En la Comida de Negocios Marqueze

Ayer estuve en la VII Comida de Negocios Marqueze. Un evento curioso.

Lo primero que me ha llamado la atención ha sido la organización. Tanto en la organización previa como en el desarrollo de la jornada, todo ha estado muy bien montado y con gran despliegue de medios; hotel de relumbrón, medios audiovisuales, la comida, el catering… en fin, todo muy bien, la verdad es que la gente de Emilio Márquez (y el propio Emilio) han hecho un buen trabajo.

Ahora bien, el evento en sí me dejó un tanto frío. Alguien lo calificó de “networking agresivo”. Posiblemente sea así, pero tengo la sensación de que eso no está hecho para mí. Eso de juntar a gente y decir “hala, a presentaros unos a otros” no me resulta especialmente atractivo. Creo que hay un par de cosas que hubieran ayudado a que la cosa funcionase mejor (mejor para mi gusto, claro!):

  • Ser menos gente: un evento con 200 personas es inmanejable. No se puede presentar todo el mundo, y los que lo hacen tienen que ir rápido. Aunque se mostraba permanentemente en pantalla una presentación con los perfiles rotativos de todos los asistentes, era muy difícil “seleccionar” a aquellos con los que te apetecería hablar, y menos cuando muchos de ellos ni siquiera habían adjuntado una foto. Así que cuando tocaba el rato de “networking” decías “bueno, y ahora… ¿con quién coño hablo yo?”. Porque tampoco me parece que tenga mucho sentido dirigirse al primero que pase y decirle “¿Y tú que haces? Te voy a contar cosas de los blogs”. Es tirar muchas balas a ningún sitio, ¿no?
  • Ser algo más homogéneos: estamos de acuerdo en que en la diversidad está la riqueza. Pero mezclar a una actriz porno con un guardia civil, una cibervoluntaria con un webmaster de entretenimiento para adultos, un bloguero con un experto en hosting, un SEO con prestadores de servicios móviles… en fin, yo creo que las relaciones potencialmente útiles surgen cuando juntas a gente relativamente diferente pero con campos de interés común. Y a mí me dió la sensación de que allí el “interés común” era un tanto disperso.

En definitiva, que era mi primer evento de “networking” (definido como tal) y, la verdad, no me encantó.

Por lo demás, el día tuvo sus puntos interesantes: conocí en persona a Antonio (que ya era hora), tuve una agradable comida que compartí con Yolanda de la Fundación Cibervoluntarios, David de OjoBuscador, Daniel del Cuerpo Nacional de Policía (delitos informáticos, nada menos) y con Fernando de Ariadna Redes Sociales, un par de charletas agradables con desconocidos, un par de rencuentros con conocidos… pero en general, la sensación que tuve es de “bueno, ya que estamos aquí y somos gente maja, vamos a charlar un poco” más que de conversaciones especialmente productivas.

Aunque quizás se trate de eso, sin más. ¿No? No sé, esto del “networking agresivo” me ha dejado un poco descolocado. En todo caso, Emilio, ¡gracias por la invitación!. Si no fuera por ella, no habría tenido la oportunidad de experimentar la sensación por mí mismo.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

0 comentarios en “En la Comida de Negocios Marqueze

  1. Hola

    Rotundamente NO estoy de acuerdo contigo en el ser más homogeneo, en la diversidad de las personas está el enriquicimiento para la transmisión del conocimiento. A mi me parece bien hablar con todos los perfiles que dices tu, más que bien, me parece genial.

    En cuanto al número de personas, lo que si es seguro que más es imposible.

    Con tus sugerencias, yo le diría a Emilio, que para la próxima poner la foto en el perfil sea OBLIGATORIO y lo del powerpoint permanente en pantalla grande, quizás con algo más de info de cada uno es muy buena idea.

    Saludos

  2. Carlos, como “pope” del networking que eres no podría esperar otra opinión de tu parte :). No lo sé, ya te digo que fué mi primera experiencia de Networking puro y salí un poco descolocado.

    Quizás sea cuestión del tamaño. Es decir, que esa diversidad está muy bien si cada uno de ellos puede contar su historia, entrar en detalles, profundizar… y tienes oportunidad de interactuar con todos ellos.

    Pero si no hay ni espacio para que ellos cuenten su visión “en público”, ni tiempo/naturalidad para poder charlar “en privado”, entonces la cosa se difumina un poco.

    Estoy seguro que el evento con 30 personas, aun siendo igual de diveso, lo hubiese visto mucho mejor. Creo que al final es eso: si hay diversidad, no puede haber volumen. Y si hay volumen, entonces no puede haber diversidad.

  3. Estoy de acuerdo con Carlos… Era mi segunda comida, y acabé encantado de poder conocer a gente no solo de nuestras aficiones o intereses comunes, sino de cualquier area… Siempre hay algo que aprender! Hay que ser un poco proactivo, vencer la vergüenza y presentarse… hecho eso, el networking merece la pena…

  4. Si no sabeis que eso es un negocio

    200 personas por 300 euros, son 60.000 euros. ¿Cuanto costo realmente todo????

    Me parece que el tal Marqueze se lleva unos 30 mil euros por evento o mas

  5. Hola Raúl,
    Es la primera vez que asisto a una comida de Marqueze. Afortunadamente para mi, el evento sí ha sido productivo. He conocido a gente muy interesante y entre esas personas, desde luego estás tú! Muchas gracias por haber tenido la deferencia de venir personalmente a conocerme al ver que tenía interés por sentarme contigo en la comida. Aprovecho desde aquí para darle las gracias a Carlos Blanco por conseguir a última hora una invitación para asisitir a este encuentro. Laura Guillot

  6. Saludos!!! Soy María Ortegón, Directora de Comunicación de Marqueze.

    Aquí estoy tomando nota de todas las cuestiones que nos propones :)

    Respecto al aforo, sin duda 200 personas es el máximo. No lo podemos hacer con más personas porque perdería el carácter familiar que aún conserva.

    En cuanto al networking agresivo: según leo has conocido a Yolanda de cibervoluntarios, a Daniel del Cuerpo Nacional de Policía, a Javier de OjoBuscador, y más…

    El hecho de haberte puesto en contacto con ellos ya es networking de por sí. Y me alegra profundamente que lo hayas hecho y hayas sacado partido de la oportunidad de hacerlo.

    Pero la peculiaridad de que cada una de estas personas corresponda a mundos tan diferentes como un miembro de las fuerzas de seguridad o la responsable de una organización de voluntariado basada en la web, no podría haberse desarrollado si nuestra jornada hubiera centrado únicamente a Bloggers, o a buscadores, o a webmasters, o a equis tipo de profesional.

    Congresos específicos donde solamente se reunen médicos, o abogados, o periodistas, los hay a patadas.

    Pero creemos sinceramente en la riqueza de la heterogeneidad que nos permite aprender de los puntos de vista de otros profesionales. Abrir miras.

    Comprendo completamente que el primer evento de networking donde te ves obligado a entablar conversación es una prueba. Pero estoy segura de que en los próximos, donde ya has tenido una primera toma de contacto, y donde te habituarás a ello, los verás de otro color.

    Te agradezco de corazón tus palabras hacia la organización :) Hemos puesto mucho esfuerzo en ello.

    Recibe un saludo muy cordial de todo el equipo Marqueze.

Deja un comentario