien tienen derecho como el nuestro de que nos pague.

  10. Katty dice:

    Mi trato es con padres de familia de la escuela donde trabajo. El problema de cada año es que no pagan lo que corresponde a cuota de material didáctico, materiales de limpieza para asear la institución y cuotas de soc. de padres. Lamentablemente Gobierno ha dado poder absoluto a los padres de no pagar cuota de soc. de padres y de ahí el abuso de los mismos y no solo eso, muchos se dan el lujo de reírse en nuestra cara burlándose y diciendo que no pagaran nada, nos amedrentan, nos gritan y amenazan. Lo peor es que Secretaria de educación los apoya y a nosotros nos sancionan. La misma Secretaria no nos da para el mantenimiento de la escuela, así que lo único que pedimos es que nos ayuden a mejorar y mantener el edificio educativo. Me gustaría saber algo sobre nuestros derechos, pero no tengo forma, Gobierno nos tiene atados. Entiendo las necesidades económicas de los tiempos de hoy, pero los padres que mas gritan son los que mas tienen $$ y menos cumplen porque los mas humildes dialogan y llegan a un acuerdo donde ambas partes están conformes. ¿qué hago con los padres morosos?

Deja un comentario