¿Hacia dónde vas?

Alicia y el Conejo Blanco

He recuperado de un cd esta slide que usábamos hace tiempo para algunas presentaciones. Son Alicia y el Conejo Blanco. Alicia le pide ayuda al Conejo, “¿Me puede indicar el camino?”. “¿A dónde quiere ir?”, le pregunta el Conejo. “No estoy segura”, responde Alicia. “Pues entonces, ¿qué más le da qué camino tomar?”

La usábamos para hablar de estrategia a las empresas, claro. Decide primero dónde quieres ir, y luego pon en marcha los planes para llegar hasta allí. Pero por supuesto también es aplicable a la estrategia personal. En los últimos tiempos me ha venido esta slide a la mente (o también aquéllo de “cualquier viento es bueno para el que no sabe a dónde va”), por eso la he buscado.

Hace unas semanas hablaba sobre la “maraña” de información a la que estamos sometidos, y decía que era importante (y difícil) “definir un “para qué” que me ayude a separar lo relevante de lo irrelevante, lo que puede ayudarme a alcanzar mis objetivos y lo que simplemente me distrae.”

Creo que me siento un poco como Alicia. No solo respecto a la información, también respecto a las tareas, a las personas, a la dedicación de tiempo… creo que yo, como Alicia, tampoco “estoy seguro” de a dónde quiero ir. Antes al menos tenía una inercia (la derivada del trabajo, que era derivada de la carrera que había estudiado… ), una corriente que te iba llevando. Cuando decidí romper con esa inercia, lo que hice fué ponerme al timón de la nave. En vez de llevarme otros, iba a ser yo quien eligiese el rumbo.

Lo cual, como planteamiento, está muy bien. Pero una vez con el timón en las manos… ¿hacia dónde quieres ir?

PD.- Me doy cuenta de que soy un tanto repetitivo en mis obsesiones… supongo que la búsqueda es un proceso iterativo, en el que en cada iteración te acercas un poco más a lo que buscas… y te vuelven a entrar dudas respecto a los siguientes pasos.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

18 comentarios en “¿Hacia dónde vas?

  1. A mi no me das la sensación de estar tan perdido como comentas. En todo caso yo diría que esta en una de esas fases de pararse y afilar la sierra que comentaba StephenCovey en sus libros.

  2. Pablo, quizás desde fuera sea así. Y quizás yo mismo cuando mire para atrás también lo vea así. Pero desde dentro, en este momento, no lo veo tan claro…

    Eduardo, quizás esa sea la solución :). Así uno se deja de tonterías.

  3. Yo estoy con Pablo, pero con el matiz de que creo que lo que tienes muy claro es lo que no quieres. Eso puede ser mucho más positivo que no saber realmente por dónde ir, a quienes “compadezco” es a quienes no saben qué es lo que no les conviene…

  4. Creo que va siendo hora de que apliques todo tu bagaje de consultor a la empresa “Raul S.A.”.

    Lo digo en serio: muchas veces no somos conscientes de que las herramientas que usamos profesionalmente (llamense planificación, contabilidad, brainstormings..) pueden aplicarse al ámbito personal. Y tu de esas herramientas sabes bastante.

    Tómatelo como un proyecto de Consultoría. ¿Qué hacíais cuando las empresas no tenían muy claro hacia dónde querían ir?

  5. Al final, cuando los buscadores tipo Google, Yahoo, etc. pasen a la historia (no me atrevo a hablar en meses, pero casi, jejeje) se impondrán servicios del tipo “broker de contenidos”: personas/robots/algoritmos – lo que sea – que “compraran” información de “calidad” y la revenderán a unos usuarios cada vez más “infoxicados” (A.Cornella) de “conocimientos”, ya que mayor información no significa mejor información.
    En contabilidad lo tenemos claro: una montaña de documentos, facturas y extractos ni es una contabilida, ni es un balance, ni puedes obtener información, ni – por supuesto – te sirve para nada.
    Muy bueno tu comentario.
    j.a.

  6. ¿y un psicólogo?, lo tuyo empieza a a ser un problema Raúl. Lo malo es que cuando uno lleva el timón es difícil parase a pensar a donde ir, porque ‘ya estás yendo’. Si no paras a pensar, poco vas a sacar claro, por culpa de la inercia

  7. Pablo. No conocía otras referencias pero ya imaginaga que estaba inventado, de hecho no es un tema que haya desarollado nunca más allá de comentario de “café”. ¿Vale la pena la novela?.
    Gracias por el apunte.
    j.a.

  8. Me han gustado mucho los posts de tu blog, sobre todo me ha llamado la atención esta referencia que haces de Alicia, ya que yo estoy haciendo un video precisamente basado en este fragmento, aunque debo corregirte, no es el conejo quién le dice eso a Alicia sino el Gato Cheshire.
    Mi video está bastante relacionado con tus obsesiones sobre la universidad y la vida laboral, finalmente yo me siento es como pasando pantallas de un juego, terminas una y pasas a otra donde debes afrontar nuevos retos desconocidos.
    Lo malo es eso, que muchas veces no sabemos para dónde vamos y damos tumbos por múltiples caminos sin encontrar el foco.

  9. Cereza699, gracias por la corrección. Es cierto, hace unas semanas estuve buscando una versión en .pdf del libro de Lewis Carroll (precisamente para hacer una referencia textual a este pasaje) y me costó encontrarla, porque era el “minino Cheshire” el protagonista.

  10. Gracias me costo allar la frase para una presentación que queria hacer, muy linda la reflexión y comparto que nos pasa a todos.

  11. Me estás haciendo pensar, de manera reiterada en lo que, de unos meses a esta parte, tengo en mi cabeza….COGER YO las riendas de mi vida…, o al menos llevarla (con todas las consecuencias) a mi manera….Es difícl, complicado y, sobre todo…., acojona mucho……

Deja un comentario