La inflación se come tus ahorros

Hay un elemento que no suele considerarse de buenas a primeras cuando uno plantea alternativas de ahorro/inversión, y sobre la que merece la pena reflexionar brevemente para darnos cuenta de que es más difícil ahorrar e invertir (o mejor dicho, obtener una rentabilidad real a dicho ahorro/inversión) de lo que parece.

Y es que cuando vemos las “espectaculares” ofertas de las entidades financieras (que nos ofrecen un 4,5% TAE por nuestro dinero, por ejemplo), se nos olvida que en la carrera por acumular dinero hay un factor que juega en contra: la inflación.

Y es que si tenemos 100 euros y los invertimos en uno de esos productos, al cabo del año tendremos 104,5 euros. Bueno, no está mal. Con esos 100 euros al principio del periodo teníamos para comprar 100 euros en bienes y servicios, compras que sacrificamos en beneficio de un mayor gasto futuro. Pero a lo largo de ese año, con una inflación del 4%, resulta que los bienes y servicios que al principio costaban 100 al final del año costarán 104. Así que la realidad (y llevado al campo de la capacidad de compra) es que no es verdad que, gracias al ahorro, tengamos capacidad de gastar 4,5 euros más; sólo tenemos la capacidad de gastar 0,5 euros más.

Si a eso le añadimos que el Estado se lleva su parte de las ganancias (depende del producto puede que no, pero son la excepción)… igual resulta que hasta hemos perdido capacidad adquisitiva a lo largo del tiempo. Por supuesto, habríamos perdido más si hubiésemos dejado el dinero debajo del colchón, pero…

En definitiva, que el listón a la hora de ahorrar e invertir es más alto de lo que nos podría parecer en un primer momento, y que a la hora de hacer nuestras planificaciones tendremos que tener en cuenta la inflación porque puede que, donde nosotros creemos que estamos ganando capacidad de gasto futura, apenas estemos manteniendo la actual o incluso estemos perdiendo.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

5 comentarios en “La inflación se come tus ahorros

  1. Totalmente cierto. La inflacción elimina la rentabilidad financiero fiscal de nuestras imposiciones a plazo.

    Si queremos obtener mayores rentabilidades, hemos de ir a Bolsa, con el enorme riesgo que genera la actual volatilidad de los mercados.

    Invertir en “ladrillo” que antes se decía era una inversión segura, puede que ahora también resulte desaconsejable por los efectos de la burbuja inmobiliaria.

    ¿qué queda entonces para el ahorrador convencional? me temo que el colchón va a ser el único recurso del ahorrador. Y para los que tienen mucha “pasta” la ingeniería financiero fiscal colocará sus dinerillos en los paraisos fiscales y conseguirán mas pasta aun.

  2. Además, si te suben el sueldo el IPC, la inflación reduce el % que representa tu hipoteca en el gasto mensual, compensando la subida del euribor. La generación de mis padres agradece esos 4 o 5 años seguidos que la inflación fue de cerca del 20% anual… les subían los sueldos “el coste de la vida” y de repente, la hipoteca (que para colmo era fija) aunque fuera al 17% de interés, resultó que redujo su porcentaje en el gasto mensual hasta un 10-15% de los ingresos.

    Supongo que hay una lotería financiera ahí fuera… y hay a quien le toca :-)

  3. Hola todos, les preguntos ¿Qué me aconsejarían hacer,a modo de inversión con los hipoteticos 100 euros o $ que tengo para que la inflación a final de año no se los coma? Gracias

Deja un comentario