¿Qué hacer con un twitter de empresa?

Microblogging y empresa. Difícil cuestión. Si ya cuesta encontrar un encaje para “blogs y empresas”, hacerlo para “microblogs y empresas” se me hace bastante complicado.

Siempre he creído que la esencia de los blogs son las personas. Comunicación entre individuos. En ese contexto, siempre se me ha hecho difícil concebir aquéllo de “la empresa que bloguea”. No, la empresa no bloguea, bloguean las personas. Sobre eso, sí es posible articular formas para que las empresas aprovechen tangencialmente los blogs: empleados y directivos que a través del blog transmiten los valores de la empresa, blogs temáticos que refuercen una marca, etc. Pero siempre van primero las personas y luego la empresa. La empresa, como tal, no bloguea igual que no piensa, no siente ni padece. De hecho, cuando es la empresa la que bloguea, siempre acaba recordándome a una serie de notas de prensa: el mismo perro con distinto collar, en el que el blog supone simplemente un sistema de gestión de contenidos, pero que carece de ningún matiz “emocional/social” que es, para mí, lo que realmente diferencia la tendencia del blogging.

Y con el microblogging, más aún. Todavía no he visto ninguna iniciativa de “microblogging corporativo” que me convenza. Detrás de cada twitter hay, tiene que haber, una persona. Y prefiero seguir a esa persona (si me interesa lo que tenga que decir) que a su “máscara corporativa”.

En estas llega Actibva, y la “necesidad” de crear un twitter de Actibva. Bueno, pues creado está. Ahora… ¿cómo se le puede sacar partido? Una cosa que tengo muy clara es que no debería ser usado para hacer spam. Muchas iniciativas “empresariales” sobre twitter se dedican a agregar a decenas de personas. Creo que, la mayoría, en la ignorancia de pensar que, agregándolas, automáticamente convierten al “agregado” en follower (cuando una de las deliciosas virtudes de twitter es, precisamente, su asimetría: yo te sigo a tí, pero no es condición ni necesaria ni suficiente para que tú me sigas a mí). Otros, con la esperanza de conseguir, vía notificación, un mínimo de visibilidad. Ninguno de los dos me resulta apropiado y, en lo que de mí dependa, no va a usarse así.

Tampoco me gustan quienes utilizan el twitter como un “agregador de actividad”, dedicándose a lanzar mensajes cada vez que escriben un post, sacan una foto o similar. No, no. Si quiero seguir tus posts o tus fotos, o tus videos, o lo que sea… ya iré a la fuente original (tu blog, tu flickr, tu youtube) y, si me apetece, me suscribiré a esos contenidos. No me gusta que inunden el twitter a base de eso.

Así que en esas ando. ¿Qué uso interesante, y a la vez respetuoso, le podemos dar al twitter de Actibva? De momento, el uso va a ser bastante moderado. Avisos breves sobre el funcionamiento de la web, alguna referencia importante, y poco más. Pero quizás más adelante se nos ocurran nuevas funcionalidades. De momento, ahí estamos, con ganas de experimentar cosas.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

19 comentarios en “¿Qué hacer con un twitter de empresa?

  1. Quizá mi opinión sea muy de andar por casa.

    Creo que unido al blog, el interés de los contenidos y la participación de los usuarios, sería, a través del boca a boca, la mejor forma de aumentar progresivamente el número de seguidores hasta alcanzar una masa crítica. Una funcionalidad tipo twitterfeed para avisar en twitter de un nuevo post me parece interesante, pero debe aportarse algo de más valor en twitter para justificar la existencia de este canal. Se me ocurre cómo controlar la interactividad de cientos de usuarios con un sólo usuario de twitter, hasta qué grado sería activo o pasivo, muchas cosas para mí abiertas.

    Saludos,
    JP
    http://historias-de-jp.blogspot.com/

  2. Lo primero que se me ocurre para una empresa y en un grupo cerrado es enlazar el calendario o agenda de cada empleado con su twitter, el/los proyectos en que esta asignado y por último y más importante, la disponibilidad de las salas de reuniones.
    Saludos,
    Hernán

  3. mmm, después de leer esto, he borrado los feeds automáticos de mi blog, mis fotos y los foros a mi twitter …. supongo que tienes razón, no es un agregador ….. dejo el de vídeos porque se agrega a spoonch …..

    Pero bueno, enfocándome ….. lo de twitter creo que es importante tenerlo … ¿ que no se usa mucho ? pues no pasa nada, pero es un canal de comunicaciones más. Y precisamente de comunicaciones cortas y concisas ……

    Suerte ….

  4. A mi me parece interesante algo usar twitter como otro canal de comunicación, más espontáneo (más como es twitter).

    Para ello algo útil y que me parece realmente interesante son las votaciones (tipo @porralia) incluso añadiendoles la posibilidad de comentar algo al respecto (strawpoll, maravillosa ejecución).

    Así se puede fomentar la conversación (bidireccional), tiene cierta utilidad más allá de comentar los nuevos temas y fomenta la participación.

  5. Probar por probar tiene sus riesgos.
    El más grave es que te vean como que siempre estás probando. (Excepto Gmail que con su GMail Beta es la excepción que confirma la regla)

    En España no hay cultura, ni necesidad, ni ánimos, ni conocimiento para aceptar el probar por probar (suena categórico, ¿no?)

    Y en un Banco no se prueba nada y menos si el retorno no está garantizado.

  6. Hazte a la idea de que detrás de un twitter, puede haber varias personas. Detrás de grandes blogs, hay varias personas. La diferencia es que el twitter no lleva autor, pero si consigues identificar a un grupo de personas con la marca (que daría nombre a ese grupo), la jugada es maestra, ¿no?

  7. El Colegio de Ingenieros Agrónomos de Catalunya también tienen su twitter. Es otro de los usos colectivos del twitter. Como herramienta de dinamización, de presentación de productos, etc creo que puede funcionar mu bien.

  8. Me parece interesante lo que plantea Fernando Polo, sólo que me surge la duda… ¿qué sucede si luego del esfuerzo de asociar a varias personas con la marca (tomando de referencia como hacen actualmente los/las chicos/as de Dell que detrás de su nombre colocan el de la empresa Michael_Dell, por ejemplo), esta persona se desvincula posteriormente de la empresa? ¿Cómo recuperar esos followers? Entonces, ¿qué es preferible, presentarse con nombre corporativo o como persona?

  9. Sabria, no sé en qúe sentido planteas la pregunta. Pero releyendo el post te diría que no, que sigo pensando básicamente lo mismo. Creo que no sigo, a día de hoy, ningún twitter “corporativo”. Yo mismo he puesto el de @digitalycia en marcha y no sé muy bien por dónde afrontarlo…

  10. Muy util el articulo y mas en la epoca que estamos, donde el Twitter y Facebook son usados por las empresas sin saber exactamente donde se estan metiendo.
    Todo esto era futuro, pero ya es presente. Las reglas del juego han cambiado: Creo que el “Social Media Marketing” es el futuro del marketing, pero hay que saber llevarlo… Menor control, menor jerarquía, mayor fragmentación, mayor colaboración. Más conversación humana y menor retransmisión.

    Felicidades por el web!

Deja un comentario