Que sigo aquí, eh…

Que no es que me haya pasado nada. Podría decir que he estado viajando (lo cual es verdad), pero si hubiera querido conectarme hubiera podido hacerlo, y no lo he hecho. Podría decir que un nuevo proyecto absorbe mi tiempo (lo cual también es verdad), pero tampoco lo hace de forma total y completa. Vamos, que si me hubiese apetecido postear, hubiera posteado. Pero no lo he hecho. Porque no me ha apetecido. Y tampoco ahora es que me apetezca demasiado.

No sé si se trata de un “bache” o de algo más. Quizás esté perdiendo la fe blogosférica…

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Que sigo aquí, eh…

  1. Pues si no te apetece postear, descansa. Tómate el tiempo que necesites para disfrutar de todo eso (y de aquéllos) que tenemos ahí afuera. Y vuelve cuando te apetezca volver.

    Pero, por favor, no pierdas la fe blogosférica. Creo que somos bastantes los que aprendemos cada día un poquito de las letras (tan bien puestas) que dejais ahí tú y tus amigos para que las disfrutemos.

    Espero que te anime (un poquito al menos) saber que me has hecho romper mi vocación de lectora-no-comentadora-de-blogs para darte hoy las gracias por compartir… ¿Tal vez deberíamos hablaros más a menudo para que siguierais creyendo que merece la pena?

    Pues eso, muchas gracias. Y, como dice Telémaco…a inventar…

  2. Marta, gracias por romper esa tradición :). No, no es ese el “problema” que tengo. Me sigue gustando mi blog, me sigue gustando como vía de comunicación con todos los que hay alrededor, como altavoz de lo que quiero decir… y en ese sentido no creo que vaya a cambiar, seguiré aquí contando cosas cuando me apetezca contarlas, igual que siempre.

    Quizás lo que me pasa (todavía no lo tengo muy acotado) es que estoy acotando la verdadera dimensión de todo esto… llegando a su verdadera esencia y despojándolo de algunas cosas más superficiales e irrelevantes (y que a veces parecen las más importantes).

    En fin, que desvarío. Que dudo mucho que vaya a dejar de escribir en este mi blog. Quizás sean otros (blogs/proyectos) los que no puedan decir lo mismo.

  3. Tampoco lo sé yo. Sigo intentando aquello de “nosce te ipsum” pero todavía no he avanzado demasiado.

    ¿Que tal los reyes magos? ¡Cuidado con el roscón, no te tragues la sorpresa!

Deja un comentario