Un blog banal

Cuando en el mes de diciembre posteé sobre mis andanzas con el photoshop y la foto de mi niño, recibí un comentario que de primer impacto, para qué negarlo, me “tocó las pelotas”:

Consultor, hace tiempo que los contenidos del blog han caído en picado. Yo hace tiempo lo leía con interés pero te has instalado en lo banal y de ahí parece que no hay quien te mueva. Y no lo digo por este post de tu niño, que es sólo la guinda.

Tanto es así, que mi respuesta fué un poco visceral:

hace tiempo que decidí que este blog es fundamentalmente mío y que iba a escribir de lo que me diese la real gana. Banal o interesante, es una valoración que cada cual puede hacer, lo mismo que puede tomar la decisión de leerlo o no. En todo caso, este soy yo y escribo lo que me apetece escribir en cada momento – lo hice antes y lo hago ahora.

El comentarista me contestaba al día siguiente:

No quería molestarte el otro día cuando te dije que tu blog se había instalado en la banalidad. Evidentemente es tu blog y puedes hacer lo que quieras con él igual. Yo tengo dos opciones: leerlo no leerlo. Hasta ahora he hecho lo primero y con mucho gusto pero cada vez encuentro menos motivos para hacerlo. Tal vez pierdas algunos lectores de determinado perfil (los interesados en temas de consultoría) y ganes otros (los interesados en retocar fotos de niños). Sólo digo que siempre me había gustado leerte. Considéralo un elogio a estos dos años que has dedicado al blog.

Lo cierto es que, una vez pasado el “mosqueo inicial” (chico, qué le vamos a hacer – “banal” me suena a intrascendente, e ¿¿¿intrascendente yo???) y analizando la cuestión, he de decir que algo de razón no le falta. Creo que era en Problogger donde decían, no hace mucho (lo que pasa es que no hay dios que encuentre nada en ese blog… y menos si no estás seguro de lo que estás buscando!!), que no estaba de más pensar en tus lectores y mantener un cierto “foco” en tus contenidos.

Y creo que este blog, desde hace ya bastante tiempo, ha perdido el “foco”. Tampoco sé si es necesario que lo tenga (asumo que he ido evolucionando desde un blog “temático” sobre la consultoría a un blog “personal”), pero sí creo que últimamente no cuento nada demasiado interesante, son todo cosas demasiado de “andar por casa”.

Eduardo pasó por una crisis similar hace unos meses, y me gustó bastante su forma de resolverlo:

Este blog lo voy a dejar siendo lo que es, una libreta de anotaciones pública, donde escribo sobre cosas que me sorprenden, gustan o me parecen interesantes y por supuesto os lo dejo abierto para que podáis comentar lo que queráis.

Quizás sea cuestión de mirar más para afuera y menos para adentro.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

17 comentarios en “Un blog banal

  1. ¡Pero que manía de levantar fronteras, construir paredes, poner limites.. !.

    Es obvio que para ser efectivo y eficiente es necesario focalizar, poner foco en lo más importante y no desperdiciar energía, tiempo y recursos en aspectos menos importantes, pero ¿escribes este blog buscando eficiencia?, ¿productividad acaso?.

    ¿Que hablando de lo que te gusta e interesa pierdes lectores?,¿Y?.
    Le decía Aristipo a Diógenes:
    “Mira, si fueras sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas”
    y le contestó Diógenes:
    “Si tu aprendieras a comer lentejas, no tendrías que que degradarte adulando al rey”

  2. Recién leía en algún lado (adonde a mi se me pieden las cosas es en Internet)los mismos consejos de siempre sobre cómo y qué escribir un blog. Creo que no hay una fórmulas. Se irán lectores, vendremos otros nuevos, y de todos modos sucedería con cualquier otra fórmula. No hay obligación de encasillarse.

  3. Te leía antes y te leo ahora. También es cierto que antes tenía más tiempo para comentar y ahora no tanto. Pero en el fondo, este espacio es tuyo y haces con él lo que desees. Siempre que el objetivo no sea protagonismo y estadísticas, y tú estés satisfecho con aquello que escribes creo que cumple el objetivo.

    Quien se moleste o desee solamente leer sobre consultoría seguro que encuentra mejor sitio a donde ir y los que seguimos por aquí no nos importa mucho la banalidad o lo bien enfocado que esté el blog.

    Suerte amigo con tu nueva etapa en la vida.
    Un abrazo
    Bruno

  4. Hola,

    pues yo estoy con el ‘ofensor’ :)

    llevo algun tiempo leyendo este blog, y, a mi, perosnalmente, me interesan mas los temas profesionales, donde normalmente puedes encontrar algo mas de materia gris, que en los temas de andar por casa.

    Efectivamente, este blog es tuyo muchacho, y puedes (y debes) hacer lo que quieras con el, pero tus lectores lo han hecho suyo por su contenido, y no por ‘ser vos quien sois’, no?

    Ergo, si el contenido es banal (o sea trivial, insustancial), que tipo de lectores tendras?

  5. La verdad es que tenéis razón… mi duda es si merece la pena, en el fondo, escribir un blog “banal”. Aunque si lo escribo será por algo (si no me resultase útil, de algún modo, no lo escribiría).

    Y de vez en cuando viene bien “replantearse” el por qué uno hace las cosas… aunque sea para reafirmarse, ¿no?, sólo para evitar la inercia.

  6. Y profundizando un poco más en la materia (root cause analysis): ¿Por qué ya no escribes sobre consultoría? ¿Por haber perdido el anonimato? No digo que cargues con posts tipo Fuckowsky sobre lo bobos que son tus compañeros y clientes, pero podrías recuperar algo de la reflexión sobre la profesión y sobre tu nueva andadura profesional… ¿Cómo estás haciendo para llegar a nuevos clientes? ¿Te limitas a trabajar para WSL o salen otras cosas? ¿Que tal te va con el papeleo autónomo?

    Lo cual no quiere decir que no siga interesado en tus andanzas inmobiliarias y tus resfriados familiares… Es como un reality… ;-)

  7. No escribo más de consultoría… porque ya no soy “consultor”. Mi día a día ha quedado alejado de la profesión, de las situaciones que se producen… con lo cual hay menos “oportunidad para la reflexión”. Por supuesto, puedo hacer de “abuelo cebolleta” y contar batallas antiguas… pero ya es otra cosa.

    En cuanto a mi actual dedicación, hay un problema: y es que tampoco soy “anónimo”. Si hablo de un jefe, todo el mundo que lee este blog sabe quién es. Si hablo de un cliente, es fácil identificarlo. Si hablo de una reunión que he tenido… es fácil poner nombre y apellidos a todo lo que cuente. Y obviamente eso hace que escribas “con el freno de mano”, o que te guardes más cosas.

  8. Mi opinión es que hay demasiados blogs que hablan de todo un poco y pocos que se focalicen de forma interesante en un tema concreto (como creo que le pasaba a este blog antes y no ahora). Pero vamos, el solo hecho de reconocer si uno se esta convirtiendo en banal o no me parece una reflexion muy interesante de por si, jaja. Saludos

  9. Sera un blog banal o no, pero me ha servido para descubrir a un nuevo vecino de la Ribera del Duero… Pasate por Dueronline.com y consulta sus foros, quizás puedas hacerte una idea de lo que te espera en tu nuevo hogar..

  10. Creo que haces bien parándote a pensar sobre esto. Si solo escribes para ti mismo, entonces no necesitas publicarlo en Internet. Si dejas que otros lean y comenten, entonces deberías al menos escuchar lo que te dicen.

    Dicho esto, creo que es cierto que tu foco ha cambiado, pero como tu mismo dices, tu vida ha cambiado de muchas maneras. Nada de eso vuelve banal lo que escribes, sólo diferente. Si a alguien eso no le gusta, pues en efecto, que no te lea. No podemos ser todo para todos.

    Nos leemos,

  11. Mi experiencia personal, yo tengo dos blogs, uno banal y bananero, y otro enfocado en contar el Camino de Santiago que hice algunos meses. El primero lo actualizo de vez en cuando, el segundo no lo actualizo desde Octubre, cuando acabé la aventura.
    Pues en el del Camino de Santiago tengo una media de visitas que sólo alcanzo con el otro el día que posteo…

Deja un comentario