VDCTV007 – El downshifting de Alvy

Bueno, pues aquí una nueva entrega del videoblog de Vida de un Consultor. En esta ocasión, el protagonista es una persona muy reconocida en este mundillo de los blogs. Se trata de Álvaro Ibañez, más conocido como Alvy, uno de los autores de Microsiervos que es probablemente el blog más relevante del mundo en castellano. Sin embargo, en esta ocasión no era Microsiervos ni el blogging ni los geeks (temas que suelen ser habituales en otras intervenciones públicas de las que tienen con frecuencia) los que quería comentar con él, sino otro aspecto de su vida que, sin ser nada secreto, suele pasar bastante desapercibido.

Y es que Alvy tiene una carrera profesional más que interesante. Después de haber vivido una época en el mundo corporativo formando parte de algunos de los proyectos más relevantes de la época puntocom, decidió tomar “la pastilla roja” y renfocar su trayectoria por otros derroteros más alejados de las servidumbres del mundo corporativo, dando prioridad a otros aspectos en su desarrollo profesional y personal y formando junto con Nacho Palou la empresa Internality, de la que hacían una declaración de intenciones bastante clarificadora:

En Internality tenemos los horarios que queremos. Somos nuestros propios jefes, decidimos cómo y cuándo hacer cada trabajo… en definitiva, hacemos lo que nos apetece, nos pasamos el día buceando en Internet, aprendiendo y nos divertimos trabajando. Tanto que hemos recuperado esa extraña sensación de poder decir “qué bien, ¡por fin es lunes!” e incluso la de querer llegar más temprano a la oficina para ponernos a trabajar cuanto antes. Lo cual yo diría que es algo muy bueno y por lo que nos consideramos muy afortunados.

Quienes seguís mi trayectoria en los últimos meses entenderéis el por qué un planteamiento de este estilo llamaba mi atención. Mi idea era charlar con Alvy sobre qué fue lo que les llevó por estos derroteros, qué esperaban encontrar y de qué querían huir, cómo fue el proceso… y también qué valoración hacen, con el paso del tiempo, de su apuesta: si era oro todo lo que relucía, si echan de menos cosas del mundo más corporativo…

Y ése es el contenido de la charla que he intentado extractar en el video. Soy consciente de que ni el sonido ni la iluminación son perfectos (desde aquí gracias especialmente a los jardineros que podaban el seto a base de sierra mecánica), pero creo que son suficientes como para permitir centrarse en el fondo de la conversación. Desde aquí, nada más que agradecer a Alvy su tiempo y su disposición para hablar de todo esto.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

0 comentarios en “VDCTV007 – El downshifting de Alvy

  1. Me ha gustado mucho. Una pena el sonido, que a Alvy se le oye bajo … he tenido que poner la oreja pegada al PC …. :)

    Pero después de este vídeo me caeis un poco mejor ambos dos. Aunque no esté de moda.

  2. Una sola palabra se me ocurre al terminar de verlo: “MAS”.

    La verdad que te felicito por la entrevista, realmente estuvo muy buena, y si, quiero más. :)

  3. Gran blog y buenísima entrevista; si me permites una pregunta…como consultor y ya que a Alvy no puedo preguntarle…que alternativas veis frente a las reuniones, ya que me ha extrañado que alguien como el las califique de innecesarias.
    Entiendo que algunas sean tediosas, pero las reuniones buenas y cortas, creo que son muy necesarias para trabajar bien.
    Un saludo y de nuevo enhorabuena

  4. Owilde, gracias por el comentario.

    Creo que la cuestión no es que las reuniones sobren. Lo que sobran son las MALAS reuniones: reuniones en las que no está quien debe estar, a las que no se acude con la suficiente preparación (en muchos casos porque ni se ha planteado una agenda previa), en las que se divaga más que se decide, largas y aburridas, en las que no generan ningún efecto real en forma de asignación de tareas…

    El problema es que un elevadísimo porcentaje de las reuniones que se celebran en nuestras organizaciones son así: malas, ineficaces. Son ésas las que sobran, las que son una auténtica pérdida de tiempo. Las otras, las buenas y eficaces, por supuesto que son necesarias: pero en muchos casos no sabemos plantearlas, dirigirlas ni participar en ellas.

  5. Un truco para hacer las reuniones más eficaces es simplemente hacerlas sin sillas, todo el mundo de pie.

    Te aseguro que la gente no se atreve a poner diapositivas y hablar durante media hora mientras todos están con cara de malos amigos sin poder sentarse.

    Parece una tontería, pero es probarlo y convencerse.

Deja un comentario