Posts recalentados

MicroondasUno de los inconvenientes con que me he encontrado al dejar de ser un “blogger anónimo” que hablaba de sus cosillas en la empresa es que donde antes había una serie de hechos no identificables, ahora aunque no cite nombres de personas o empresas todo el mundo podría identificar más o menos fácilmente a quién me puedo referir. Si digo “mi jefe” es fácilmente localizable, si digo “he tenido un problema con un cliente” éste puede sentirse identificado…

Como mi objetivo no va a ser nunca herir a nadie ni personalizar los asuntos, sino reflexionar en voz alta sobre situaciones y circunstancias que se dan en el mundo de la empresa, he decidido que voy a implantar una serie de posts “recalentados”. Es decir, los voy a escribir “en caliente”, que es cuando tiene sentido escribirlos porque es cuando están las ideas más claras. Pero para desligarlo lo más posible de situaciones y personas reales que se puedan sentir identificadas con lo que escribo, los “congelaré” durante unos días, semanas o meses, de forma que cuando se publique el hilo entre lo que cuente y la situación real se haya difuminado lo más posible.

PD.- No, sobre “mi jefe” me temo que no voy a poder escribir… por mucho que los difiera en el tiempo, ¡va a seguir siendo el mismo!

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Posts recalentados

  1. En “El sentido de la vida” el autor hizo algo parecido, de ahí que ahora ponga “Regensperry” y demás; es ingenioso y quizá puedas hacer algo similar ;-)

    ¡Un saludo!

  2. Habla de él hombre, que así nos divertimos, incluso él… en serio, no es mala idea a mi siempre me ha dado cosa publicar sobre lo que veo precisamente por eso de la privacidad de los demás.

Deja un comentario