Sobre posts patrocinados y la contaminación del contenido

De nuevo una entrada en el blog de Enrique Dans, esta vez sobre posts patrocinados, ha “despertado a la bestia”. He dejado un par de comentarios allí, pero quería resumir aquí lo esencial de mi pensamiento al respecto. Mi opinión sobre posts patrocinados es algo que ya he dado en el pasado (en resumen: muy pobre), pero han surgido voces que achacan una posición así a una especie de remilgos propios de estrellonas. Vamos, que a los A-list bloggers ya les regalan un montón de cosas, y ganan mucho dinero con la publicidad, y que no se dan cuenta de que “los bloggers de a pié” están deseando también pillar algo (dinero, regalos). Que los “bloggers de a pié” (los de la larga cola) “no tienen dilemas morales o tabús, porque para ellos esto es un medio para expresarse, no es un fin por si mismo.. ” y que por eso (interpreto yo) deben estar deseando abrir sus blogs a los intereses de las marcas. Y que las críticas de los A-list bloggers solo se entienden desde su posición de privilegiados o, incluso peor, desde oscuros intereses por evitar que la plebe les robe esos privilegios.

Pues bien, partiendo del axioma “cada uno en su blog hace lo que quiere”, éste blogger de a pié que suscribe declara:

  • Que el contenido de este blog está marcado por mis experiencias, impresiones, vivencias y opiniones cotidianas, y no por ningún tipo de interés comercial.
  • Que el objetivo de este blog no ha sido nunca obtener dinero ni regalos. Si, como consecuencia colateral al desarrollo del blog, llegan el dinero y los regalos, bienvenidos sean. Pero nunca a costa de pervertir la agenda del blog, tal y como está expresada en el punto anterior.
  • Que los dos puntos anteriores no se sustentan en ningún tipo de “posicionamiento moral”, sino en el profundo convencimiento de que forman parte de las más esenciales normas de respeto por quienes tienen a bien leerte.
  • Que, respetando que cada uno en su blog puede hacer lo que quiera, y sin pretender imponer los puntos anteriores a nadie (faltaría más), mis gustos como lector están muy en línea con lo anteriormente expresado: me gusta leer opiniones “de verdad”, derivadas de la experiencia, sin sesgos comerciales (implícitos o explícitos), y tiendo a rehuir aquellos blogs que no responden a este perfil.
  • Que, como “público objetivo”, mi percepción de las marcas que recurren a este tipo de prácticas para generar ruido es negativa: tienen que pagar para conseguir que se hable de ellas porque por sí mismas no conseguirían esas menciones. Quizás incrementen su visibilidad, pero (al menos para mí), están asociando valores negativos a dicha visibilidad.

En definitiva, que no. Que no es verdad que este blogger de a pié (ni creo que infinidad de otros) esté deseando alterar el contenido de su blog por cuatro perrillas o tres cacahuetes. Ni por muchas perrillas y muchos cacahuetes. Que estoy seguro de que no merece la pena, que este blog vale mucho más como canal de expresión e interación honesto y confiable (en cuyo contenido no hay “agenda oculta”) que como mercado persa al servicio de intereses ajenos.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

36 comentarios en “Sobre posts patrocinados y la contaminación del contenido

  1. Me agrada encontrar concentrada su opinión (como dice, ya externada en algunos comentarios y artículos) sobre el asunto en un post hecho y derecho.

    Si bien en esencia tanto su opinión como la de Arcos y la de Dans parten de lo mismo, que mejor que enunciar “a titulo personal” lo que uno piensa y no derrumbar a palabras el esfuerzo de los demás (y ya no digamos el de las empresas -de la altura de Nokia- se sueltan monedillas a los bloggers, sino de quienes están detrás de Blogguz y Zync que su respeto merecen).

    Un saludo transatlántico.

  2. No puedo evitar pensar en una estrategia concertada por parte de la empresa dominante en el mundo de los blogs para imponer uno de sus criterios.

    Si Weblogs SL le dice no a las empresas que le piden que post patrocinados, es cierto que tiene que sentar fatal que otras empresas y bloggers si que los acepten. Así que todos a decir que esto de hacer post patrocinados y recibir regalos está mal.

    Lo siento, pero es que ya cansa tanto ataque a los que hacemos posts patrocinados, la verdad es que recuerda a la frustada iniciativa de Microsiervos por mantener los blogs sin publicidad.

  3. Victor, desde luego siempre he expresado esta opinión referida a título personal, a mí como “escribidor” de un blog y a mí como lector. Creo que a estas alturas no estamos para dar lecciones a nadie. Ése trabajo que mencionas me parece muy respetable, pero no va conmigo. Así de sencillo.

    Javier, lo siento pero voy a ser muy directo; tu opinión de “estrategias concentradas” me parece digna de una paranoia, y que no se sostiene por ningún lado. Me parece muy bien que quieras hacer lo que te parezca en tu blog. A mí, como lector, me desagrada. Punto, no hay más. ¿Te parece que lo exprese en mi blog? ¿O no puedo hacerlo? Faltaría más. Si quieres tener posts patrocinados en tu blog, me parece muy bien; para mí, como lector, devalúa tu blog. Tan simple como eso. No hay ningún ataque, simplemente no se puede gustar a todo el mundo.

    Vuelvo a repetirlo; yo no soy socio de WSL. Pero WSL siempre, siempre, siempre… ha mantenido la misma posición: publicidad sí, separada del contenido también. Es un pilar de su forma de entender los blogs, algo que comparto al 110%. Un valor fundamental de WSL, y es coherente, bajo ese prisma, que todos los que de una u otra manera hemos estado vinculados a la empresa tendamos a rechazar “posts patrocinados” y similares. Eso no es una estrategia coordinada (¿cuál sería el objetivo de esa estrategia?) sino una lógica coincidencia en la forma de pensar.

    ¿”Sentar fatal” lo que hagan otras empresas y bloggers? Es tan absurdo como pensar que a WSL le sienta fatal que otros blogs admitan las presiones de las empresas para modificar el contenido, que a WSL le sienta fatal que otras empresas pongan popus y dial-ups, que a WSL le sienta fatal que otras empresas borren comentarios críticos… o cualquier otra de las prácticas que en WSL consideran “fuera de sitio”. De hecho, más que “sentar fatal”, si yo fuera uno de sus socios estaría encantado de que otras empresas hiciesen todas esas cosas; así se vería más clara la diferencia entre lo que yo considero que es “hacer bien las cosas” y lo que considero que es “hacer mal las cosas”.

  4. La paranoia llega cuando veo posturas tan radicalizadas y coincidentes en un buen número de personas vinculadas con una misma empresa.

    Por cierto a mi nunca me han gustado esos artículos patrocinados de Vodafone y otras empresas que Weblogs SL ha puesto muchas veces en segunda posición de los artículos, la diferencia es que yo no he iniciado ninguna campaña en contra de los blogs que usan ese tipo de publicidad.

  5. Cada blog es un mundo. Yo personalmente uso bloguzz, Zync, y coloco publicidad en mi blog. Y estoy abierto a patrocinios publicitarios de “product placement”. ¿ Acepto todos ? No, he rechazado reviews de Zync, no he optado por productos de Zync, he rechazado publicidad de casinos (que pagaban mucho más de lo que saco ahora). ¿ Por qué ? Pues porque no creo que la publicidad sea intrínsecamente mala, sino parte de un conjunto.

    El objetivo de mi blog es hacerme rico con él, entre otras cosas, igual de dignas que estas otras: explicar mi punto de vista, jugar con la tecnología, aprender. Todavía estoy lejos de ese objetivo, y puede que nunca lo consiga. Para ello usaré publicidad. Pero el hecho de hacer un post patrocinado no tiene necesariamente que ser contra el interés de mis lectores. Intento darles lo mejor que tengo (sin comentarios ácidos aquí, plis … :) ), y eso puede incluir comentarios de productos por los que me pagan. Eso sí, lo que les garantizo es que haré un análisis honesto hasta al final. Y si me pagan por hacer un comentario y pienso que el producto es una mierda, diré que es una mierda (de hecho, ya lo hice con un patrocinio de Zync), porque eso sí que se lo debo a mis lectores y sobre todo a mi mismo: honestidad.
    Pero lo que me parece mal, y lo comenté en el blog de Enrique Dans también, es eso de “yo no garantizo comentarios, si me envías productos para revisar, escribiré si me apetece”. No, a mí no me envíes nada. Si me quieres enviar algo, dímelo, y te digo si lo quiero o no. Si lo acepto, es porque escribiré al respecto (bien o mal, eso me lo reservo). Y si no, es porque no tengo la menor intención de escribir sobre ello. Eso de que me envíen cosas y según me apetezca escribo o no no me va …. (me acabo de autocensurar el comentario, que me estoy quedando sin amigos en la red por borde).
    Ahh, y sí, he rechazado ya varios “regalos sin compromiso” que me iban a enviar. Una lástima. Pero es que tampoco me hace falta, y la mayor libertad nace precisamente de eso, de que esto no me hace falta.

    Ahora te dejo, que tengo que seguir con mi plan de dominación del mundo licántropo.

  6. Por cierto, tampoco me gusta castigar a los usuarios que llegan por los buscadores metiédoles un robapaginas de adsense por encima de los artículo.

    Manías que tiene uno, eso si, no haré un post para criticar a los bloggers que lo hacéis.

  7. Eduardo, ya he dicho que cada uno puede hacer lo que le plazca. A mí, personalmente, me parece que esa forma de actuar es jugar con fuego. Por eso no lo hago, y ya está. No digo que sea bueno o malo, simplemente, a mí no me gusta.

    Javier, es tu opinión. No la comparto. Si quieres escribir de ello o no en tu blog también es tú decisión, tú sabrás por qué escribes o dejas de escribir las cosas. A mí me da exactamente igual que lo hagas o no, porque cuando recibo una crítica no me siento atacado: procuro revisar mis posturas en función de los argumentos que se planteen en esa crítica. Si alguno de ellos me convencen, no tengo ningún problema en reconocer mis errores y variar mis planteamientos. Si ninguno de ellos me convence, no tengo ningún problema en seguir manteniendo mi postura a pesar de que no guste. Lo que no se me ocurre es achacar las críticas a oscuras campañas y conspiraciones judeomasónicas; simplemente, acepto que otros pueden pensar distinto que yo.

    En mi post digo únicamente lo que a mí no me gusta, ni como blogger ni como lector de blogs. Allá cada uno con lo que hace en el suyo. En el mío, así son las cosas. ¿Tú quieres poner posts patrocinados? Ponlos. A mí, cada vez que leo uno, me da grima. ¿Que lo que yo opine te resulta irrelevante? No tengo ningún problema con eso, no pretendo que todo el mundo esté de acuerdo conmigo.

    Si realmente estás convencido de que los posts patrocinados son una buena idea, no entiendo muy bien por qué te molesta tanto que los critique: al fin y al cabo, si son tan buena idea y yo estoy equivocado, nadie me hará caso, ¿no? Pues ya está.

    La gente es libre de opinar, es bueno que lean argumentos en favor y en contrario y que, a partir de ahí, se forme su propio criterio. Creeme, la gente no es tonta y no se deja llevar por “campañas”, la gente lee argumentos. Yo he expuesto los míos. A quien le convenzan, estupendo. A quien no, igualmente estupendo.

  8. Pingback: Error500
  9. Ya solo falta el post de Julio Alonso.

    De verdad que canta mucho, 4 bloggers influyentes critican los posts patrocinados y qué casualidad que 3 forman parte de una misma empresa (para mi trabajar para una empresa es formar parte de ella)

    Tio es que canta mucho!

  10. Javier. La conspiranoia no es lo mío, lo siento. Yo he expresado mi opinión personal respecto a las sensaciones que me producen los posts patrocinados. Puede no gustarte, puedes no estar de acuerdo, pero me parece absolutamente fuera de sitio soltar acusaciones infundadas que jamás podrás probar porque son mentira (desde luego en lo que a mí respecta).

    Voy a insistir. Me da igual lo que tú o cualquiera hagan con sus posts patrocinados. A mí no me gustan, ni escribirlos, ni leerlos. Punto final.

  11. A mí me hace mucha gracia eso de los posts patrocinados y de los que se rasgan las vestiduras diciendo que es un horror y todo eso. Y luego hablan de temas por interés, ya sea porque es su empresa, o tienen invertido dinerillo, o les interesa pelotear un poco para ver si les cae algo. Vamos, cobrar directamente no cobrarán, pero “patrocinados”, lo que se dice patrocinados, esos posts lo están muuuucho.

    Por ejemplo, para mí el post de Actibva.com es casi-patrocinado, está claro que si no hubieras trabajado en ello, quizás ni lo hubieras mencionado. No te han pagado directamente, pero está claro que hay un interés económico en ello y quizás te hayan pedido que escribas de ello.

    Y a edans no le leo porque me raya, pero vamos, alguna cosa que he leído si que habla sobre sus cosas medio-patrocinadas. O esa es mi impresión.

    Que conste que yo no critico que la gente hable de cosas por dinero, yo si ganara mi sueldo solo mediante el blog lo haría encantado. Pero vamos, que tampoco se trata de criticar a quien lo haga.

    Saludos

  12. Javier, creo que hay una diferencia entre esto y la guerra de los conejos y los búhos: aquí no hay nadie que te diga lo que tienes que hacer para no degradar a los blogs… creo que Raúl ha expresado su opinión como blogger y como lector frente a esos posts, pero no te ha llamado criminal por hacerlos…

    Estoy Repe, yo no creo que hablar de un proyecto de trabajo en el que estás metido esté fuera de lugar en un blog personal ni pueda considerarse un post patrocinado. Lo bueno que tiene saber que Raúl está detrás de Actibva.com es que cuando hable de ello podrás calibrar el sesgo de la información que proporcione.

    Yo no acabo de tener clara mi opinión sobre el tema… Por un lado, si los posts están perfectamente indicados como patrocinados, no hay mucha diferencia con la publicidad tradicional. Pero en realidad sí la hay: esa nueva publicidad forma parte del contenido, quieras o no. De momento, como blogger no usaré este sistema, y como lector, me tomaré esos posts con precaución (es lo bueno que tiene que el patrocinio esté indicado!).

    salu2

  13. Estoyrepe, vamos, no fastidies. O sea, no puedo hablar de mi trabajo (porque en el fondo, “estoy cobrando por ello”). No puedo hablar bien de nadie (porque, en realidad, estaré haciéndole la pelota para conseguir algo). No puedo hablar mal de nadie (porque seguro que lo hago con algún oscuro interés de desprestigiarle). No puedo hablar bien del pueblo en el que vivo (porque seguro que lo hago para que el ayuntamiento me rebaje las tasas). Entonces… ¿de qué hablo? ¿de la cría del champiñón hermafrodita? (no, no vaya a ser que tenga acciones en alguna empresa de cría de champiñón hermafrodita).

    Por descontado que todos tenemos un sesgo al escribir. La objetividad no existe, no ha existido nunca, y menos en un blog cuya esencia es “personal”. Sólo el decidir de qué hablamos y de qué no ya supone un sesgo, por no hablar del tono en el que lo hagamos. Ahora, de convertir eso en un “todo está escrito por interés”… vamos, hay mil pueblos.

    Lo que uno puede hacer es tratar de explicitar al máximo los sesgos que inevitablemente va a tener (del tipo “yo trabajo aquí”, “mi experiencia previa es ésta”, “fulanito es un amigo del colegio”). Y en mi opinión, en la medida de lo posible, no introducir nuevos sesgos “artificiales” (del tipo de “he aceptado que me paguen para hablar de este producto”).

  14. Ya tenemos casi el manifiesto con esa declaración. La verdad es que ya tardaba.
    Ahora falta elegir al animalito.

    ¿Le hacemos el boca a boca al búho, o ponemos otro? :)

  15. Raúl, claro que puedes hablar sobre los proyectos en los que trabajas, pero estoy casi seguro que dentro del contrato de lo de Actibva había una condición para publicitar en los blogs del WLSL o incluso el tuyo el proyecto, algo que es lo más lógico del mundo. Y eso, a mi parecer es un posts patrocinado.

    Sobre lo de hablar de proyectos de los grandes emprendedores también creo que es algo “patrocinado”, vale, no te pagan por ello, pero si que hay algo “económico” que te hace hablar del tema. Está claro que no todo el mundo que habla de un proyecto de un emprendedor, lo hace por peloteo y para obtener “algo”, pero sí es cierto que eso existe.

    Yo no critico que lo hagas, a mi me parece perfecto, simplemente digo, que esos tipos de posts sí son “patrocinados”, al menos para mí. Y está claro que en tu blog hablas de lo que quieras, faltaría menos.

    Saludos

  16. Estoyrepe, vale, lo entiendo. No, no hay ningún tipo de compromiso para hablar de ellos. Lógicamente es “mi” proyecto, y soy el primer interesado en hablar de él. Pero desde luego no por un compromiso con nadie.

    Siempre, siempre, siempre… va a haber un interés, una subjetividad. ¿Por qué hablas de unas cosas y no de otras? Por interés. Más transparente o más manipulador, pero siempre hay interés.

    JuanLuis… que no, de verdad, que no. Que sólo he expresado un gusto personal. Que cada uno haga lo que quiera. Que no sé por qué se ha dado en identificar una opinión personal con una especie de “santa cruzada”. Que no, que no gano nada con ello. Que no hay buhos ni conejos.

Deja un comentario