Perdón por no leer tu blog

En los últimos días me he puesto en contacto con un par de “conocidos de blog” por distintos motivos. En ambos casos se trata de personas a las que en un momento he descubierto de una forma u otra, me han gustado sus blogs, los he incluido en el agregador de feeds y más o menos “sé quiénes son” aunque no les conozca más que por el nick.

El caso es que, en ambos casos, he empezado mi mensaje con una disculpa estilo “hace tiempo que no leo tu blog”… y es que a pesar de que sus feeds siguen en el agregador, el que no sigue en el agregador soy yo. Llevo una época en la que me cuesta mucho seguir el ritmo de los blogs porque no dedico demasiado tiempo a leer. Y, en el fondo, me da rabia no poder estar actualizado y saber “qué tal le va” a la gente, cuando disponemos de un medio tan sencillo como es el blog.

También es verdad que podía haber echado un vistazo rápido a los blogs antes de contactar con ellos. Hubiese quedado mucho mejor :). Estoy perdiendo facultades…

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

0 comentarios en “Perdón por no leer tu blog

  1. A mi no me importa que no leas mi blog siempre y cuando cuando vengas a Madrid llames o cuando yo vaya a Aranda me lleves a comer ;-)

  2. Bah, no te disculpes. Eso nos pasa a todos: so many blogs, so little tiiiimeee…

    Pues te está quedando bien el diseño del blog para no tener ni idea…

  3. Recuerdo que leí en algún sitio que una persona estaba preparada para llevar una relación constante con unas 80-120 personas.

    La tecnología hace que “conocer” gente sea mucho fácil, habrá que ir “mutando” poco a poco. ;)

    Un saludo.

  4. Definitivamente no nos alcanza el tiempo de un día normal para hacer todo lo que quisiéramos. La aceleración de la velocidad en las comunicaciones nos va a traer problemas nuevos. ¡Pero si todavía no solucionamos los viejos…!

Deja un comentario