La tiranía de los agregadores RSS

RSS Adoración

La tecnología RSS es fantástica. Los agregadores RSS una maravilla… bueno, sí, pero tienen sus inconvenientes.

Para los que no los conozcan, la tecnología RSS permite que una persona se pueda suscribir a unos contenidos determinados. Es decir, que cada vez que, por ejemplo, yo publico algo en este blog automáticamente se ve reflejado en mi RSS, lo que facilita que quien quiera estar al tanto de mis novedades no tenga que venir aquí al blog sino que pueda seguirme a través de ese feed RSS.

Complemento imprescindible de un feed RSS es un agregador de feeds. Los hay online (bloglines, google reader) u otros que necesitas instalar en el ordenador. Pero básicamente, todos son parecidos: te permiten leer las fuentes RSS de aquello a lo que estás suscrito. Y siempre está actualizado: cuando un medio al que tú estás suscrito publica alguna novedad, automáticamente aparece en tu agregador de feeds sin que tú hagas nada. Y ahí se van acumulando las informaciones hasta que las das por leídas. Por hacer un símil con la vida física, sería como un buzón de correo en el que, cada vez que alguien publica algo a lo que tú te has suscrito, se deja una copia. Así, cuando tú vas a abrir tu buzón, te lo encuentras lleno de las novedades que tú has solicitado.

Las ventajas son evidentes: es una forma de centralizar la información que consideras que te interesa. No tienes que ir buscando las nuevas actualizaciones de contenido, sino que éstas llegan a ti y te están esperando para cuando tú quieras… a priori, una forma muy atractiva de poder luchar contra la “infoxicación” propia de los tiempos que corren.

Sin embargo, el problema quizás no sea tan evidente, pero existe. Y es que con la profusión de fuentes a las que es posible suscribirse (cualquier blog, cualquier medio digital, fotos, videos…) no es difícil encontrarse con una auténtica avalancha de información. Toda ella potencialmente interesante (al fin y al cabo, por eso te has suscrito a ella), pero inmanejable. Aun cuando mediante las suscripciones estemos ya filtrando contenido interesante, seguiremos sumidos en la infoxicación más absoluta.

A diario veo a gente que se agobia porque “tiene muchas cosas por leer en su agregador” o que consideran una victoria “tener el agregador a cero”. Al final, nos suscribimos a tantas cosas (porque hay muchas interesantes, y es tan sencillo hacerlo) que nos generamos una especie de obligación de leer todo aquello a lo que nos suscribimos. Y, simplemente, no hay tiempo.

Cuanto antes asumamos que hay una cantidad de información interesante infinitamente superior a la que nosotros podremos manejar nunca, antes perderemos la ansiedad por intentar abarcarla. Antes ya pasaba con los libros, o con los discos, o con las películas: hay más de las que podríamos ver en mil vidas seguidas. Pero estaban en librerías y bibliotecas, en filmotecas. Allí, lejos. Ahora, con la información en internet, el problema es que está toda al alcance de nuestra mano.

Hace tiempo que no abro mi agregador de feeds. Y desde luego, cuando lo abro ni se me ocurre pelear por “dejarlo a cero”. Cuando tengo tiempo libre, me dedico a visitar los blogs que me apetece visitar: leo lo que han escrito últimamente, me entretengo un rato (que es de lo que se trata) y listo. Cuando necesito información para algo concreto, la busco: voy a las fuentes habituales, tiro de los hilos… y cuando he conseguido la información que buscaba dejo de buscar (nota: no lo hago pero creo que sería una buena idea hacerlo – crearse un buscador restringido a las fuentes habituales para mejorar las búsquedas). Cuando voy a charlar con alguien con blog, o cuando me apetece saber de él, me voy a su blog a ver cuáles son sus últimas andanzas.

Es decir, la información sirviendo a un propósito. Pero consumir información por el mero hecho de que “es potencialmente interesante”, sin un objetivo definido, podría llevarnos siglos y siglos de tiempo. Así que liberémonos de la tiranía de los agregadores, busquemos la información cuando la necesitemos y no nos volvamos locos. Porque si no, seremos nosotros los que bailemos al ritmo de la información, y no la información la que se ajuste a nuestras necesidades.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “La tiranía de los agregadores RSS

  1. Otra pega más es que cuando tienes mucho “pendiente” en el bloglines de turno, sueles hacer lecturas en diagonal y ni siquiera abres otra ventana para comentar, con lo que tu lectura de blogs se queda en algo pasivo, cuando lo mejor de esta canal de comunicación es la multidireccionalidad (vaya palabro!!!).

    Hoy que vuelvo de vacaciones he decidido ir por un camino similar al tuyo, que tiene algo de regreso al pasado: “Más marcadores/favoritos y menos bloglines”.

  2. (nota: no lo hago pero creo que sería una buena idea hacerlo – crearse un buscador restringido a las fuentes habituales para mejorar las búsquedas)

    Haz una carpeta con esos feeds habituales en Google Reader, y te dejará hacer búsquedas sólo de entre los feeds de esa carpeta :)

  3. No sé, a mi no me pasa, si un feed se va acumulando lo que hago es borrarlo porque no me interesa tanto como creía y no le saco tiempo para leerlo, pero en sí el agregador me parece que tiene sentido. Tal vez se trate de cómo lo uses.

  4. Mi estrategia es utilizar Google Reader en mi pagina de iGoogle con feeds de noticias (especialmente BBC News y The Economist Science & Technology) y luego Technorati con mis favoritos. Por supuesto, Vida de Consultor siempre me suele reconducir a otros buenos blogs!

    Que sea o no una buena estrategia no lo se, que me permite reducir mi tiempo de adquisicion de informacion para “estar al dia” (seguro?), es otra historia.

  5. Tu reflexión-experiencia me parece muy interesante. Yo tengo mi agregador siempre lleno de mensajes que no leo nunca pero que me ayudan a filtrar con búsquedas dentro de ellos. Uso Vienna en mi mac, y por ejemplo recibo todos los días muchas noticias y meneames coñazos, y solo los uso para hacer una búsqueda de 1 o 2 términos para encontrar canales audiovisuales para mi blog BuscaTV. Después de ello lo borro por completo. Buscar en el agregador me parece clave para mi.
    Y estoy muy de acuerdo contigo sobre la información sirviendo a un proposito, y los multiples medios para acceder a ella. El agregador para mi es un medio, pero tengo muchos más que cambian con el tiempo.

    Me gusta ver internet como una gran selva de contenidos por la que me muevo libremente sin prisas y tomando lo que me interesa. Sin agobios y sin obsesionarme por encontrar nada concreto.

    Últimamente voy encontrando otros usos del RSS para crear canales de vídeo o agregadores insertables en blogs para dinamizar la participación en blogosferas. Serían interesantes los agregadores temáticos compartidos por grupos de interesados que fueran botando la relevancia de cada noticia para el grupo. Los meneames, coranks, etc no me acaban de convencer sobre esto.

    Bueno, estas son algunas ideas que me sugiere tu post.

  6. Vía El Agujero de Gusano me percato de tu artículo y a la verdad, siendo filtros de lo que vemos en la todo este espectro web, como quiera seguimos saturados de tanta información que ni siquiera es funcional para nosotrs mismos.

  7. Hace poco tiempo que leo a través de feeds. Al principio me parecía muy interesante para no tener que ir abriendo los blogs, pero ahora me agobia porque agregar url no cuesta nada y cada vez la lista es más grande.

  8. muy bueno lo que ponès.. estoy estudiando sobre “agregadores” y nos gustaria si pudieran mandarnos màs informaciòn.. Agradecidas.
    julia y valeria

Deja un comentario