Representando a un cliente ante los blogs: una experiencia

(Buf, menuda chapa voy a soltar…. los que estén interesados en blogs, acercamiento de las empresas a los bloggers, relaciones públicas con la blogosfera, etc… que sigan. Los que no, vayan a la siguiente casilla :) )

Estos días estoy inmerso en un miniproyecto para un cliente al que estamos ayudando a mover entre los blogs una iniciativa que ha lanzado. Cuando contactó con nosotros por primera vez, nos pidió ayuda para “hacer marketing de guerrillas en los blogs”. Después de varios intercambios de emails en los que fuimos bastante tajantes a la hora de trazar una línea que separase qué cosas entendíamos nosotros que podíamos hacer y qué cosas entendíamos que no podíamos / debíamos hacer en ningún caso (estilo spam en comentarios, crear usuarios falsos para comentar, comprar posts, “campañas secretas” y demás tipo de cosas que sabemos que otros hacen pero con las que no queremos estar vinculados en absoluto), planteamos que podíamos ayudarles en dos pasos:

1. Seleccionando a qué blogs podía tener sentido, en un momento determinado, contactar para informarles de la existencia de esta iniciativa. La tendencia inicial es “a todo el que se menée”, pero nosotros introdujimos el criterio de dirigirnos sólo a aquellos a los que creyésemos que, al menos en cierta medida y a priori, les pudiera interesar la iniciativa teniendo en cuenta la temática de su blog o su trayectoria previa. Por experiencia propia sabemos que pocas cosas hay más frustrantes que recibir correos de gente que te propone cosas que no tienen nada que ver ni con tu blog, ni con lo que sueles tratar, ni nada.

2. Realizando la aproximación a los blogs por ellos. En este sentido, entendíamos que igual el hecho de ser nosotros quienes hiciésemos un acercamiento personalizado e individualizado a los bloggers podía mejorar la respuesta frente a un acercamiento directo del cliente. En la elaboración del mensaje, en la interacción… probablemente nosotros pudiésemos tener más tacto, “hablar el lenguaje de los bloggers”.

Obviamente, el objetivo de la acción es dar a conocer la iniciativa entre los blogs con la intención, nada oculta, de que si les resulta interesante hablen de ella y le den visibilidad y difusión. Aunque esta intención es de cajón (es la que tienen todas las notas de prensa desde que el mundo es mundo), en nuestra comunicación estamos siendo totalmente claros y transparentes al respecto. Algo que en condiciones normales se da por dicho nosotros lo decimos expresamente: “Me pongo en contacto contigo porque tenemos un cliente,al que estamos ayudando. Han creado un minisite y una campaña relacionada, y, como saben de lo importantes que se han vuelto los blogs en estos tiempos, están muy interesados en darla a conocer en el mundo de la blogosfera (con el objetivo que a nadie se le escapa de que mucha gente hable de ella y así llegar a cuanta más gente mejor)”. Nadie podrá decir que se la estamos intentando colar ocultando nuestras intenciones…

Ahora bien, en el respeto que obviamente les tenemos a los bloggers, tenemos claro que nuestro objetivo es más que nada dar a conocer la iniciativa a esos bloggers. Que sepan que existe. Y luego, con todos los datos sobre la mesa (incluyendo el conocimiento de que se trata de una iniciativa comercial, sin duda), que sean ellos los que decidan con su criterio editorial si es algo que puede tener interés para sus lectores o si no, qué enfoque quieren darle, si el hecho de que sea una iniciativa comercial lo invalida per sé o no… que si no se habla de ello en su blog sea porque después de valorarlo no lo considera oportuno, y no porque “uy, no tenía ni idea de que eso existiese”. Obviamente no hay pago ni contraprestación ninguna en caso de que decidan hablar de la iniciativa, ni ningún tipo de consecuencia si deciden no hacerlo. Los bloggers son los reyes de sus propios blogs. Como decimos en la comunicación, “por supuesto, estaríamos encantados de que a raiz de conocerla, os pareciese lo suficientemente interesante como para hablar de ello en vuestro blog, pero tenemos muy claro que eso es algo que depende total y absolutamente de vuestro criterio editorial, cosa que como os podéis imaginar respetamos más que profundamente.”

En definitiva, hemos planteado una comunicación totalmente transparente y abierta, creemos que muy contextualizada a un conjunto de blogs en los que conocer la iniciativa podría tener sentido. Aun así, somos conscientes de que alguien podría considerar esto “fuera de lugar”. Tanto, que en la propia comunicación ofrecíamos disculpas si así era: “Aun así, cabe el riesgo de que alguien pueda sentirse molesto con nuestra actuación. Espero que no sea vuestro caso ya que, como digo, hemos intentado hacer esto de la forma más respetuosa posible. Si así fuera, en todo caso, os ofrezco disculpas anticipadas y os agradecería que por favor me trasladáseis exactamente en qué aspecto creeis que esto se “pasa de la raya” para tenerlo en cuenta en el futuro.”

La respuesta está siendo en líneas generales bastante buena. No tanto por las menciones que se estén produciendo (que las hay) sino por cómo se están tomando los bloggers la comunicación. Algunos nos han dicho “Me parece una manera perfecta de presentar el nuevo sitio. Prometo echarle un vistazo en cuanto tenga un rato…”, otros “publicare algo al respecto porque a primera vista parece divertida y asi ademas les doy algo fresco a los lectores”, otros “Lo de la campaña a parte de hacerme gracia me ha venido de perillas, en estos días de escasa creatividad. Además he visto que nadie había publicado nada hasta ahora (es algo que yo valoro mucho a la hora de publicar)”.

Otros han decidido, una vez vista la campaña, que no iban a comentar nada al respecto: “No puedo hacer mencion de el por varias
razones. Pero la principal es que es totalmente comercial y solo busca nuevos clientes. Y no creo que ese sea el tipo de contenido util para mis lectores”, “En referencia a la campaña que me adjuntas, ya la conocía de verla en medios impresos. En principio no me atrajo demasiado, aunque el concepto en el que se están intentando posicionar no me parece malo.”. Perfecto. Objetivo cumplido. Conocen la campaña, la han valorado y han decidido no hablar de ella. Ni el más mínimo problema con eso, faltaba más. Para mí es tan satisfactorio esto como lo del párrafo anterior.

Ahora bien, hay una pequeña minoría de personas que, pese al tacto y al cuidado con el que hemos diseñado la comunicación, y pese a incluir unas “disculpas preventivas” en ella, se han tomado a mal el hecho de que les hayamos contactado. “Me parecio puro spam” (lo curioso es que quien dice esto luego dice “la verdad que esta muy bueno el blog, lo que si por ahi la forma de conocerlo no me gusto mucho por que ralmente me parecio que puede haber otras formas”… a mí me gustaría saber cuáles… ¿cómo pretendes enterarte de que eso existe si te parece mal que te informe de ello?), o “lo que ustedes pretenden, enviando estos emails a cuanta web de viajes se les cruce, es que los bloguers incautos hagan su trabajo de promocionar la web, servicio por el cual ustedes seguro estan cobrando y bien”.

Obviamente no estoy de acuerdo, creo que pocos spammers actúan con transparencia o claridad diciendo quiénes son y qué pretenden desde el principio, se dedican a enviar correos personalizados o pasan horas respondiendo emails con dudas de sus receptores. Si uno trata de pescar bloggers incautos lo hace engañándoles, diciéndole medias verdades, ocultándoles información, haciéndose pasar por quien no es; nosotros lo que hemos hecho ha sido poner todas las cartas sobre la mesa y dar al blogger (como corresponde) toda la información para que pueda tomar su decisión con pleno conocimiento de causa. Me tranquiliza saber que quienes han reaccionado así son una minoría y que además entre la mayoría que se han tomado las cosas con naturalidad (independientemente, insisto, de que luego decidan hablar de ello en sus blogs o no) están algunos bloggers a los que respeto mucho.

Aun así, no deja de preocuparme haber transmitido aunque sea a unos pocos la sensación de que estamos haciendo spam o que nos aprovechamos de ellos. No sé si habrá algún matiz que hubiésemos podido añadir a nuestra comunicación para disminuir esa sensación, pero tengo la sensación de que más limpio y transparente no se puede ser una vez aceptado el hecho de que estamos intermediando (y no gratis, obviamente) por un cliente en la difusión de una iniciativa. Lo cual me lleva a pensar que quizás simplemente es un “berenjenal” en el que no merezca la pena meterse porque siempre habrá alguien que te va a poner falta.

Ésta está siendo nuestra primera experiencia en este tipo de acciones. A priori creemos que podemos aportar bastante valor a unos clientes que, en líneas generales, entran en los blogs como elefante en cacharrería. Una vez la acabemos y tengamos más feedback, podremos sacar conclusiones de si es algo en lo que merece la pena insistir o si por el contrario nos trae más dolores de cabeza de los necesarios.

En todo caso, tengo la conciencia tranquila porque tanto el planteamiento como el desarrollo de la acción lo estamos haciendo de la forma más limpia, transparente y honrada que hemos sido capaces de articular. Nadie podrá decirnos que hemos ido de tapadillo, usando malas artes o contando medias verdades. Es probable que si lo hubiésemos hecho así (por ejemplo, fingiendo ser un lector que envía una sugerencia de “mira qué sitio más chulo he descubierto en internet” o poniendo comentarios en plan “a todo esto, ¿habéis visto este sitio cómo mola?”) hubiésemos tenido incluso más “éxito” en términos de menciones obtenidas. Pero eso es algo que está fuera de toda discusión, nosotros no hacemos eso bajo ningún concepto.. Por ser escrupulosos, incluso hemos dejado fuera de los “blogs objetivo” los que pertenecen a nuestra red pese a encontrarse entre los más relevantes para que nadie pueda decir que “hablamos de la campaña porque nos pagan”.

En definitiva, soy consciente de que estamos moviéndonos en una zona un tanto gris pero creo que estamos poniendo todo de nuestra parte para que nadie nos pueda reprochar nada en nuestra forma de actuar. Ahora, si al final lo que se ve mal es el mero hecho de que ayudemos a un cliente a relacionarse con los blogs… uff… entonces ya estamos hablando de otra cosa.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Representando a un cliente ante los blogs: una experiencia

  1. De chapa nada, Raúl… chapeau, Raúl, chapeau! Tanto lo didáctico del post como el procedimiento elegido (el más inteligente entiendo) para mediar entre cliente y bloggers

  2. Por cierto, todos los “interesados en blogs, acercamiento de las empresas a los bloggers, relaciones públicas con la blogosfera, etc…” te agradeceríamos más posts como éste :P

  3. Porque no habéis invertido parte del presupuesto en contratar artículos en Zinc.es? Es una posibilidad en la que ningún blogger te echaría nada en cara.

  4. Interesantisima la entrada Raul, aunque no vendría mal datos concretos para evaluar la efectividad de la campaña.
    Yo, que recibo mensajes de movil, llamadas de telefono de empresas de inversión, spam en el mail y hasta testigos de jehová en la puerta no puedo entender como alguien puede sentirse molestado por un mail de ese tipo.

    Yo creo que en el fúturo, este tipo de servicios de “imagen blogosferica” serán tan contratados como las campañas de marketing en la prensa.

  5. Pues yo creo que en cierta medida sí es “spam” lo que estáis haciendo. Imagina que en tu móvil llega un mensaje de este tipo:

    Hola, te envío este mensaje porque hemos puesto tal artículo de oferta en nuestra tienda. Eres libre de acercarte por aquí o no, y comprar o no comprar, respetamos totalmente tu tiempo y tus decisiones.
    Un saludo.

    Acompañado de una foto del articulo, una lista de precios, etc… ¿No viene a ser un poco lo que habéis hecho? ¿No es spam?

  6. Me alegra mucho comprobar que existe una conciencia en muchas empresas españolas de la importancia de la blogesfera. Contar conmigo para promover la iniciativa.

  7. Fernando, es algo que anoche hablaba con uno de los “contactados”. Usar Zync o Reviewme fue una posibilidad que le planteamos al cliente y que en realidad no está descartado hacer más adelante. Creo que el problema de Zync y de estas plataformas es vencer la resistencia: “¿si pago a alguien para que hable de mí, qué garantía tengo que hable bien?”.

    Yo por supuesto entiendo el uso de zync (aunque personalmente no me guste demasiado, ni como blogger ni como lector), pero creo que a los clientes les falta un poco de “educación” en ese sentido. En ello estamos.

  8. Yabu, entiendo como digo en el post que estamos acercándonos a una “zona gris” en la que igual no teníamos necesidad de habernos acercado y que puede haber matices.

    Ahora bien, en el caso que comentas pues, como en casi todo, depende. Si ese mensaje me lo mandan de un sitio ofreciéndome alargadores de penes, definitivamente es spam. Si ese mensaje me lo mandan de mi librería habitual, refiriéndose a una temática de la que soy habitual comprador, creo que un poco menos.

    Nosotros hemos intentado ceñir los envíos a blogs que, por su temática, creemos que el contenido de la campaña puede resultarles de su interés o que un post en ese blog no “chirriaría” en absoluto. Obviamente, el que decide al final si es de interés o no es el propio blogger, pero creo que si te diera la lista de los blogs contactados y la campaña concreta dirías “hombre, pues sí, al menos a priori tiene sentido”.

    Por ejemplo, ya que Isaac ha comentado por aquí: el suyo fué uno de los blogs que estuvimos valorando. Pero vimos que quizás el suyo es más “sesudo” y que igual enviarle esta campaña le resultaba un tanto trivial. Así que decidimos no molestarle (tranquilo, que ahora te “molesto” :) ).

    Seve, esa es la percepción que yo tengo del asunto, pero está claro que hay gente que no la comparte. Como digo es nuestra primera experiencia en este campo, creemos que tenemos un buen “know-how” para ayudar a los clientes… pero también tenemos claro que con esto no nos vamos a ganar las lentejas, y si nos da problemas de imagen igual tampoco merece la pena. Respecto de la acción concreta, como todavía está en marcha he preferido dejarla en el aire un poco más, más adelante hablaré de ella con “nombres y apellidos”.

  9. Hola, soy uno de los “contactados” (que mal suena eso) , y si te parece bien te paso mis impresiones.
    En principio el pre-contacto causa falsas esperanzas , es decir que intenten contactar contigo weblogs sl ,pues quizas te hace avistar un acuerdo comercial , publicitario o algo similar… cosa que al final no sucede… pero bueno eso de las esperanzas ya depende de cada persona.

    En cuanto al mail en cuestión se agradece que no se intente engañar a nadie, ya que por lo general la gente no es tonta, asi que en ese aspecto un 10.
    Por otra parte “jode” que te contacte una empresa para hacer una campaña de marketing a otra empresa mediante tu blog y sin recibir un duro…
    Lo de “jode” no lo digo de malas , sino que yo, como muchos, tambien estoy para intentar sacar algun euro , y quizas este tipo de campañas pues las veamos con otros ojos… ya sea por envidia, mala sangre o cabeza hueca :P

    En definitiva, despues del rollo soltado , no veo mal el mail enviado… pero si que se recibe con cierto recelo.
    Un cordial saludo ;)

  10. Ivan, gracias por tus comentarios. Entiendo lo que quieres decir tanto en las expectativas como en la sensación de “participar de gratis en una campaña de marketing”. Con lo de las expectativas poco puedo hacer… en cuanto a la otra sensación, entiendo que pueda ser cierta.

    Ahora bien, creo que el 95% de los mensajes que a uno le llegan (salvo de amigos cercanos) tiene esa intención: notas de prensa, un tipo al que no conoces que te dice “eh, mira esto qué chulo”… yo, en los blogs en los que estoy (elblogsalmon, vayatele, etc.) recibo muchas notas de prensa cuya intención es que hable de ese producto, esa empresa o servicio. Que lo haga gratis, por supuesto. De algunos hablo, cuando me parece editorialmente interesante, y de otros no cuando me parece que no tiene ningún sentido.

    Y esas notas de prensa las envía un gabinete de comunicación al que pagan por hacerme llegar esas notas. Por lo tanto, estaríamos en un caso exactamente similar al nuestro. Quizás en nuestro caso “chirríe” un poco porque nadie esperaba de nosotros que hiciésemos esa labor de “gabinete de comunicación con bloggers” (repito, es nuestra primera experiencia y no sé si habrá más). O quizás porque decimos expresamente y con total transparencia que es una campaña de un cliente, que nos paga por ello, etc… algo que normalmente no se dice (pero que entiendo que todo el mundo sabe).

    Lo que me llama la atención al final de todo esto es que tengo la sensación de que si esto se hace “de tapadillo” (es decir, sin decir quiénes somos ni que es una acción pagada) muchos bloggers lo hubieran tomado con naturalidad. Sin embargo, al ir de frente, nos hemos encontrado con quizás más resistencia.

  11. Por si la cosa se repite ¿No os convendría tener una base de datos con bloggers de distintas temáticas que esten de acuerdo en ser contactados para este tipo de cosas?

  12. A mí me parece que puede ser algo muy interesante, pero como todo negocio requiere de tiempo para ir asentándose.

    Yo hubiera dicho al principio porqué os poníais en contacto concretamente con ese blogger: “sabemos que en tu blog tratas tal y tal y cual, y hemos pensado que podría resultarte interesante…”, y también habría informado sobre el alcance de la comunicación: “esta campaña se está anunciando en medios y además estamos haciendo llegar esta información a otros bloggers que suelen tratar estos mismos temas…”.

    Por supuesto, lo ideal de cara a una futura explotación comercial de este servicio, sería que fueseis contactando con los bloggers previamente y tuvieses aceptación para recibir información de quienes estén interesados en ser contactados.

Deja un comentario