Tipología de blogs: el modelo de las 4 P’s

Cada vez son más los blogs que existen, y más los que vendrán: “un hombre, un blog”, que diría aquel. Y cada vez se hace más difícil distinguir el grano de la paja; como bien dicen por ahí, la popularidad no es siempre un índice de calidad, sobre todo porque la calidad depende en gran parte de lo que busque cada uno.

¿Hay alguna forma de clasificar los blogs? Yo he querido hacer, a modo de entretenimiento, un pequeño ejercicio “teórico” que no es sino la aplicación de la famosa “matriz de los consultores” a dos de las características básicas del contenido de los blogs: grado de especialización y grado de personalización.

  • Grado de personalización: en el eje de ordenadas se representa, de menor a mayor, el grado de “personalización” de un blog. Es decir, el grado de influencia que tiene las características del autor sobre el contenido del blog, bien sea a través de la selección de contenidos, el estilo de escritura, el lenguaje utilizado, la expresión de opiniones propias, el recurso a experiencias vividas o la influencia de sus experiencias y modelos mentales. Así, en su grado mínimo de personalización, un blog podría ser escrito por su autor o por cualquier otro y seguir siendo igual. En su grado máximo, el blog es tan personal e intransferible que es inimaginable que pudiera ser escrito por otra persona.
  • Grado de especialización: en el eje de abcisas se representa, de menor a mayor, el grado de especialización de un blog. Es decir, el grado de restricción temática sobre los contenidos del blog. Así, en su grado mínimo, en un blog se hablaría de “cualquier cosa” sin mayor criterio de selección temático, mientras que en su grado máximo todos los contenidos se ceñirían a un ámbito muy concreto, alcanzando un grado de profundidad notable en el mismo.

La disposición de estos dos ejes nos dejaría una matriz con cuatro cuadrantes, en los que podríamos encuadrar los distintos blogs que se acercarían, en la medida en la que evolucionen hacia los extremos de los ejes, a la siguiente tipología de blogs (las 4 P’s):

  • Prescindibles: son los blogs que no tienen ninguna especialización y en el que el impacto personal del autor es inapreciable. En el caso extremo sería el ejemplo de un blog que alguien hace a base de replicar noticias que ve en cualquier tipo de fuente, sin ningún criterio temático. Son blogs prescindibles, que no aportan nada.
  • Permutables: son los blogs que, teniendo una especialización temática, tienen un aporte personal limitado. Su valor radica en su posicionamiento como agregador de noticias de distintas fuentes sobre un mismo tema, convirtiéndose en vía de entrada para las personas interesadas en él. Pero son permutables en la medida en que cualquier otra persona puede replicar el blog con facilidad, accediendo a las mismas fuentes.
  • Personales: son aquellos blogs cuyo contenido está muy marcado por la personalidad de su autor. El hilo conductor del blog gravita siempre entorno a la persona (lo que le pasa, lo que opina, lo que piensa, lo que hace…), abordando temáticas dispares bajo ese prisma personal.
  • Premium: son aquellos blogs que, teniendo un importante aporte personal, están ceñidos a alguna temática concreta. De esta forma, se configuran como una aportación de valor intransferible ya que proporcionan visiones a los interesados en una materia que nadie más puede aportar, ya que están imbuidas de experiencias y conocimientos con un alto grado de exclusividad.

También en

Raúl Hernández González

Soy Raúl, el autor desde 2004 de este blog sobre desarrollo personal y profesional. ¿Te ha resultado interesante el artículo? Explora una selección con lo mejor que he publicado en estos años.

¡Y si te suscribes podrás seguir recibiendo más reflexiones y herramientas útiles para ti!

También en

10 comentarios en “Tipología de blogs: el modelo de las 4 P’s

  1. Pues solo te falta poner un formulario para rellenar y que te pinte un punto en donde se situa tu blog y que lo compare con blogs conocidos.

    Algo parecido a lo que había para ver la tendencia política, por ejemplo.

    Muy buena clasificación.

  2. Ahora mójate y pinta en el cuadro tus blogs favoritos!! :)

    Yo creo que lo voy a hacer para eliminar los prescindibles, esos que me sobran en mis suscripciones RSS :D

  3. Has dejado de ser anónimo, pero no dejas de ser consultor. :-)

    Me ha gustado mucho pero me uno al comentario de Joserra. Al menos, pon uno o dos ejemplos por categoría.

  4. Una entrada muy muy acertada. Me gusta mucho esa clasificación y pienso que puede ser una herramienta a utilizar en adelante. Enhorabuena por el post. Yo en el poco tiempo que llevo escribiendo todavía estoy buscando mi posicionamiento aunque si duda el toque personal o el análisis crítico de las noticias me parece imprescindible.
    Saludos

  5. Me uno a la petición pública de sangre (ejemplos, ejemplos…). Por cierto, en vez de “prescindibles” me gustaría apoyar la candidatura para que se denominen “petardos”… ;-)

  6. interesante propuesta, pero para calcular si un blog es prescindible o permutable, sacamos un promedio entre todos y vemos la media? y de hay sacamos esa linea punteada que hace la gran division?.

  7. Te sugiero otros nombres con P:

    Prescindibles-Pantemáticos (no creo que sean realmente prescindibles)

    Permutables-Previsibles (en el fondo les caracteriza su temática)

    Personales (de acuerdo con el nombre)
    Premium-Particular(como el patio de mi casa)

  8. En principio está bastante bien, ahora el problema sería cuantificar esas variables de forma objetiva para que lo que propones tenga algún valor científico

    De todas formas está bien pensado y es interesante.

    Salud!

Deja un comentario