Hasta arriba… y de trabacaciones

Maletero

Así estaba el maletero de mi VW Touran la tarde de ayer. Vamos, hasta la bandera. Maleta grande para la amatxu, maleta mediana para papi, maleta pequeña para el bebé. Oficina portátil para papi. Cuna de viaje, pañales, comida de bebé, biberones de bebé, jugetes de bebé, sillita de bebé, paraguas, cadenas para la nieve, comida que quedaba en la nevera para que no se estropée…

Y a esto hay que añadirle que el asiento del copiloto iba totalmente inundado con la trona desmontable, atada con el cinturón de seguridad y todo.

En fin, supongo que es lo que tiene un bebé en el mundo consumista en el que nos movemos.

Así, con el coche hasta las cartolas, comenzaron ayer las “trabacaciones” de Semana Santa que, durante unos diez días, nos tendrán viajando por la geografía hispánica. De momento, Salamanca durante unos días, y luego Noja (a ver si hace un tiempo potable).

Lo bueno/malo de mi trabajo actual (y del hecho de que amatxu esté en el paro y que el bebé no esté yendo al cole) es la posibilidad de deslocalizarme. Es decir, pude viajar ayer jueves en vez de esperar al viernes y salir corriendo con todos los demás (vale, ahora que ya no vivo en Madrid la cosa pierde interés… pero siempre es un punto), puedo disfrutar mejor de mi tiempo libre (p.j. ahora como con mis padres, o quedo a tomar unas cañas con mis amigos), etc. ¿Lo malo? Que antes “irme de vacaciones” era irme con todas las consecuencias, desconectar el primer día y no volver a conectar hasta el último. Y ahora me voy con la oficina móvil y puedo atender la mayoría de mis asuntos casi sin que se note.

Pero oye, ¡desde luego lo prefiero a lo de antes!

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

0 comentarios en “Hasta arriba… y de trabacaciones

  1. Di que si… que lo único que ha cambiado de mis padres a mi, es que ellos tenían un 850 y yo una picasso….

    ays…. !!!

    oye, tu también tienes el mp3 del “condustoooo, amigo condustooooo!!!! :-)

    Por cierto…. buen viaje y cuidadin en las carreteras…. para tod@s.

  2. Deseo que disfrutes tus sin duda merecidas vacaciones.

    Pero creo que al llenar tanto el coche te has olvidado de meter al perro. Si quieres te lo cuido hasta tu vuelta.

  3. Pingback: Oficina portátil

Deja un comentario