Blogger profesional

Darren RowseEste tipo de aqui es Darren Rowse, alias Problogger. Es un tipo que se ha posicionado como “el blogger profesional”, aunque evidentemente no es el único.

El caso es que no es tan fácil como pudiera pensarse encontrar “bloggers profesionales”. Al menos, bloggers que quieran tener una dedicación sensible a un proyecto de blogging, incluso a cambio de una remuneración.

Para empezar, un buen “blogger” tiene que ser alguien que tenga un buen conocimiento y cierta pasión por el tema en cuestión. Y resulta que no hay tantos, sobre todo a medida que nos alejamos de las temáticas más geek. Además, muchos de esos “expertos” se encuentran fuera del ámbito de internet, por lo que es difícil llegar a ellos en primer lugar, y luego “arrastrarles” hacia el mundo blog.

No se nos puede olvidar tampoco que este es un medio escrito. Y aunque no haga falta ser “periodista” de profesión, el hecho de escribir razonablemente bien es una necesidad. Escribir con una ortografía correcta, construir frases correctamente, tener cierto estilo escribiendo…Y, lamentablemente (en mi opinión) esas son habilidades que abundan menos de lo que sería deseable.

Luego para participar en un blog “profesional” (tanto por cuenta ajena como por cuenta propia) es necesario cierta dedicación. Y, en contra de lo que pudiera pensarse, no hay tanta gente dispuesta a asumir ese compromiso y esa constancia, aunque sea de forma remunerada. Así, nos encontramos con gente que va al “tran tran” (a la que hay que estar continuamente animando, lo cual llega a ser agotador), o gente “flor de un día” (que empiezan con mucho ánimo y se desinflan pasadas pocas semanas, o incluso días).

Así que el buen blogger tiene que tener conocimientos y pasión, saber plasmarlos por escrito y dedicarle tiempo.

Por supuesto, la remuneración que se pueda obtener es un punto importante. Y está claro que habrá gente que haga balance y piense que no le merece la pena el tiempo dedicado (aunque hay otros factores como la visibilidad que también cuentan, pero eso es algo que cada cual valora como quiere). Esa es una decisión que siempre me parece respetable, aunque en ocasiones hay decisiones que me sorprenden (en los que a mí el balance dedicación/remuneración me saldría claramente rentable y, sin embargo, a la otra persona no).

En todo caso, lo cierto es que para hacer un dinero significativo con los blogs hace falta una dedicación relativamente importante. Vamos, que no se consigue con media horita un par de veces a la semana. Lo cual marca una frontera significativa entre los bloggers “amateurs” y los bloggers “profesionales” (o semi-profesionales, vaya). Y son dos perfiles que coexisten dentro de los proyectos de blogging, y que hay que gestionar de forma diferencial.

Claramente sería ideal contar con muchos de los segundos, porque son los que aseguran que los proyectos “van solos”: tienen dedicación (con lo cual tienden a estar encima de los temas, a autogestionarse, etc.), ganan un dinerito majo (con lo cual están contentos y tienden a permanecer en el equipo), son más estables (con lo cual se mantienen en la zona alta de la curva de aprendizaje) y se identifican más con el proyecto (con lo que lo hacen propio, tienden a preocuparse más por él, a ser más creativos en su gestión, etc.). Todo esto además ayuda a que el blog en conjunto se consolide, fidelice lectores, gane prestigio, incremente sus ingresos… lo que nos lleva de nuevo al círculo virtuoso.

Pero en la realidad es difícil encontrar esas “perlas”, con lo que hay que gestionar proyectos con gente con poca dedicación (lo cual exige una labor contínua de supervisión y de coordinación), que consecuentemente gana poco (con lo cual entran en la dinámica negativa de “como gano poco, para qué involucrarme”), con más rotación (lo cual exige el esfuerzo de buscar nuevas personas, darles la mínima formación necesaria, acoplarlos al equipo y a la línea editorial) y cierto “desapego” por el proyecto. Lo cual redunda en proyectos a los que le cuesta despegar.

¿Y de qué depende estar en un grupo o en otro? Pues básicamente (en mi opinión) de la voluntad y la actitud del propio blogger. Si uno se mete “de hoz y coz” en un proyecto, obtendrá buenos rendimientos tanto inmediatos como a medio plazo y se involucrará cada vez más. Si no lo hace, le resultará difícil percibir los beneficios de la actividad ni a corto ni a medio plazo, y se involucrará cada vez menos.

¿Dónde está esa línea? ¿Por qué unos la cruzan y otros no? Seguro que además hay cosas que como coordinador de un blog se pueden hacer para fomentar que la gente “cruce la linea” (otro día divago al respecto) pero lo cierto es que hoy en día, con un mismo estilo de coordinación (incluso dentro de un mismo proyecto) hay gente que lo hace y gente que no…

PD.- Esta es una reflexión genérica basada en mi experiencia con varios proyectos en el mundo blog, no responde a ninguna circunstancia concreta ni está basada en ninguna persona o proyecto determinado, ¡que conste!

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

Latest posts by Raúl Hernández González (see all)

0 comentarios en “Blogger profesional

  1. ¿No crees que esto es la contrapartida a lo sencillo que resulta encontrar bloggers “amateurs”?
    Quiero decir, las redes de blogs profesionales parece que se han beneficiado de que haya mucha gente que le encante escribir sobre sus aficiones/gustos, esto ha hecho que fuera sencillo al principio encontrar gente dispuesta a escribir a cambio de retribuciones muy modestas, pero a la hora de dar el paso, la afición se convierte en trabajo de verdad.
    Resumiendo, yo creo que no encuentraria albañiles amaters para hacer mi casa los fines de semana, pero los que encuentre parece que me seria sumamente facil contratarlos a tiempo completo.

  2. Hola, a mi modo de ver, los dos perfiles son igualmente necesarios:

    Si por algo tiene un exito un blog es porque es participativo, no?

    Si solo se tienen bloggers profesionales, la diversidad de contenidos y puntos de vista serian mas limitados que si tambien hubiera un ecosistema de amateurs, y, a la larga, perderia interes para audiencias mas diversas…

    Por otro lado, los blogger pofesionales pueden actuar de animadores o catalizadores, incitando al dialogo, proponiendo temas, aportando mas materia gris en los posts, preparando algo mas los contenidos, etc.

    En suma, para mi, el ecosistema perfecto de un blog seria aquel en el que se me atraiga por la calidad de los contenidos (bloggers de renombre, calidad en los posts, etc.) y se me haga permanecer por la diversidad de puntos de vista, la posibildad de acceder a otras aportaciones de ‘personas de a pie’, cuyo perfil o situacion es mas probable que se asemeje al mio, etc.

  3. Creo que hay otros factores que pueden influir: las circunstancias personales. No es lo mismo un funcionario con tiempo libre para escribir, que alguien que sólo dispone de los fines de semana e incluso puede haber gente que tenga más o menos tiempo por rachas. Esto, mezclado con lo que comentas, da lugar a todo un abanico de posibilidades diversas. Y por encima de todas ellas, debería estar el compromiso personal: la voluntad y la actitud.
    También supongo que el sistema de trabajo en los blogs no responde a los canones establecidos donde las tareas y responsabilidades estan perfectamente definidas. Esto da lugar a que se difundan las responsabilidades.

    Interesante tema, da para mucho :)

  4. Este ejemplo que pones demuestra clarmaente que estamos años luz de los Estados Unidos.

    Darren vie EXCLUSIVAMENTE de bloguear. Tiene mujer y una hija y precísamente se plantea qué va a pasar con sus blog si él muere.

    Evidentemente, si quieres que sea un trabajo, debes considerarlo como un trabajo, con suu 8 horas diarias de dedicación.

    Si no, serás un aficionado que gana algo de dinero haciendo bolos.

    Para dar un dato, los anuncios en el sitio de Darren en la red Performancing -cuando los tenia- estaban en 3 cifras, por mes. No recuerdo bien la cantidad, lo siento. Además, ahora no aparecen anuncios de esos en su blog.

  5. No, hombre, no es de “bajona” (sevillanos, que manía con cambiar el género a todo… :P), es una realidad objetiva :).

    El problema, Enrique, de los “aficionados” es ese: que tienden a comportarse como “aficionados”, y eso introduce un grado de incertidumbre en la gestión que es más difícil de controlar que si se comportasen como “profesionales” (aunque sea a tiempo super parcial).

    En fin, a lo que voy es que en una dedicación como la de “blogger”, que en general es una dedicación a tiempo muy parcial, es más difícil (y lo entiendo) que se afronte desde un comportamiento “profesional” y se hace más desde un punto de vista “aficionado”.

    Oscar, sí ha habido un cierto beneficio en ese amateurismo(tampoco tanto; hay menos gente dispuesta a bloguear de lo que puede parecer)pero también tiene sus inconvenientes… y desde el punto de vista de quien coordina un proyecto así, a veces pesan más los inconvenientes que las ventajas.

    Seve, lo de las circunstancias personales sí pero no: con distintos niveles de “tiempo disponible”, uno se puede comportar como “aficionado” o como “profesional”. Quiero decir: igual uno puede dedicar sólo una hora a la semana a un tema, pero esa hora bien dedicada. Y otro igual puede dedicar 9 horas al día… pero mal dedicadas.

    En fin, que divago.

    duravidaes, cuando hablo de “profesional” no me refiero a alguien necesariamente con dedicación completa. Aunque es más fácil encontrar comportamiento “profesional” en alguien que tiene esa dedicación completa (o al menos importante) que en alguien que se deja caer de vez en cuando (que es más probable que lo tome como un “aficionado”) – es cuestión de prioridades.

  6. Llegué al mundo del blog hace poco más de un año, es decir, cuando esto ya llevaba mucho tiempo en marcha -de manera que no tengo información directa sobre lo voy a decir-, pero tengo entendido que este medio se creó, precisamente, pensando en el aficionado (aficionado a navegar, también; pero, sobretodo, aficionado al tema sobre el cual escribe) que deseaba publicar en Internet pero que no dominaba HTML. El fenómeno de la profesionalización vino después.

    Es cierto que los blogger (¿todavía no hay una palabra en castellano?) aficionados podemos ser poco constantes, subjetivos y agramaticales. Pero, sin nosotros, este mundillo estaría muy despoblado (¿cual es el porcentaje de blogs profesionales?). Personalmente, me puede interesar más (aunque no siempre me agrade más) leer lo que escribe una persona una vez al mes, cuando tiene alguna cosa interesante que contar, que lo escribe cada día un profesional porque se tiene que ganar los garbanzos (aunque hay excepciones, como en todo).

    Personalmente, me molesta leer textos mal escritos, con faltas, con sintaxis de fantasía. Pero, al mismo tiempo, defiendo que la única manera de aprender a escribir es escribiendo… siempre y cuando alguien se tome la molestia de corregirnos, y siempre cuando estemos dispuestos a aprender (lo siento, es deformación profesional, como profesor de Lengua).

    Coincido con Duravidaes, creo que los dos tipos de blogger aportan cosas positivas a este mundillo. Pero, sí, a un blogger profesional se le deberían exigir todas la cualidades que expones, y tal vez alguna más.

  7. Tal como lo pones parece que lo que quieras editar sea un periódico, no un blog.

    Entiendo que conforme se profesionaliza un blog y se empieza a atender a criterios como la publicidad o el posicionamiento en google se incremente la necesidad del “post diario” o más para aumentar el “content monster”. Pero los bloggers hacemos esto por afición: Si eso nos convierte en aficionados, pues viva, yuju y yupi. En el momento en que lo conviertes en obligación deja de ser divertido, y la realidad es que hay épocas en las que no te sale nada, o pierdes el foco, o te da por divagar…

  8. Creo que lo que comentas pera el proyecto blog es extensible a cualquier proyecto (me dedico a coordinar proyecto de tecnología principalmente). Hoy día es muy complicado conseguir a personas que se involucren en un proyecto, da lo mismo que pagues o que no; consideran que no ganan lo suficiente y estamos tratando con gente que ha salido de la universidad y no tiene ni idea de nada y quieren empezar por arriba, con horario superguay(que no hay que confundir horario coherente con el no hacer nada).
    Ya me gustaría que sólo fuera un problema de personas profesionales o semiprofesionales.

  9. Con lo que yo disfruto haciendo mi blog, si además me pagaran por ello sería el no va mas. Antes tenía adsense y la verdad que no me iba nada mal , uno 20 euros cada semana, la cosa que de un día para otro me eliminaron la cuneta si dar explicaciones y no pude cobrar los 200 euros que me debían. Luego he intentado darme de alta varias veces y ya no me aceptan… Nada, a mi me parece que como tu dices es dificil encontrar gente apasionada en un tema, que pueda estar escribiendo toda la vida sobre ello y además ser original. Yo soy un apasionado y cada vez me cuesta más actualizar, por suerte mi blog es de cine y siempre hay nuevas películas que comentar. Yo me conformaría con que alguna revista o periódico me fichara para hacer una columnita, aunque tan solo me diera para una cena, da igual…

    Saludos!

    cine de terror
    cine de culto

Deja un comentario