Contactar por contactar

Recibo una notificación de una de las “redes sociales” en las que estoy dado de alta. Se trata de una persona que quiere ponerse en contacto conmigo:

“Estoy haciendo un master en RRHH y me exigen hacer tres contactos semanales con profesionales de los RRHH, sólo necesito numero de telefóno, email, y empresa en la que trabajas y que función llevas a cabo.
Te agradecería mucho tu ayuda.
No implica ningún compromiso.
Gracias por tu tiempo.
Que pases un buen día.”

No me parece mal que esta persona en cuestión me haya escrito, y de hecho he dado una respuesta (“lo siento, ya no trabajo en ese sector”). Lo que me parece agotador es el planteamiento del master: “me tienes que traer tres nombres a la semana”. Y no tres nombres, si no los datos concretos.

Esa “fiebre” por el networking es malsana… convertir al networking en un objetivo en sí mismo no creo que lleve a nada. Quizás todos los alumnos consigan esos contactos. Quizás se los copien entre ellos, o posiblemente acabe circulando una lista de “posibles contactos” (de los cuales muchos quedarán desactualizados enseguida) que sirvan para “dar el pego” (total, dudo mucho que nadie vaya a pasarse las horas comprobando que los contactos que les entregan son ciertos…)

En fin, que de defender que hacer y mantener contactos es bueno a fomentar el networking salvaje hay un trecho. Al menos, para mí.

Contenido relacionado:

  • No hay contenido relacionado

¿Qué vas a leer ahora?

No hay comentarios

  1. ¿Y tu crees de verdad lo del Master? ¿No será más bien un empleado de una empresa de selección de personal que necesita conseguir un número determinado de datos personales de posibles “candidatos” a ofertas de empleo? Te lo digo porque sé de buena tinta que hacen este tipo de cosas para tener base de datos y poder tirar de ella cuando necesitan currículums para ofrecer a sus clientes.

  2. Si es cierto lo del Master es una verguenza.

    Que contenido académico tiene? Es algo así como una promoción: Traiga tres referentes y le descontamos un 10% de la cuota!!!

    socorro!

  3. La verdad es que hace poco intentaba convencer a un colega de que el networking on-line tenía sus ventajas y me mencionó que en algún sitio ya se habla del “pokémon effect” (“gotta got’em all” y el 500 ). Algo argumenté en contra, pero la verdad es que ves muchos “cazacontactos” que, sinceramente, no se qué hacen luego con ellos…

  4. Hace algún tiempo recibí en una petición de contacto en Linkedin de Fernando Moya, Senior ERS at Deloitte. La acepté pensando “bueno a lo mejor quiere contactar conmigo por alguna razón”. Nunca se ha dirigido a mi para nada en concreto… y tiene más de 500 conexiones… cuando la media de mis contactos tiene unas 50… y él es una “Shared Connection” con la mayoria de mis amigos que tampoco le conocen de nada y también picarón. ¿Para que quería mi contacto este señor? ¿Estaba recogiendo contactos?…en fin que triste versión de “networked”, ¿no?

  5. Desde que estoy inscrito en Neurona, he recibido muchas peticions de contacto. Pero, lo peor de todo es que solamente es porque trabajo en un departamento de RRHH de una empresa, en principio, suculenta para trabajar, no para intercambiar experiencias u opiniones.

    No obstante, muchas empresas de selección lo utilizan como su fichero de candidatos.

    Alguno de vosotros realmente utiliza las redes de contacto para mejorar como profesional ¿?.

  6. Pues sí, no había pensado que pudiera ser uno de esos mal llamados “cazatalentos”… que a veces hacen cosas así de raras (los menos serios, supongo).

    Personalmente, no acepto convertirme en “contacto” de nadie a quien no conozca; rompe toda la posible utilidad que pueda tener el sistema. No entiendo muy bien a esa gente que tiene 500 contactos… ¿dan un premio o algo?

    Manuel, lo cierto es que yo llevo tiempo suscrito a varias y… no, no les he sacado mucho rendimiento. No he contactado con nadie a quien no conociese previamente. Hay quien sí se ha puesto en contacto conmigo, pero tampoco hemos sacado nada en claro de ahí.

  7. No tiene ningún sentido el tener por tener. Mejor calidad que cantidad.

    Yo sí que tengo una buena experiencia con LinkedIn. He podido incluso contactar con personas situados a tres saltos. Supongo que es porque cuido la “calidad” de mis contactos.

  8. Mi opinión es que los contactos son un recurso cuando se tiene un proyecto o un objetivo determinado. Si en mi caso, por ejemplo, trabajo en los temas de psicorientación, asesoramiento utilizando humor y recursos verbales- metafóricos, la orientacion profesional, etc., me interesa contactar con personas que tienen interés en estos temas… Otra cosa es que luego los descarte por falta de afinidad o calidad… Pero eso ya depende de cómo esté el patio. Como dices tu, anónimo consultor, uno se cansa hasta del bloglines, sobre todo si no va descartando blogs futiles (aunque duela) y dándole oportunidad a otros¡ :-) http://www.yoriento.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *