Faltan consultores

No es la primera vez que lo oigo. Ni la primera empresa, ni la segunda. Por lo que parece, se trata de un problema generalizado en las denominadas “firmas de servicios profesionales”. Cada vez les resulta más difícil encontrar buenos candidatos a incorporarse como “juniors”. Y esto tiene varios motivos:

  • Pura demografía: el descenso de la natalidad ha ido causando estragos en distintas etapas. Primero se notó en las escuelas, luego la universidad y empieza a notarse en el mercado laboral. Es una bomba de relojería con efectos retardados, pero aquí está.
  • Más oferta de empleo: tengo la sensación que, para el perfil profesional del que estamos hablando, se han multiplicado las oportunidades. Hay más empresas “similares” que ofrecen lo mismo. Y todas se pelean por los mismos candidatos…
  • Cambio de mentalidad: quizás lo más importante. El modelo tradicional de la consultoría ya no “vende”. Antes aquello de “machácate durante unos años y tendrás tu recompensa” vendía. Lo de ser un “yuppie” que vivía para trabajar y podía ganar mucho dinero atraía a los jóvenes. Ahora, eso “cuela” cada vez menos. La gente joven vive cada vez mejor, y entre sus planes no está el hipotecar x años de su vida en aras a conseguir ese presunto glamour que dan las carreras profesionales brillantes. El tiempo libre o la ausencia de presión son valores cada vez más apreciados, mientras que el dinero o el status lo son cada vez menos.

¿Y qué hacer ante esto? Pues algo tendrá que cambiar, porque lo que está claro es que cada vez hay menos “materia prima” que quiera seguir el modelo tradicional. Lo peor es que quienes tienen que implementar esos cambios (en el modelo de selección, en el modelo de carrera profesional, en el modelo de trabajo…) son personas de “la vieja escuela”. Gente cuya respuesta instintiva ante esta situación es que “los jóvenes son unos flojos… en mi época sí que currábamos”. Que no digo que no pueda ser verdad, pero apelar a ese “pasado glorioso” no les va a ayudar mucho. Las cartas con las que hay que jugar son éstas y no aquéllas.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

21 comentarios en “Faltan consultores

  1. Quizá lo mejor sería hacer de la consultoría un trabajo agradable, ¿no crees?

    En mi sector, Informática, todos los que terminamos hace ya más de 5 años, y las generaciones que han ido llegando, sabemos que si te metes en consultoría te olvidas de tu vida. Se acaba ver el Sol antes de llegar a casa, se acaban las sobremesas, se acaba la tranquilidad de los fines de semana, se acaban planes repentinos para hacer cualquier cosa divertida… Nunca vamos a volver a tener veintipico años, no queremos quemar esos años encorbatados vendiendo humo en una empresa que no es la nuestra.

    ¿Por qué no hay una consultora que ofrezca un horario laboral razonable? ¿Por qué son necesarios tantos formalismos (todos con traje y corbata, como mutantes, sonrisa profident, bien afeitados/maquilladas, etc.), no se está contratando a un experto consultor o quizá es preferible un señor impecable que no tenga ni golfa idea? Sé muchas de las respuestas a las preguntas que hago, pero quizá sería bueno que las consultoras comenzaran a hacérselas.

    Bien por los jóvenes que no quieren ser esclavos bien vestidos por mil euros al mes o promesas que muy pocas veces se cumplen.

  2. Muy acertado. Últimamente oigo mucho estos comentarios, a veces incluso salidos de mi propia boca. Me estaré haciendo viejo. También los he leído en prensa, sin ir más lejos en el suplemento semanal que acompaña a Diario de Navarra, en este artículo sobre el abogado Antonio Garrigues

    El cambio que describes es una realidad y hay que lidiar con ella. En el fondo al final da igual que un joven no quiera trabajar 14 horas diarias porque es un inmaduro que está acostumbrado a que todo le venga dado, o porque quiera conciliar su vida personal y profesional, o porque quiera tiempo para sus propios proyectos. El efecto es el mismo: no hay “materia prima”. Por supuesto, para la sociedad que esto sea así por uno u otro motivo sí es relevante, pero esto da para otro tema.

    El caso es que una persona ve que le pagan por 8 horas al día y no ve motivo para regalar 6. Yo no conozco ninguna empresa que regale 14 horas de servicios a otra al precio de 8 sin alguna contraprestación, y en cambio lo espera de sus empleados.

    Creo que la gente percibe cada vez más la relación laboral como algo entre iguales, en lugar de la relación de subordinación tradicional, y eso es algo que como comentas, los que están ubicados en RRHH no saben en muchas ocasiones digerir. En Marcapropia hubo una discusión relacionada hace tiempo.

    Un saludo,

  3. Permiteme apuntar otra causa:

    El mileurismo.
    El trabajar como consultor junior durante dos años, con un sueldo bastante mediocre y haciendo informes para que firmen los “Senior” no anima mucho, la verdad….

    De todas formas, no ocurre solo en la consultoria. Creo que, en general, falta mano de obra cualificada para muchas más tareas.

  4. Yo creo que es la combinación de todo por el que no se encuentran consultores.
    Veamos, por un lado nos prometen una gran carrera (con un buen beneficio económico) y por ello debemos entregar una buena parte de horas de nuestra vida a mayores.
    Pero luego vemos que, económicamente no es nada espectacular, sino mediocre. Que la carrera profesional está relegada a hacer lo mismo años tras años y que no tenemos vida en absoluto.
    Entonces, si las premisas que harían que eligiésemos este camino no implican los resultados… ¿para qué hacerlo?

  5. Entendiendo el fondo de la cuestión, creo que seguimos teniendo el dichoso problema de lenguaje.

    Lo que faltan son peones ingenieros de proyecto, desarrolladores, etc, muy cualificados pero peones al fin y al cabo), no consultores. Es decir, los que hacen el trabajo sin valor añadido, el trabajo pesado, que simplemente se mal-llaman consultores porque trabajan en una consultora. (Como si todos los que trabajan en un banco fueran banqueros…)

    Cuando trabajé en Holanda y me llamé a mi mismo consultor, con tan sólo un año de experiencia, el director local de la consultora me echó una cantada: consultor serás cuando seas capaz de aconsejar a un cliente, de hacer tu las propuestas, de dirigir a tu equipo de trabajo… de momento, confórmate con llamarte con tu título universitario.

  6. El problema está en la oferta. Los modelos se agotan si no los haces evolucionar de acuerdo con la sociedad en que se mueven. La cantinela de que “hay que ver qué actitudes traen” nos vale para llorar un poco pero para nada más.
    En los comentarios ya tenemos más razones: mileurismo, condiciones nada atractivas, rigideces…
    Ahora sólo se trata de que las empresas consultores comiencen a repensar sus modelos de negocio. Ya está: que contraten consultores para que les asesoren ;-)

  7. Por un lado la consultoría y por otro el mercado de trabajo. Se pueden diferenciar porque tienen características específicas.
    Por un lado la juventud/inexperiencia y por otro la veteranía/experiencia. Esto es una generalidad que funciona bastante bien. Y la veteranía además de un grado es olvidadiza. Todos empezaron igual.
    Por un lado el sueldo en consultoría y por otro el sueldo en otro trabajo. Creo que también hay características específicas. En Consultoría, incrementos del 15% los primeros años. Salvo que asesines al cliente.
    Por un lado el tiempo de trabajo en Consultoría y por otro lado la experiencia y el conocimiento que adquieres.
    Mi recomendación es: de los veinte a los veinticinco prueba una consultora, aprende, haz tu “master”, gestiona contactos, especialízate, viaja y gana dinero. Si aguantas ese ritmo y te gusta te plantas con 30 años, una familia en ciernes, experiencia, reconocimiento y presentando power points que han hecho otros. Si no te gusta o no aguantas, tienes tiempo para reconducir tu vida con una experiencia brutal.
    Mi otra recomendación es consultoría desde los 50 que entonces ya tienes los “huevos pelaos”.
    El problema y gordo es que no hay jóvenes y sí trabajo, tendremos que importar o dejar que nuestros negocios se pierdan. Difícil ecuación. Vamos al monopolio.

  8. Creo que el problema, por mi experiencia, es una combinación de dos factores. Por un lado como apuntas, la gente es menos sufrida ahora, eso es algo que sí he visto en persona. Cuando yo entré en auditoría sabías que ibas a recibir leña, a cambio de un buen curriculum y lo asumías. Injusto pero cierto. Ultimamente la cosa ya no era así, la gente se va de las auditoras en el primer año, como mucho el segundo porque están hartos y no soportan las formas y los horarios. Y se pierde la base de la pirámide ahí. Por otro lado creo que está el problema de que el mercado laboral se ha dinamizado mucho, antes saliendo de una gran firma multinacional tenías unas ofertas impresionantes como director financiero ganando un pastón. Cinco años en una big six eran un cheque en blanco. Y ahora las ofertas son más normalitas y hay gente de otras empresas que también tiene muy buen nivel, hay masters muy variados. Creo que las dos se entrelazan mucho. En fin solo es mi opinión. Muy buen post en cualquier caso.
    (No me gusta ni un pelo el autobombo, pero del tema de las firmas de servicios iba hoy el debate entre auditores en mi blog)

  9. Creo que yo soy un buen profesional y encima me gusta mi trabajo. Nunca he trabajado en consultoría, pero estuve en un trabajo con horarios similares, es decir entrar a las 8 de la mañana y salir a las 12 de la noche, durante 2,5 años y, evidentemente, me fui a otro sitio.

    El trabajo es para vivir, para poder tener dinero, irte de vacaciones, poder salir a cenar con tu familia, es decir disfrutar de la vida.

    Cada vez lo tengo más claro, tenemos que vivir, luego trabajar, trabajar duro, trabajar bien, pero no trabajar para no vivir.

  10. Sólo a corto plazo. Porque ese camino sólo lleva a un sitio, a perder a los clientes actuales, a perder a los clientes futuros (porque pierden todo el prestigio) y a perder a los pocos consultores buenos que les quedan entre sus filas.

  11. Ahora entiendo esos informes de risa (por no decir auténtica vergüenza) de grandes consultoras que a veces veo…

    Por otro lado, aparte de que los jóvenes de ahora (yo “sólo” tengo 30 años) quieran menos presión y más tiempo libre, como todo el mundo, lo cierto es que interés por trabajar, muchas veces tampoco hay.

    Ahora se quiere un sueldazo (discrepo: les/nos sigue gustando el dinero igual que antes) nada más salir de la carrera, un trabajo que desde el primer día resulte interesante, y con sus ocho horas justitas. Oiga, duros a cuatro pesetas, pues como que poca gente los da.

    No es lógico esperar un sueldazo de senior nada más salir de la carrera (también es verdad que hay empresas que pagan miserias), ni un trabajo ultra estimulante día tras día. Y a veces, hay que echarle unas horas de más para otros días echarle unas horas de menos.

  12. Yo soy ingeniero técnico de telecomunicaciones y me acabo de iniciar en la consultoría como junior en prácticas (acabo de terminar la carrera y no tengo nada de experiencia, por lo que casi lo único que encuentras son trabajos en prácticas). Mi sueldo es de 12000 euros brutos anuales (en capgemini). Me gusta mi trabajo, lo hago con más entusiasmo y con más ganas de trabajar que muchos otros que veo. Como veréis el sueldo no es para tirar cohetes, pero es lo que hay. Como comprenderéis estos sueldos de consultor no es para tirar cohetes, así que no me extraña que la gente no quiera trabajar en esto. Yo lo hago porque me gusta y prefiero sacrificar en cierto modo un año de mi vida (ahora que soy joven) en coger experiencia y crecer profesionalmente. El saber no ocupa lugar. ¿Qué os parece? Gano poco ¿verdad?. Saludos

  13. Hola a todos,

    Acabo de leer vuestros comentarios y, aunque son algo antiguos, me imagino la situacion no ha canviado demasiado…. Me he deprimido totalmente…. Vereis, yo estudie Historia y Museografia en Barcelona. Por razones que no importan demasiado aqui termine en Dublin trabajando en un banco. Aqui me han ofrecido la oportunidad de estudiar para ser Consultora Financiera y aunque aborrezco mi trabajo no soy persona de desaprovechar oportunidades… ni aumentos de sueldo!

    Pero en un futuro quiero volver a España y en lo unico en lo que voy a tener expriencia es en banca y consultoria, pero vamos, habeis pintado un cuadro algo deprimente….. No creo que este preparada todavia para cambiar un sueldo de neto de 26k mas comisiones por uno de 12k….

    Algunos comentarios hablan de que los jovenes de hoy en dia hacen cada vez mas lo que quieren y no lo que les ofrecen….Hombre, eso esta muy bien si vives con papa y mama, porque en mi caso, que me independicé a los 18 y ahora con 26 tengo una hipoteca que pagar, pues no es tan sencillo…

    Saludos y animos a todos!

  14. Yo ahora gano 18 000 trabajando en la compania transitaria y no me da para vivir ( con como son losp resios de alquiler en Barcelona). Pronto espero entrar en uno de los 4 grandes para asegurar mi futuro y mas! me encanta consultoria!!! Yo si que estoy dispuesta a dedicar horas de trabajo pero no solo por pasta ( aunque espero aumento en ingresos), sino por el desarollo personal y profesional.
    Me fascinan la manera de ser, sabiduria y variedad de conocimientos de consultores, yo he escuchado hablar.
    De verdad, chicos, no todo en el mundo es dinero. Si no les gusta la profesion – cambian! Elegir profesion que te va a ti es muy importante. Al final es donde tu vas a pasar mas tiempo.
    Deseadme surte!

  15. Yo me fui de una consultora hace tiempo porque me convertí en un muerto en vida y el dinero a fin de mes no me lo compensaba. En la vida hay que elegir, yo hice mi elección y no me ha ido mal.

  16. Yo estoy de becaria en una Consultora de prestigio donde todos van enchaquetadísimos y maquilladisimas, con mucho formalismo y con la soberbia por bandera (y cobrando 1000 euros). Trabajo el dia que menos, 11 horas por la módica cantidad de 0 euros al mes. Al principio pensaba que me encantaría la consultoría, pq verdaderamente es una manera de estar siempre actualizado y demas, pero ahora veo de lo que se trata verdaderamente…trabajar trabajar trabajar. La mía concretamente es de RRHH y más me fastidia aún estar escribiendo y estudiando proyectos para mejorar el clima laboral, para motivar a la plantilla etc. en OTRAS empresas pero en la mia que se supone que deberia ser pionera JA! falta que venga el jefe con el látigo, eso si….es un guru en motivación laboral (para el cliente, claro)….asi q si faltan consultores….no me extraña!!

Deja un comentario