No blogs

No blogsPero cómo puede ser esto… ¿dedicándome al mundo de los blogs, y haciendo un alegato en su contra? Me he vuelto loco… pero no, no es para tanto. O al menos eso espero :)

Estas dos semanas que he estado fuera de casa he tenido una conectividad reducida. Los ratos en los que quería/podía disponer de un ordenador y una conexión a internet, los dedicaba a gestionar al menos mínimamente las tareas laborales que estaban pendientes. Trabacaciones, que dicen los que saben. Como consecuencia, he dejado de leer blogs durante estas dos semanas. Y como consecuencia de la consecuencia, mi bloglines estará hasta las cejas. Y digo “estará” porque en realidad todavía no lo he mirado. He vuelto sin esa necesidad compulsiva de leer todo lo que dicen los blogs…

En cambio, durante estas dos semanas he leído más el periódico. También he leído más los suplementos dominicales. En mi casa suelen leer El País (con su EPS) y en casa de mi señora El Correo (con su XLSemanal). Y he echado un vistazo a un buen puñado de ejemplares atrasados.

¡Qué gusto da, para variar, leer reportajes elaborados y “con chicha”! ¡Qué gusto leer entrevistas a personajes interesantes sobre campos tan distintos como la ciencia, la poesía, el deporte, la música, la política…! Y es que, aunque resulte una obviedad, los “medios tradicionales” disponen de una cantidad de recursos que hacen que tengan acceso a buenos personajes, a buenas fotos, a viajar a las zonas sobre las que hablan o a dedicar horas a elaborar los contenidos… y aunque muchas veces se les desprestigie, al final un periodista es un periodista y tiende a escribir mejor que uno que no lo es.

En fin, que resulta sano salirse de vez en cuando de la maraña de blogs en la que nos hemos metido (sin que nadie nos obligue, claro). Por supuesto que hay contenidos interesantes en “la blogosfera”, que suelen aparecer cuando alguien inteligente escribe con gusto sobre un tema que conoce y por el que siente pasión. Pero también los hay fuera. Y un poco de equilibrio de vez en cuando no viene mal.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

0 comentarios en “No blogs

  1. Por supuesto, el equilibrio está muy bien, y yo también soy de los que en vacaciones usa parte del tiempo en hojear o leer prensa en papel (casi la misma que tú, aunque en vez de El Correo es El Diario Montañés). Pero no estoy de acuerdo con tu apreciación. Los periodistas no escriben necesariamente mejor por el hecho de serlo, pero la prensa tradicional (en papel) me resulta demasiado “homogénea”, y no para bien. En la blogosfera hay de todo, y casi todo de escasa calidad y escaso interés. Pero hay bloguers muy, muy interesantes y muy, muy buenos. Yo he abandonado casi totalmente el papel salvo, como he dicho, en vacaciones, y alguna revista muy concreta. La única excepción (y por mucho tiempo) son los libros, pero ésa es otra historia. Y, aunque suene tópico, el tiempo que dedico a leer online se lo quito a la TV (bueeeeeno, y un poco al curro).

  2. Raúl, creo que tienes problemas con tu servidor. Unos hackers han entrado en tu sistema y han introducido un artículo de Pilar Trucios. :-)

    Ahora en serio, la verdad es que tenemos poco tiempo, pero una cosa no es incompatible con la otra.

  3. Pues conste que a veces pienso si no estaremos enfermando de bloguitis. En la variedad está el gusto, dicen, ¿no? Reparte, reparte el tiempo.
    Julen

  4. Lo de que un periodista tiende a escribir mejor que uno que lo es lo pongo bastante en duda. No todos los que escriben bien son periodista ni todos los periodistas escriben bien. Por no hablar de cuando se ponen a hablar de temas de los que no tienen ni idea. No les culpo, todo hemos tenido que escribir alguna vez de algo que no conocíamos y la hemos “cagado” :)

    Lo de reportajes más currados, más extensos, más trabajados, con más recursos,… estoy convencido de que llegará también a los blogs. La profesionalización permitirá a los bloggers dedicar más recursos a esto, a las empresas a hacernos más caso y todo eso que nos hace falta. Y es que en el fondo, probablemente no haya tanta diferencia entre un blogger y un periodista (no los estoy equiparando, claro). Pero que te voy a contar yo a tí ;)

    Eso sí, comparto lo de que, de vez encuando, sienta bien desconectar de la “blogosfera” :)

  5. Soy nuevo en “esto de los blog” y nada más oportuno que tu comentario. Es como un culebrón con ramificaciones, de horario contínuo y que toca los temas que te interesas (claro,uno mismo selecciona los blog favoritos!). Tendría que estar durmiendo, mañana madrugo, bueno, todos los días lo hago, y aquí estoy, trasnochando, y no acuesto a los niños antes porque no se dejan.

    Es cierto que el mundo blog es un poco endogámico, pero es inherente a su naturaleza y estructura. Pero, como bien dices en tu post, el blog no está solo, hay periódicos, revistas, tele (sí tele, algo bueno queda a ratos), y también BLOGS, un maravilloso complemento.

Deja un comentario