Lotfi El-Ghandouri y el despido interior

Lotfi El-GhandouriUn concepto curioso, el del despido interior. Mi amigo Lotfi El-Ghandouri (de quien ya he hablado en alguna ocasión) ha estado trabajando durante muchos meses en la elaboración de un libro que por fin ha visto la luz y que describe ese proceso de despido interior y cómo es posible salir de él.

¿Qué es el despido interior? Pues ese proceso paulatino de abandono, dejadez, indiferencia… que uno va sintiendo hacia su trabajo. Todos, cuando empezamos una nueva actividad profesional, lo hacemos muy ilusionados. Pero con el paso del tiempo esa ilusión va desapareciendo y, poco a poco, nos dejamos ir por la cuesta abajo de la desidia. Algunos lo paran a tiempo, y otros se convierten en verdaderos “cadáveres andantes” con cero implicación con su trabajo.

Tuve la suerte de poder leer el borrador del libro antes de su publicación. Y quizás lo que más me impactó fue la forma tan fiel de describir una sensación que desde luego yo había sentido en algún momento de mi vida profesional, de describir comportamientos y pensamientos que me habían asaltado. Y que estoy seguro (viendo lo que veo a mi alrededor) que otros muchos han vivido. Lotfi lo describe desde la posición de alguien que también ha pasado por ello, por lo que el retrato es mucho más vívido.

En definitiva, que es un relato con el que mucha gente se sentirá identificada. ¿La buena noticia? Que tiene solución. ¿La mala? Que no es una solución mágica… sino que exige un gran esfuerzo de autoanálisis, de replanteamiento de objetivos y de fuerza de voluntad. Cosas, todas ellas, reñidas con la inercia laboral y vital que son un mal tan común en nuestra sociedad…

Mucha suerte, Lotfi. Ya está el libro. Ahora, ¡a por más cosas!

Actualización: he grabado una entrevista a Lotfi El-Ghandouri

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

11 comentarios en “Lotfi El-Ghandouri y el despido interior

  1. Comparto tu reflexión Raúl. Reconforta (somos humanos) ver que “algo” que uno ha conocido tiene nombre, y además un nombre tan acertado.
    Sospecho (es una intuición muy fuerte) que este malo síndrome (no se como etiquetarlo) está muy extendido, sobre todo en los trabajadores con estudios superiores y poca experiencia (los que en teoría parten siempre con expectativas más altas) – quizá explique (que no justifique) algunas actitudes que criticamos tanto como la falta de autocrítica o de sentido de responsabilidad en lo que le pasa a cada uno.

    Como bonus al post, he descubierto la editorial Alienta.

    Saludos

  2. Sospecho que esta nueva dolencia laboral se extenderá más en nuestra sociedad líquida y de la caducidad.

    El trabajo era antaño una seña y pilar de la identidad, del carácter y de la personalidad, pero hoy en día constituye un pedestal roto y troceado, con trabajos y salarios basura, con puestos de trabajo con fecha de caducidad, todo ello en un Entorno Cambiante de Alta Velocidad.

    Me temo que cada vez saldrán nuevas patologías laborales, en especial en este nuevo tiempo de grandes números: trabajadores, funciones, cambios tecnológicos…

  3. Hoy he oído hablar por la radio del despido interior y me he alegrado, ya no soy un marciano, quello que me pasa tiene nombre y no soy la única que lo sufre.
    Creo que no hace falta tener estudios superiores, cada uno tiene un “potencial laboral”, algo que puede aportar en el trabajo y si a uno no le dejan desarrollarlo literalmente se pudre, sea cual sea el lugar que ocupe. Del mismo modo que si a alguien no se le permite aprender nada nuevo… quien no va hacia adelante va hacia atrás.
    Es difícil estar diariamente 8 horas en el trabajo y que la aportación del día sea pegar un par de sellos..

  4. A mi me está pasando tengo 47 años y esta sociedad, (como dice el comentario de Sergi, liquida y de la caducidad)ya me ha “jubilado”, Hace ya unos cuatro años cerro la empresa para la que trabajaba y por cierto estaba encantado y desde entonces he conocido el “despido interor”, apatia por el trabajo que realizo en la actualidad, desmotivación y no ver el final del tunel, ya que por mi edad ya es muy dificil sino imposible de volver a trabajar en una empresa de primer niverel,
    Saludos

  5. Estimados lectores, si su libro solo se basa en la fuerza de voluntad es un auto-engaño. La autoayuda no existe, se requiere de factores externos tangibles que nos saquen del circulo destructivo.

    Yo si tengo la solucion al problema del despido interior. Yo mas bien lo denomimo “La Renuncia Interior” y se soluciona con la nueva tecnologia del aprendizaje y la biotecnologia. Felizmente esta al alcance en el Peru. Soy consultor de una ONG y vengo investigando y brindando mi apoyo a muchas empresas y personas. Incluso lo aplico en mi vida personal, tengo una familia maravillosa, un feliz matrimonio de mas de 15 años y me encanta mi trabajo.

    A todo aquel que necesite mi apoyo, me ubican en [**Borrados los datos de contacto: una cosa es expresar una opinión, otra es usar este espacio para hacer publicidad**].

    Bendiciones para todos,

    Lic.Eduardo Chevarria Palomino
    Bienestar y productividad
    Consultor Internacional

  6. Esta semana he cogido 2 libros en la biblioteca pública, el despido interior y downshift ( vivir más , trabajar menos ).

    Comencé a leer “el despido interior” con esperanza de leer algo nuevo, bien documentado y práctico. En los primeros capítulos me sentí identificado con los síntomas que describe Luego, más de lo mismo, no he podido pasar del capítulo 4, lo siento, es un plomo.

    El otro libro, downshift, es otro ejemplo de la nueva moda “new age” que auna filosofia oriental, calidad de vida, psicologia, y el tan cacareado término “coach”.

    Tendré que escribir un libro que sean un mix de todos los que he leido hasta ahora, esperar que sea un bestseller y luego hacerme consultor coach y guiar a los apáticos trabajadores a guiar sus vidas , eso sí, sin que quieran copiarme como gurú de la nueva ciencia del “trabaja menos y vive más”.

    Recibid un cordial saludo

Deja un comentario