Arte moderno y otras pamplinas

Partamos de una base: no soy un gran conocedor del arte moderno. Ni del arte en general. Tengo un cierto criterio estético por el que las cosas “me gustan” o “no me gustan”, pero no paso de ahí. Ahora bien, y aun corriendo el riesgo de ser considerado un inculto, creo que dentro del “arte moderno” se esconden muchas boñigas…

Lo que más me repatea es cuando, al lado de una obra, te ponen la “explicación” (siempre profunda, siempre… ¿todos los artistas son unos atormentados?) del autor. Y uno mira a izquierda y derecha buscando la cámara oculta… “¿me quieren tomar el pelo o qué? ¿Cómo que esta mancha roja sobre fondo negro representa la angustia del autor por la pérdida de la infancia en una sociedad consumista?”

Para muestra, dos botones. Son dos fotos tomadas en una muestra llamada “Idilio” (supongo que será ésta, por las fechas…) que entramos a ver en el Patio de Escuelas en Salamanca.

El primero, una muñeca hinchable atada a un arbol. Era un paisaje fotorealista, bonito… pero chico, yo lo de la muñeca hinchable no lo entiendo.

Muñeca hinchable atada a un árbol

El segundo, una composición de flores de cartón… y los pies de una niña asomando por debajo. “No se sabe si está escondida o yace muerta”, decía el cartel. Curiosa forma de esconderse… en fin, ¿qué quiere decir una niña muerta debajo de flores de cartón?

Niña muerta bajo flores de cartón

Ah, y había otro, un video llamado “Los cowboys”, que era una imagen de un prado con una vaca pasando… y el texto decía “los cowboys que dan nombre a la obra, y que en realidad no aparecen por ningún lado…”. :O

Lo dicho, aun a riesgo de resultar un inculto, cada vez que veo una cosa de éstas y alguien me intenta decir que “representa no sé qué…” pienso “pues porque tú lo dices, majete”. Y como decía antes, eso no quita para que algunas de estas obras me puedan gustar estéticamente. Pero con lo otro… no sé, debo ser demasiado obtuso. Aunque me alivia saber que no soy el único.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

9 comentarios en “Arte moderno y otras pamplinas

  1. En tus visitas a Salamanca puedes pasarte por el DA2 (el museo de arte contemporáneo de Salamanca) donde las exposiciones como esta que cuentas son la norma (“Idilio” además de en el Patio de Escuelas se muestra en el DA2). Yo me trago todo, incluso esas cosas que no solo a ti te parecen intragables, pero que me las trague no quiere decir que no me cueste hacerlo y que mi cabeza se llene de estúpidas preguntas … ;)

    Mi mujer es más pragmática, me acompaña en mi búsqueda de (…) y piensa en voz alta que es un desaprovechamiento de esos edificios tan chulos que son los museos de arte contemporáneo.

    Las perfomances ya no son lo que eran… y no hablemos de la fotografía… para encontrar algo interesante hay que ir muchas veces, muchas muchas muchas muchas… Hoy en día ya estamos curados de espantos y es muy difícil escandalizarnos, lo más que nos producen la mayoría de las veces es indiferencia y otras simple asco.

    Supongo que yo también soy un ignorante cultural, pero me sigo preguntando por que con todo lo bueno que hay para exponer no se expone…

  2. Pingback: La hipotecadora
  3. Cualquiera puede ser un artista, en el sentido más amplio, cualquier manualidad o pensamiento puede entrar en la categoría de arte. El problema es que cuando dicho arte se entiende y se respeta porque se ajusta a unos cánones que podemos asimilar (proporciones, color, forma, contenido, utilidad) apenas genera comentarios, algunos de aprobación si acaso, pero si se sale de lo convencional, de lo equilibrado, útil y cotidiano es cuando una catarata de comentarios desciende sobre la obra, cuando genera críticas (y hay que reconocerlo, criticamos más para mal que para bien) y esas críticas llevan el nombre de la obra y del autor (‘que hablen de mi, aunque sea algo bueno’) hacia un estatus superior; porque también hay que admitirlo, cuando uno desdeña estas obras, lo hace desde un punto de vista humilde, autocalificándose de inculto y el que las alaba lo hace desde una mirada profunda y mística, como si pudiera ver a través de la obra el alma del autor.
    Cada cual tiene sus gustos y su derecho a mostrar libremente su obra, de eso no hay duda, pero bajo la etiqueta de ‘arte moderno’ se están usurpando lugares públicos (edificios, estatuas, lienzos …) en detrimento de artes más clásicos.

  4. em cuestion de arte., la culpa la tenemos los mismos artistas, que por complader a unos seudo expertos en artwe como son los criticos que con el cuento de saber anda metiendo gato por liebre, solo poprque nacieron no con un ´pie izquierdo sino con cuatro, se inventan uu mundo o mas bien un submundo del arte donde ellos son las estrellas y los artistas verdaderos creacores sus bufones., siendo nada mas que unos vendedores de trajes de emperador

  5. ¿Como que cualquier cosa puede ser arte y que cualquiera puede hacer arte? Eso es lo mismo que decir que nadie puede hacerla, tenemos una manía muy fea y es que a cualquiera que levanta un palmo del suelo de la mediocridad lo llaman artista y eso es una chorrada inventada seguramente por aquellos a los que “su arte” no les da para más que para hacer cosas mediocres, chico si se te da mal al menos se consecuente, los que no saben nadar no se lanzan a la piscina de cabeza donde más cubre…
    Yo soy diseñador gráfico y estoy muy cansado de escuchar lo que es y no arte, el propio hecho de afirmar que cualquier cosa puede ser arte es la razón principal de que no se avance NADA en arte desde hace 50 años hacia aquí. Un artista no es alguien que es “bueno” haciendo algo, que os entre bien en la cabeza, un artista está muy por encima de un gran maestro en una doctrina (y ni siquiera la mayoría de las doctrinas son definibles como arte) que parecemos unos padres diciendoles a nuestros hijos con un garabato “mal hecho”: “Si es que eres un artista hijo”.

  6. También me tranquiliza saber que no soy la única que piensa así. Pero igualmente, esas personas que dicen pensar de esta manera…¿realmente son fieles a si mismos?quiero decir..¿sus planteamientos respecto al “arte” cambian dependiendo de quien los escuche?..ese es el problema. Por “tirarse el rollo” hay mucho ignorante que se las da de entendido contribuyendo al deterioro de esto cada vez mas.

    La masa es estúpida.

  7. El gran debate de “que es arte” y “que no”. A mi parecer el arte puede adquirir muchas formas y se transmite con aquella persona que interactúa con el autor de la misma.
    Es cierto, que el ojo critico lo tiene la sociedad, esta claro que una obra adquirirá mas fama o menos según los espectadores que hablen de ella. Por tanto, creo que se están dando muchos casos de autores que pretenden hacer arte con cualquier cosa con el fin de que esta llame la atención, pero no deja de ser arte porque consigue la reaccion de espectador. En el momento en que se deje de hablar para bien o para mal, quizás se produzca un cambio en cuanto a estas obras tan juzgadas.

Deja un comentario